2 de abril de 2020 22:17 PM
Imprimir

Canola biotecnológica alta en omega 3 revolucionará la alimentación acuícola haciéndola más sostenible

Desarrollada mediante transgenia, permitiría reemplazar la utilización de aceite de pescado para la alimentación de la salmonicultura, lo que se estima tendrá un positivo impacto medioambiental.

La canola mejorada genéticamente que produce un alto contenido de omega-3 pronto comenzará a estar disponible en los mercados. El desarrollo, que estará disponible en versiones para nutrición humana y animal, se espera genere un impacto positivo, especialmente en el sector acuícola y su sostenibilidad. El aceite de canola rica en omega-3 tendrá el potencial de reemplazar a la harina de pescado en la nutrición de los cultivos de salmones, entre otras especies claves.

En un nuevo avance en las etapas que se está siguiendo para su comercialización, Nuseed, la empresa desarrolladora y subsidiaria de la empresa australiana Nufarm, ha encargado a ADM que procese la canola genéticamente modificada rica en DHA, uno de los omega-3 de cadena larga más importantes para el desarrollo y la salud de los peces y los humanos.

Desarrollada en colaboración con la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO) y la Corporación de Investigación y Desarrollo de Granos (GRDC), esta canola transgénica contiene genes de distintas microalgas que permiten la producción del DHA. Su uso y consumo ya fue aprobado por el USDA de Estados Unidos en 2018 y tambien por la autoridad australiana. Se anticipa que una hectárea de la canola tiene el potencial para proporcionar el mismo rendimiento de omega-3 que 10 toneladas de pescado capturado en su hábitat natural. De esta manera este desarrollo disminuiría la presión sobre los peces y el medio ambiente marino. La primera cosecha comercial por parte de los productores por contrato de Montana y Dakota del Norte se anticipa para el segundo trimestre de 2020.

Los productos finales tendrán la marca Aquaterra, para el sector de alimentos acuícolas, o Nutriterra, que está diseñada para la industria de la salud humana.

“La industria de la acuicultura, que consume más de 500.000 toneladas de aceite de pescado por año, está entusiasmada con Aquaterra como una alternativa sostenible”, dice Benita Boettner, gerente general global de omega-3 de Nuseed. “El segmento de nutrición humana también es un mercado de alto valor para nuestro aceite rico en DHA y estamos viendo un gran interés en Nutriterra por parte de clientes potenciales.

En Chile, el doctor en Ciencias Biológicas y director ejecutivo de ChileBio, Miguel Ángel Sánchez, valora esta iniciativa: “En los últimos 23 años, el mejoramiento genético vegetal y específicamente la transgenia han sido herramientas muy potentes para solucionar aspectos de la agricultura como el combate de las malezas y de los insectos plaga. Ahora, se está pasando a una nueva etapa, en la que la ciencia se está enfocando en poner estas herramientas también al servicio del medio ambiente como de la nutrición humana y animal, logrando actividades productivas más sostenibles”.

El especialista explica que “los ácidos grasos omega 3 sirven para reducir el colesterol y también para reducir los triglicéridos, aportando a la salud del corazón.  Incorporar pescado azul regularmente en la alimentación es una manera de obtener estos nutrientes y aprovechar estos beneficios, sin embargo ya que muchos de nosotros no satisfacemos nuestras necesidades de omega-3 sólo con el consumo regular de pescado, la complementación con aceite de canola rica en omega-3 será una opción que merece la pena considerar.

Sánchez resalta que dado que Chile es un país productor de alimentos, donde el sector acuícola es relevante, hay que estar atentos a estos desarrollos, sin prejuicios, tal como está ocurriendo en otros países.

Publicidad