6 de abril de 2020 19:36 PM
Imprimir

COVID-19: estos alimentos fortalecen tu sistema inmunológico para defenderte del virus

La Red Solidaria del Agro (Solidagro) difundió una lista de nutrientes y los productos que pueden aportarlos para resistir la enfermedad. También desarrolló canales para conectar entidades que ofrecen alimentos y productores que quieran donarlos.

Las medidas preventivas para evitar los perjuicios -en la salud y la economía- del coronavirus dejan en un segundo plano el aspecto nutricional y, sin embargo, se trata de una cuestión clave “en la resistencia a infecciones y mejor curso de las mismas una vez instaladas”. Así lo advierte un trabajo del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA) que provee recomendaciones para lograr una alimentación que colabore en el combate al COVID-19. El informe fue difundido por la Red Solidaria del Agro (Solidagro), entidad que también impulsa dos herramientas para colaborar desde el campo a la correcta alimentación, conectando a quienes necesitan insumos para comedores o instituciones y aquellos dispuestos a donarlos (que pueden elegir el destino y con garantía de trazabilidad en el proceso).

“En momentos en que toda la atención, mundial y local, está puesta en la expansión de la infección, la curva de contagios, la saturación o no del sistema de atención sanitaria y la respuesta comunitaria por medio del aislamiento social, las estrategias nutricionales han pasado a un segundo plano”, advierte el informe. 

Sin embargo, advierten, la nutrición “desempeña un rol largamente reconocido en la robustez del sistema inmune”, conformado por dos grandes componentes: el innato o rápido y el adaptativo, de respuesta más lenta pero persistente que el anterior. Al primero lo componen diferentes barreras físicas (piel, mucosas, microbiota) que previenen la entrada de patógenos. El segundo es responsable de generar los anticuerpos específicos, generándose de esa forma la memoria inmune que protege frente a posteriores exposiciones (este es el principio de acción de las vacunas). 

Por lo tanto, frente al COVID-19 CEPEA resalta algunas vitaminas y minerales que cumplen roles en ambos componentes (innato y adaptativo). Vitaminas A, C, B, D, E, zinc, hierro, magnesio, cobre, selenio y ácidos grasos omega 3 son vitales en la resistencia a infecciones y mejor curso de las mismas una vez instaladas.

La mayoría de los micronutrientes mencionados desempeñan funciones en la integridad de las barreras físicas; en la producción y actividad de agentes antomicrobianos (ej. algunos péptidos), o en actividades fagocíticas de los cuerpos extraños. “El rol de las vitaminas C y D ha sido ampliamente estudiado, en particular en infecciones de las vías respiratorias y neumonías; los ácidos grasos omega 3 cumplen algunas funciones reparadoras de los procesos de inflamación (respuesta a la infección) por lo que su deficiencia puede ser factor de procesos más largos de recuperación”, detalla el reporte. 

Por lo tanto la entidad plantea la esencialidad del consumo de buenos alimentos, de alta densidad de nutrientes, especialmente en poblaciones de riesgo y en las diferentes estrategias de asistencia alimentaria que se están procurando en grupos de alta vulnerabilidad. “Frutas, en especial cítricas o kiwi; banana; frutos secos; verduras, en especial de color verde oscuro y anaranjadas (brócoli, espinaca, acelga, zanahoria, zapallo, calabaza), tomate; carnes, hígado, pescados, huevo, legumbres (lentejas, garbanzos, porotos, soja), yogur, leche, cereales integrales (arroz integral o yamaní, avena, harinas integrales) conforman la mejor canasta saludable garante de un sistema inmune adecuado, apropiado para prevenir y para responder al avance no solo de la infección por coronavirus sino las que aparecen en cada invierno”, precisó CEPEA.

También explica que los alimentos fuente de vitamina C (cítricos, verduras verdes, kiwi) y D (pescados, lácteos enteros o fortificados, huevos y exposición, aunque sea breve, al sol) son de una especial esencialidad. 

Como conclusión CEPEA recomiendan que autoridades gubernamentales, pero también organizaciones de la sociedad, entidades donantes, entidades profesionales y los medios de comunicación puedan incluir algunas de estas estrategias alimentarias de forma que contribuyan a limitar el impacto de la presente y de próximas infecciones. 

Al mismo tiempo, Solidagro ofrece canales para conectar a quienes necesitan insumos para comedores y aquellos que están dispuestos a donarlos. Por ejemplo citan los casos de entidades como Caritas, municipios, escuelas u hospitales que emprenden campañas de donaciones. “Solidagro tiene para estas situaciones 2 herramientas:”, indicaron.

Una se llama ProteinPlus, por la que la gente a cargo del comedor puede solicitar a Solidagro el envío de proteína vegetal texturizada (a través de una App) y todo un kit de recetas y consejos adecuados para comedores comunitarios.

La otra es SojaPlus, mediante la cual el productor puede donar cereal en su acopio o corredor para ser destinado a alimentación de las instituciones y comedores -que él elija- con sistema legal, trazable y prácticamente virtual).

Fuente: El Litoral

Publicidad