2 de abril de 2020 22:11 PM
Imprimir

Rabobank describe las principales preocupaciones en el sector mundial de productos frescos derivadas del Coronavirus

CompartiremailFacebookTwitterEl Covid-19 se ha extendido rápidamente por todo el mundo, y en este marco Rabobank realizó análisis de su impacto, destacando que las medidas para evitar una mayor propagación del virus están afectando a la industria mundial de productos frescos en materias como la demanda, la disponibilidad de mano de obra, la logística y el […]

El Covid-19 se ha extendido rápidamente por todo el mundo, y en este marco Rabobank realizó análisis de su impacto, destacando que las medidas para evitar una mayor propagación del virus están afectando a la industria mundial de productos frescos en materias como la demanda, la disponibilidad de mano de obra, la logística y el estado general de la economía. “Pero los efectos potenciales diferirán de un día a otro y de una compañía a otra”, aseveró al entidad en el documento.Impacto económico a más largo plazoLas  medidas que se han implementado para frenar la propagación del coronavirus, como el cierre de restaurantes y la cancelación de eventos, han tenido un gran impacto en las economías de todo el mundo. Es por ello que RaboResearch Economic Research pronostica un crecimiento del PIB mundial para 2020 del 0,7%, en comparación con el 2,9% en un escenario sin Covid-19 (ver Figura 1). En el caso de las empresas de productos frescos, los efectos se reducirán principalmente a cambios en el gasto del consumidor, la disponibilidad de mano de obra, la logística y el comercio.

LOS CONSUMIDORES ESTÁN REACCIONANDO:1.- Ventas minoristas más fuertesLa demanda del FoodService para productos frescos prácticamente se ha detenido en Europa, América del Norte y Nueva Zelanda y se está desacelerando rápidamente en Australia. Pero se espera que los volúmenes de ventas totales de productos frescos se mantengan en los niveles previos al Coronavirus o incluso aumenten, ya que las comidas en el hogar incluyen una mayor proporción de frutas y verduras en comparación con las comidas fuera del hogar.Rabobank precisa que a mediados de marzo de 2020, las ventas minoristas de productos frescos aumentaron más del 30% interanual en EEUU;  mientras que las ventas de frutas y verduras congeladas aumentaron más del 100% interanual porque el acaparamiento y la alimentación en el hogar se han vuelto más frecuentes.El “halo de salud”  asociado a  los productos frescos podría ser un factor de demanda positivo que termine durando más allá del brote de Covid-19. Además, las ventas en línea y el negocio de entrega de alimentos han aumentado significativamente, según los datos de Nielsen. En China, las ventas de productos frescos a través de las plataformas en línea MissFresh, Dada-JD Daojia, Dingdong y Freshippo crecieron un 300%, 374%, 220% y 330% interanual, respectivamente, durante el período de emergencia del virus. “Probablemente esto tendrá un impacto en el comportamiento de compra más allá de la crisis del coronavirus”, aseveró Rabobank.2.-Altas pérdidas en el FoodService para productos y empresas específicasLas empresas del FoodService se han visto gravemente afectadas por los cierres por cuarentena.  Muchos de ellos no pueden cambiar fácilmente a otros clientes, ya que éstos tienen requisitos diferentes. La participación de las ventas del FoodService en las ventas totales de productos frescos varía ampliamente entre los países.  En Europa se estima en aproximadamente el 20% y en Australia y Nueva Zelanda en aproximadamente el 25%.Asimismo Rabobank destaca que no todas las ventas perdidas del  FoodService se están trasladando al comercio minorista de alimentos. Los artículos específicos que dependen en gran medida del FoodService son lechugas, hierbas frescas, espárragos y grosellas rojas. Un sector joven específico que podría verse afectado por esto es la agricultura vertical, ya que muchas de estas granjas están muy expuestas a los clientes locales del FoodService. Obligados por estas difíciles circunstancias del mercado, los productores están buscando canales de venta alternativos, como la entrega de cajas de verduras o la venta directa desde la granja a la casa.3.-La demanda del sector floral se ha derrumbadoPara los productos florales, la demanda se ha derrumbado en muchos países, ya que estas ventas dependen en gran medida de las ocasiones y los eventos, y (más que de los alimentos) dependen de las ventas en tiendas especializadas, como floristerías y centros de jardinería.4.-Logística: Las incertidumbres permanecen altasLas empresas de productos frescos que venden en el extranjero tienen que lidiar con los desafíos causados ​​por cierres de fronteras, cierres de puertos, cancelaciones de vuelos y otros problemas. Cada vez son más, los países en el todo el mundo que han cerrado sus fronteras, aunque no para el transporte de productos esenciales, incluidos los productos frescos. En algunas fronteras, los trámites retrasarán los tiempos de transporte, lo que generará costos adicionales. La repentina alta demanda minorista en algunos países también ha resultado en mayores costos de transporte.La incertidumbre sobre la situación y los posibles nuevos desafíos que están surgiendo están afectando al mercado. Por ejemplo, justo después del brote de Covid-19 en China, se informó de una escasez de contenedores marítimos, pero esta situación ha mejorado en el transcurso de marzo. Todavía son problemáticas las interrupciones del vuelo que han resultado en problemas para algunos artículos específicos que se transportan en los aviones de pasajeros, como frutas frescas exóticas premium y flores cortadas.Rabobak destaca también que  los precios de los productos comercializados a nivel mundial, como las frutas tropicales, son extremadamente volátiles desde el brote de Covid-19. Los cambios en los tipos de cambio también afectarán potencialmente los flujos comerciales.“Como la recesión global es ahora más inminente, el dinero se está acumulando en monedas de refugio seguro, como el dólar estadounidense. Esto afectará negativamente la demanda de exportación para los Estados Unidos, pero impactará positivamente la demanda de exportación para los países que son exportadores netos de alimentos, como Nueva Zelanda”, destaca el informe.

