4 de abril de 2020 10:00 AM
Imprimir

Carne: el comercio en plena pandemia

CompartiremailFacebookTwitterLa pandemia de coronavirus está provocando cambios en la industria frigorífica nacional. Según informa Luis Miguel Bameule, expresidente de Quickfood y productor agropecuario, “se desplomaron las ventas de cortes rump and loin Hilton y no Hilton, porque Europa está paralizada y porque estos cortes se sirven en restaurantes hoy cerrados o sin comensales”. Más adelante, por esa […]

La pandemia de coronavirus está provocando cambios en la industria frigorífica nacional. Según informa Luis Miguel Bameule, expresidente de Quickfood y productor agropecuario, “se desplomaron las ventas de cortes rump and loin Hilton y no Hilton, porque Europa está paralizada y porque estos cortes se sirven en restaurantes hoy cerrados o sin comensales”. Más adelante, por esa razón, se deberá postergar el vencimiento de la cuota, previsto para junio próximo.

“Por el contrario, la buena noticia es que China está volviendo al mercado con volúmenes crecientes y precios atractivos, aunque menores a los picos de 2019”, agrega.

Mientras tanto, la demanda del mercado interno está firme, pero cambió: se redujeron las compras de asado y de productos parrilleros y hay más consumo de cortes para cocinar en la casa: milanesas, peceto y bifes, entre otros.

Menudencias

El escenario descripto determina que “la demanda de los matarifes y de los frigoríficos se oriente más hacia la hacienda liviana para consumo interno y hacia la vaca gorda, que al novillo pesado para exportación”, observa Bameule.

Mientras tanto, los frigoríficos, además de enfrentar el problema del no retiro de los cueros, tienen inconvenientes para ubicar las menudencias, un producto muy demandado por las parrillas, hoy cerradas.

Simultáneamente, en los últimos días se abrió una discusión en torno de los precios de la carne al público. Frente a las incipientes medidas de control instrumentadas por el Gobierno, Bameule afirma que el aumento de precios al mostrador ha sido leve y que “no se justifica ninguna medida adicional de intervención en el mercado, que agravaría los problemas de abastecimiento y de precios, como se ha visto reiteradas veces en el pasado”.

Por: Carlos Marin Moreno

Fuente: La Nacion

Publicidad