4 de abril de 2020 22:25 PM
Imprimir

Precauciones extra a la hora de trabajar con animales

Vehículos y materiales para traslado deben desinfectarse con alcohol o lavandina.

Un grupo exceptuado de la cuarentena decretada por el Gobierno para minimizar el contagio del covid-19 tiene que ver con los afectados a tareas y servicios declarados esenciales en la emergencia. Entre estos, la actividad agropecuaria. Pero para que se haga sin riesgo resulta clave que el personal involucrado cumpla con las recomendaciones para evitar el contagio.

Si bien no se dispone de evidencia científica para identificar el origen del covid-19 o para explicar la vía de transmisión original de una fuente animal al hombre, igualmente se sugiere cautela. Debido a esto, Silvina Saldaño, de la Agencia de Extensión Rural Simoca del INTA, brindó unas recomendaciones.

“A nivel predial, en cuestión de contacto y de cuidado de los animales, siempre se deben seguir medidas básicas de higiene. Se debe usar mamelucos o vestimenta especial. Y cuando se entre a la casa o se elaboren productos se deben cambiar la ropa”, indicó.

Además, aconsejó que antes y después de estar con animales -o de manipular a estos, su comida o materiales- el personal debe lavarse las manos. “Durante el ordeñe hay que extremar la limpieza de las manos, frecuentemente”, dijo. Indicó también que se debe evitar el contacto entre personas -besos, abrazos, saludos de mano- y compartir comidas y bebidas. “Se debe mantener una distancia mínima de 1,5 m entre personas, y limpiar y desinfectar instalaciones, pisos, superficies y equipos”, señaló.

Considerando que la Organización Internacional para la Salud Animal declaró que los animales de compañía -perros, gatos- no transmiten covid-19, en los perros cabreros u otros se debe mantener el esquema sanitario y alimenticio.

Respecto de las visitas a mercados de animales vivos o de productos animales, se deben tomar los siguientes recaudos: lavarse regularmente las manos con agua potable y jabón después de tocar animales o productos; evitar tocarse la cara con las manos; evitar el contacto con animales enfermos o con productos animales estropeados, y evitar, estrictamente, todo contacto con animales que pudieran vivir en el mercado -perros y gatos callejeros, roedores, aves o murciélagos-.

En cuanto a las buenas prácticas en materia de seguridad de los alimentos, la carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con precaución para evitar una posible contaminación trasversal con alimentos crudos. La carne procedente de animales sanos, que se prepara y se sirve de acuerdo con los principios de buena higiene y seguridad alimentaria, sigue siendo apta para el consumo.

Sobre la comercialización en puerta de finca, además de lo mencionado anteriormente, se deberá proteger los alimentos (quesos, dulce, etcétera), en lugares sanitariamente adecuados, a los cuales sólo deberá acceder personal responsable. Es decir, no todos los integrantes de la familia podrán comercializar los productos.

Ante el traslado

En los casos de transporte de productos hacia un lugar diferente para la comercialización, se deberá considerar el lugar donde se coloquen los productos: cajas o envasadoras deberán ser desinfectados previamente, con solución de alcohol al 70% o con lavandina en las concentraciones recomendadas. En caso de utilizar autos, motos o bicicletas, deberán lavarse y desinfectarse previamente. El personal mayor de 60 años -grupo de riesgo-, no debe exponerse ni realizar el trabajo en contacto con externos. En todos los casos, a quien manifieste síntomas se lo retirará de su tarea y se informará inmediatamente a las autoridades sanitarias.

Fuente: La Gaceta

Publicidad