2 de abril de 2020 01:20 AM
Imprimir

España : Vuelve con fuerza la exportación a China mientras se hunde a Estados Unidos

Se reactivan el sacrificio de cerdo blanco para el gigante asiático y los envíos de embutidos, mientras que en España y Estados Unidos la demanda es de loncheado

China ha vuelto con fuerza a importar productos de cerdo de España y si bien no había interrumpido la recepción de carne durante el cierre que decretó como consecuencia del coronavirus, ahora de nuevo reclama sobre todo embutidos porque los establecimientos de restauración empiezan a volver a la normalidad y existe demanda por parte de las clases altas.

Embutidos Fermín , que fue la primera empresa española en enviar jamón a China a finales del año pasado, ha vuelto a mandar embutidos entero y loncheados de lomo, salchichón y chorizo después de que antes de que finalizara el año la demanda de estos productos por parte de China se hubiera paralizado. En el gigante asiático tiene dispuestos para su venta piezas de jamón con hueso que llegó por vía marítima en plena crisis y que, después de estar retenido sin descargar, en este tiempo apenas se ha podido poner a la venta. Junto a este hizo dos envíos aéreos de jamón que llegaron antes y se vendieron bien. Santiago Martín, gerente de esta empresa, confía en que pueda introducirse con éxito en China este producto aunque mantiene que son los embutidos los que priman porque se ha recuperado el nivel de demanda previo a la crisis.

Además, también se ha reactivado el sacrificio de porcino blanco para China y hay varios mataderos de Salamanca que una vez finalizada la campaña de bellota han vuelto a intensificar los envíos de esta carne tan demandada. Uno de ellos es también el de Embutidos Fermín.

El renacer de la exportación a China contrasta, sin embargo, con las dificultades que tienen las empresas salmantinas ahora para llevar sus productos a otros países que, al revés de lo que ocurre con el gigante asiático, empiezan a sufrir los efectos devastadores del coronavirus. Es el caso de Estados Unidos, pero también de otros países receptores de productos ibéricos españoles. En ellos, como ocurre en España, se frena la demanda de piezas grandes y aumenta la del loncheado, cuyo consumo, igual que en el mercado interior, ha aumentado por su masiva venta en superficies comerciales para el periodo de cuarentena. Eso hace que empresas dedicadas al loncheado estén ahora mismo a tope, igual que mataderos para la puesta en circulación de carne, pero que empresas tradicionales orientadas a la hostelería, que son mayoría en Guijuelo, estén atravesando dificultades.

En Estados Unidos ha bajado la venta de piezas grandes y se ha aumentado la online de embutidos y lomos de formato pequeño. Al igual que en España, el jamón curado y de calidad es el que más sufre en esta crisis.

Publicidad