4.-Los problemas laborales son un factor de riesgo importante

Una preocupación clave en los productos frescos mundiales es la seguridad y la disponibilidad de los empleados, tanto en las granjas como en el embalaje y la distribución. Los productores y empacadores tienen que lidiar con costos adicionales para el reclutamiento y también para medidas relacionadas con el distanciamiento social requerido, como turnos de trabajo adicionales, limpieza, entre otros.

Australia y Nueva Zelanda dependen en gran medida de las personas de la región del Pacífico y de los mochileros para cosechar y empacar productos frescos. En Europa, los productores dependen casi por completo de trabajadores inmigrantes de países dentro y fuera de la Unión Europea.

Una posible solución a la escasez de mano de obra es reclutar estudiantes o personas de otros sectores, como el turismo y hotelería, que están desempleados debido a la crisis de Covid-19. En Europa, los productores están tratando de organizar colectivamente vuelos chárter para trabajadores rumanos que eluden los controles fronterizos.

5.-Lecciones aprendidas hasta ahora

Rabobank indica que en una situación tan rápidamente cambiante, es difícil prever cómo evolucionarán las cosas a mediano y largo plazo. El impacto de la crisis de Covid-19 en una empresa estará determinado por el tipo de producto, clientes, países de destino y canales de suministro (ver Figura 2).

Las compañías que dependen de los mercados internacionales de mano de obra y exportación generalmente están en mayor riesgo en comparación con las compañías que suministran productos básicos de productos frescos a los mercados cercanos. Las empresas deben reaccionar rápidamente a la situación actual reduciendo los costos variables, decidiendo qué actividades continuar (o descontinuar), buscando nuevas oportunidades de mercado, entre otros.

A largo plazo, todavía esperamos ver los efectos de esta crisis. Las ventas de artículos de lujo, como algunas frutas exóticas, flores cortadas, productos preparados de alto valor y ciertas bayas, podrían verse afectadas incluso después de que termine la alerta de pandemia. Sin embargo, el sabor, la conveniencia y la salubridad seguirán siendo impulsores fuertes y positivos de la demanda de muchos de estos productos. Un estilo de alimentación saludable puede ser aún más importante debido a esto, beneficiando a la industria general de frutas y verduras frescas.

Fuente: SimFruit

Publicidad