1 de abril de 2020 20:01 PM
Imprimir

Desde Bruselas: apoyo al sector agroalimentario de la UE durante la pandemia

CompartiremailFacebookTwitterA pesar de la aparición del COVID-19 dentro de nuestras fronteras, o quizás por ello, la industria agroalimentaria europea está trabajando más que nunca para proporcionar alimentos seguros y de alta calidad a sus conciudadanos. No obstante, agricultores y productores enfrentan dificultades y una presión creciente dadas las circunstancias. La Comisión Europea sigue de cerca todos los mercados agrícolas y el comercio […]

A pesar de la aparición del COVID-19 dentro de nuestras fronteras, o quizás por ello, la industria agroalimentaria europea está trabajando más que nunca para proporcionar alimentos seguros y de alta calidad a sus conciudadanos. No obstante, agricultores y productores enfrentan dificultades y una presión creciente dadas las circunstancias.

La Comisión Europea sigue de cerca todos los mercados agrícolas y el comercio de productos alimenticios, y los observatorios del mercado de la UE se actualizan periódicamente. El comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, presentó en videoconferencia hace unos días la visión general de la situación a los ministros de Agricultura de los países miembros. En la reunión telemática, Wojciechowski agradeció a los agricultores y productores por su continuo trabajo a pesar de las dificultades, y se comprometió, en nombre del ejecutivo comunitario, a seguir garantizando la seguridad y la calidad alimentaria.

Desde el inicio de la crisis, la Comisión adoptó varias medidas para apoyar al sector agroalimentario. Así, la fecha límite para solicitar el cobro de las subvenciones de la PAC se prolonga un mes, del 15 de mayo al 15 de junio; esta prórroga ya se ha comunicado a Italia y pronto se extenderá a todos los países.

También aumentará la ayuda estatal: los agricultores podrán beneficiarse de una ayuda máxima de 100.000 euros por granja y las empresas de procesamiento y comercialización de alimentos podrán obtener hasta 800.000. Esta cantidad puede completarse con ayuda de minimis, un tipo de ayuda nacional específica para el sector agrícola que puede concederse sin la aprobación previa de la Comisión. Recientemente, el límite máximo de esta ayuda se incrementó a 20.000 euros, e incluso 25.000 en casos específicos. Esto significa que el apoyo nacional total que puede otorgarse por granja a puede sumar 120.000 o 125.000 euros.

Finalmente, la Comisión se está coordinando estrechamente con los Estados miembros para garantizar un mercado único de bienes que funcione mediante la creación de “carriles verdes”. Estos carriles, basados en puntos fronterizos clave, tendrán controles de cruce fronterizos que no superarán los 15 minutos. Ahora se concede el paso para todos los bienes, incluidos los productos agroalimentarios.

Freshfel demanda soluciones concretas para garantizar la seguridad alimentaria

Por su parte, Freshfel Europe, la Asociación Europea de Productos Frescos, apela a los ministros de Agricultura a convertir los debates sobre el libre comercio de bienes y trabajadores en soluciones concretas para garantizar la seguridad alimentaria en Europa.

Freshfel apoya el consenso entre los Estados miembros para garantizar la integridad del mercado único, pero para traducir este consenso en práctica, es necesario que los gobiernos estatales pongan en marcha los controles en los “carriles verdes” asegurando que estos no duren más de 15 minutos para que los productos frescos perecederos puedan cruzar rápidamente las fronteras internas.

En cuanto a los trabajadores temporeros, Freshfel Europe insta a los Estados comunitarios a tomar medidas inmediatas y coherentes para garantizar la disponibilidad de trabajadores profesionales para las próximas cosechas. Hay una necesidad urgente de trabajadores para muchos productos vegetales, así como para otros muy demandados, como espárragos y fresas. La temporada de las frutas también está comenzando, por lo que desde Freshfel piden que se resuelva cuanto antes esta cuestión.

El tránsito de trabajadores temporeros entre países debe ir acompañado, dicen, de la revisión médica de todas estas personas, que tendría que estar armonizada en toda Europa. Además, los Estados miembros deberían garantizar un transporte, trabajo y alojamiento seguros a estos trabajadores.

Freshfel Europe también ha subrayado el trabajo que la Comisión ha hecho hasta ahora para garantizar el suministro de productos frescos a los ciudadanos de la UE, y pide que cualquier medida nueva se lleve a cabo con un enfoque paneuropeo.

Publicidad