27 de marzo de 2020 13:42 PM
Imprimir

Persistencia del COVID-19 en diferentes materiales: Implicaciones prácticas

Persistencia del COVID-19 en diferentes materiales: Implicaciones prácticas

Comentario

La bioseguridad en las granjas es clave para prevenir la entrada de nuevos patógenos y prevenir enfermedades porcinas. Las enfermedades porcinas reducen en general la rentabilidad de la granja y esta es la razón principal por la que queremos mantenerlas fuera de nuestras instalaciones. Pero las enfermedades humanas también pueden ser devastadoras para la rentabilidad de la granja, especialmente cuando son contagiosas. Este es el caso de la infección por SARS-CoV-2 en humanos (Covid-19). El Covid-19 puede poner en riesgo a los equipos humanos de nuestras granjas. Este estudio sobre la persistencia del coronavirus en diferentes materiales y en aerosoles puede ayudarnos a implementar medidas en las granjas para reducir el riesgo de infección del personal. En base al conocimiento que tenemos hoy, podemos dividir las medidas en dos tipos: medidas de bioseguridad internas y externas.

Bioseguridad externa

La regla básica en estas circunstancias es evitar la entrada de visitantes en la granja a menos que sean esenciales para mantener su funcionamiento normal. Si los visitantes tienen que entrar en la granja, el estándar mínimo de bioseguridad debe ser:

  • Dejar los zapatos fuera de los vestuarios.
  • Quitarse la ropa que se usa en el exterior de la granja.
  • Lavarse las manos con jabón durante al menos 20 segundos y desinfectarlas después.
  • Proporcionar monos de trabajo, botas y máscara protectora. La máscara protectora evitará que los aerosoles producidos por un posible visitante asintomático infecten a otros trabajadores en la granja. Una máscara FFP1 (máscara con filtración de aerosol) sería suficiente para contener los posibles aerosoles infectados dentro de la máscara, evitando la contaminación de otras personas o material de granja que luego podrían actuar como fómites. La máscara debe descartarse una vez que el visitante haya abandonado la granja.

Pero una granja también necesita introducir materiales tales como dosis de semen, medicamentos, crotales, etc que alguien tiene que llevar a las instalaciones. Esos materiales pueden estar contaminados por aerosoles infectados y deben considerarse como posibles fuentes de infección. Aquí describiremos algunos procedimientos fáciles de aplicar que pueden ayudar a reducir el riesgo.

  • Una nevera accesible desde el exterior del vallado perimetral, que permitirá a los repartidores entregar dosis de semen sin entrar en contacto con nadie en la granja. Pedirle a las diferentes compañías de suministro de semen que entreguen las dosis de semen dentro de dos bolsas de plástico, lo que permite retirar el contenido y tirar la bolsa exterior cuando se recogen las dosis de semen de la nevera de recepción (recuerde: el SARS-CoV-2 puede ser viable en plástico hasta 72 horas, dependiendo de las condiciones ambientales). El asa de la nevera de almacenamiento y su interior deben desinfectarse cada vez que se recogen las dosis. El personal de la granja debe usar guantes desechables durante este proceso o desinfectar las manos después. De esta manera, las dosis de semen se pueden introducir de forma segura en la nevera de almacenamiento de la granja.
  • Habilitar una sala de recepción y cuarentena donde se puedan recibir los materiales entregados en la granja para desinfectarlos antes de su introducción o, si no es posible, dejarlos en cuarentena durante al menos 2 días. La mayor parte del material se entrega a las granjas dentro de cajas de cartón. Hemos visto en este estudio que el virus puede permanecer viable durante varias horas en cartón y estudios previos de permanencia de virus SARS-CoV en papel hablan de hasta 5 días, por lo tanto, una cuarentena de dos días será aconsejable para reducir el riesgo. Pero, sería aún mejor si el material se saca de las cajas de cartón y las cajas se desechan, sin introducirlas en la instalación. Idealmente, la sala para recepción y cuarentena del material debe dividirse en dos áreas (limpia y sucia) separadas por un mostrador o estantería. Si no se ha realizado la desinfección, las superficies del mostrador o las estanterías deben desinfectarse después de retirar el material.
  • El virus puede permanecer en el papel durante algunas horas, por lo tanto, si deben firmarse documentos del exterior en la ventana de comunicación, se recomienda el uso de guantes protectores. Si esto no es posible, las manos deben desinfectarse después. Las soluciones concentradas de alcohol (> 70%) serán efectivas.
  • En caso de que se tengan que introducir materiales grandes (jaulas de cerdas, materiales de construcción, ventiladores, etc.), se habilitará una superficie cerca de la valla perimetral, que podría desinfectarse, donde donde dejar el material durante varios días en cuarentena (4-5 días) lo que también reducen el riesgo de introducción de virus. La duración de la cuarentena puede reducirse si el material puede desinfectarse.

