29 de marzo de 2020 01:42 AM
Imprimir

Paraguay : Stock de novillos suma fuerte caída: “Una mala señal para un país productor de carne”

CompartiremailFacebookTwitterEl resultado de la vacunación dejó señales muy alentadoras, como la mayor producción de terneros y un incremento en el rodeo de vacas. Pero también otras de mucha preocupación que son desafiantes a futuro y alertó a las autoridades, como es la brusca caída del stock de novillos. Dentro del hato de machos, los toros aumentaron 26.950 cabezas, […]

El resultado de la vacunación dejó señales muy alentadoras, como la mayor producción de terneros y un incremento en el rodeo de vacas. Pero también otras de mucha preocupación que son desafiantes a futuro y alertó a las autoridades, como es la brusca caída del stock de novillos.

Dentro del hato de machos, los toros aumentaron 26.950 cabezas, de 1.297.239 animales en 2019 a 1.324.189 en 2020. Sin embargo, los novillos bajaron en 82.252 reses, de 909.046 a 826.794 reses. Claramente son datos que no pasan desapercibidos, más aún si se contempla que entre 2018 y 2019 el stock de novillos ya había descendido en aproximadamente 85.000 cabezas.

No es una buena señal para ser un país productor de carne”, destacó a Valor Agro José Carlos Martin, presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). Y agregó: “Los ganaderos están dejando de producir novillos y se están dedicando más a la producción de toros, si seguimos con estos números nos vamos a quedar con un rodeo muy acotado de novillos”.

Es de orden que el Senacsa alarme sobre la caída porque “estamos atentando contra la producción de carne de calidad”, dijo Martin y destacó: “Más que nunca hay que llamar a la unidad entre el sector productivo e industrial para reflexionar y tomar medidas importantes dentro de un marco normativo, que podría ser el Instituto Paraguayo de la Carne”.

El Presidente del Senacsa explicó que la disminución de los novillos y el aumento de los toros responde a la “no diferenciación entre producir un animal entero y uno castrado”. Es claro que “el toro tiene una mejor performance en los campos por la presencia de testosterona, pero la carne pierde sabor, color y textura, a diferencia del novillo”. Y subrayó: “En los mejores mercados del mundo en la compra de carne bovina se habla de la producción de machos castrados”.

Consultado por Valor Agro, el directivo de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Pedro Galli, dijo que el ganadero está optando por producir toros porque resulta “más eficiente” y “no hay diferencias” entre el precio que paga la industria. Para que la producción de machos cambie, “es necesaria la obligatoriedad en la castración para la exportación o que haya una compensación de los frigoríficos”.

Desde la industria frigorífica, el presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC), Korni Pauls, entrevistado por Valor Agro, coincidió en que “el ganadero produce machos enteros porque económicamente es mejor negocio, aunque la calidad de la carne es menor a la del novillo”.

Afirmó que prácticamente “no hay diferencias de precios” entre una categoría de machos y la otra, pero aseguró que en el corto plazo, uno a dos años, la industria comenzará a premiar la calidad de carne, lo que impulsaría al ganadero a producir más novillos.

Pauls dijo que se está trabajando en la trazabilidad, tipificación y calificación de los alimentos, “a partir de ahí se podrá hacer esa calificación y hacer la diferenciación de valores”. Y cerró: “Queda claro que para el mercado exterior producimos un producto inferior a nuestros vecinos, en especial a Argentina y Uruguay, que tienen una faena de machos castrados”.

Fuente: Valor Agro.

Fuente:

Publicidad