5 de abril de 2020 21:05 PM
Imprimir

Nueva Zelanda: sacrifican cerdos por coronavirus

Un informe indica que debido al coronavirus, el sector porcino de Nueva Zelanda no podrá comercializar sus productos por considerarlos no esenciales ante la emergencia.

Las autoridades del Ministerio de Agricultura de Nueva Zelanda indicaron que debido a que el sector porcino fue considerado no esencial, se sacrificará a sus cerdos. Esta decisión por parte del gobierno, podría poner en peligro al sector.

Asimismo, Damien O’Connor, Ministro de Agricultura de Nueva Zelanda, indicó que los cerdos al no ser vendidos al por mayor, estos animales podrían ser sacrificados. Debido a la emergencia nacional, cientos de establecimientos de venta de carne de cerdo están cerrados por lo que cuidar a estos animales sería demasiado caro.

Nueva Zelanda: sacrifican cerdos por coronavirus
Nueva Zelanda: sacrifican cerdos por coronavirus

Por su parte, el presidente ejecutivo de NZ PORK, David Baines, señaló que la decisión del gobierno podría resultar para el sector porcino no tener un lugar para albergar a sus cerdos. Se estima que hay un aproximado de cinco mil cerdos excedentes en las granjas por semana. Esto llevaría a una seria escasez de este animal

Adicionalmente, Baines explicó que tras demandas del sector porcino, ahora a los carniceros se les permitirá procesar la carne de porcino. Sin embargo, este sería solo para el suministro al por mayor a supermercados u otros procesadores o minoristas que tienen permiso de estar abiertos.

Un informe indica que debido al coronavirus, el sector porcino de Nueva Zelanda no podrá comercializar sus productos por considerarlos no esenciales ante la emergencia.

Por otro lado, el presidente neozelandés comunicó que a cientos de carniceros del país aún no se les permite abrir sus tiendas para clientes minoristas. Esto debido a que las autoridades dictaminaron que la carne expuesta también puede propagar el coronavirus.

Para finalizar, el grupo industrial NZ PORK admitió que a pesar del nuevo acuerdo con el gobierno de Nueva Zelanda, esto no sería suficiente. La industria porcina, en algún momento, requerirá el sacrificio masivo de sus cerdos.

Publicidad