Bioseguridad interna

No todas las personas infectadas por SARS-CoV-2 desarrollan signos clínicos; una gran proporción de personas infectadas son asintomáticas. Un trabajador de granja infectado y que no muestre síntomas puede eliminar el virus a través de aerosoles e infectar a otras personas o contaminar materiales. Las siguientes medidas tienen como objetivo reducir el riesgo de contagio entre los trabajadores.

  • Establecimiento de grupos de trabajadores por área o ubicación en la granja. Los grupos deben organizarse de tal manera que no haya contacto entre ellos y se puedan establecer separaciones físicas.
  • Si es posible, deben suministrarse máscaras de FFP1 a los trabajadores, ya que esto reducirá el riesgo de propagación de aerosoles.
  • Escalone las entradas y salidas de los turnos de trabajo para reducir el contacto entre los trabajadores.
  • No comparta vasos ni cubiertos. Límpielos con agua caliente y jabón después de cada uso. Lo ideal es limpiarlos en un lavavajillas.
  • Organice turnos par el uso de las áreas comunes. Limpie y desinfecte el suelo después de cada uso. Una solución de lejía 1:50 (20 ml de lejía: 1 litro de agua) proporciona una desinfección buena y barata contra el coronavirus. La solución de lejía también se puede usar para desinfectar superficies que se tocan con frecuencia: mesas y sillas, escritorios, mesas de trabajo, pomos de las puertas, cuartos de baño, grifos de agua, etc. Recuerde que las mascarillas se quitarán cuando las personas beban o coman, por lo tanto, las áreas comunes tienen mayor riesgo de quedar contaminadas si hay un trabajador positivo de Covid-19.
Resumen del artículo comentado
Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. Letter published on March 17, 2020, at NEJM.org by Dr. van Doremalen, Mr. Bushmaker, and Mr. Morris. DOI: 10.1056/NEJMc2004973Este estudio analizó la estabilidad en aerosoles y superficies del SARS-CoV-2 y lo comparó con el SARS-CoV-1, el coronavirus humano más estrechamente relacionado.Los datos consistieron en 10 experimentos con los dos virus (SARS-CoV-2 y SARS-CoV-1) en cinco ambientes (aerosol, plástico, acero inoxidable, cobre y cartón) mantenidos a 21-23°C y 65% de humedad relativa.Estabilidad en aerosol: el SARS-CoV-2 permaneció viable en aerosoles durante la duración del experimento (3 horas) con una reducción en el título infeccioso de 103,5 a 102,7 TCID50/L.Persistencia del Coronavirus en materiales
Pudo detectarse virus SARS-CoV-2 viable hasta 72 horas después de la aplicación en diferentes superficies, aunque el título del virus se redujo considerablemente. La tasa de supervivencia del virus está muy influenciada por la temperatura, la humedad y la cantidad de virus.Plástico: SARS-CoV-2 permaneció viable en plástico después de 72 horas (de 103,7 a 100,6 TCID50/mL)Acero: el SARS-CoV-2 permaneció viable en acero inoxidable después de 72 horas (de 103,7 a 100,6 TCID50 / mL) con una estimación de la vida media de aproximadamente 5,6 horas.Cartón: el SARS-CoV-2, tras 24 horas, no era viable en cartón pero los resultados deben tomarse con cuidado por su variabilidad.El título de virus viable en aerosol se expresa en TCID50 por litro de aire. Los virus se aplicaron a cobre, cartón, acero inoxidable y plástico mantenidos a una temperatura de 21 – 23 °C y 40% de humedad relativa durante 7 días. El título de virus viable se expresa como TCID50 por mililitro de medio de recolección. Todas las muestras se cuantificaron por valoración de punto final en células Vero E6. Los gráficos muestran las medias y los errores estándar (barras) en tres réplicas. El estudio encontró que la estabilidad del SARS-CoV-2 era similar a la del SARS-CoV-1 en las circunstancias experimentales probadas. Los resultados indican que la transmisión de SARS-CoV-2 en aerosol y fómites es plausible, ya que el virus puede permanecer viable e infeccioso en aerosoles durante horas y en superficies hasta días (dependiendo de la cantidad de inóculo excretado). Estos hallazgos hacen eco de aquellos con SARS-CoV-1, en el que estas formas de transmisión se asociaron con eventos de propagación nosocomial y superdifusión, y proporcionan información para los esfuerzos de mitigación de la pandemia.
Fuente: 3tres3

Publicidad