7 de abril de 2020 12:00 PM
Imprimir

Sector por sector: cómo será la recuperación pospandemia

Las industrias vinculadas al agro pueden tener un rebote rápido. Algunos de los rubros de servicios se llevarían la peor parte.

Las implicancias de mediano y largo plazo que va a tener el Covid-19 en la economía son difíciles de predecir, incluso si se piensa en qué sucederá una vez que se levante el alerta sanitario. No obstante, hay una convicción en muchos analistas de que los sectores vinculados al agro, como los fabricantes de maquinaria agrícola, pueden llegar a tener una rápida recuperación y que habrá un fortalecimiento de los servicios basados en el conocimiento. Asimismo, el sector esparcimiento, el turismo, la gastronomía y el transporte parecieran llevarse la peor parte, mientras que se observa una luz amarilla en lo que tiene que ver con industria manufacturera.

“Los sectores de recreación, turismo y entretenimiento fuera del hogar van a seguir estando muy reducidos, tanto por medidas regulatorias como por el propio distanciamiento social. No va a haber la misma demanda y seguramente haya restricciones a la oferta de espectáculos masivos”, afirmó el economista jefe de Elypsis, Martín Kalos.

Desde una óptica similar, el economista jefe del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), Alfredo Gutiérrez Girault, avizoró: “Hay un trauma sanitario y hay que ver cómo impacta en estrategias de consumo. La gente va a pensar dos veces antes de ir a un restorán”. En línea con estas predicciones, muchas salas de teatro están vendiendo abonos para futuros espectáculos, para lograr sostenerse mientras dure el temblor.

“La construcción, hoy en día, está muerta”, sentenció el economista e investigador de la Universidad Nacional de San Martín, Enrique Dentice. Este sector sufre, por un lado, la parálisis de la obra pública y, por el otro, la falta de dinero para obra privada. “La cadena de pago en nuestro rubro está cortada, nadie paga nada”, afirmó a este medio Damián Tabakman, presidente de la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios de Argentina. La apuesta del Gobierno es generar movimiento con una reapertura del Procrear y con los planes de pequeña obra pública barrial.

En tanto, en lo que refiere a comercio y a industria, los especialistas consideran que la clave está en cuánto duren la pandemia y las medidas restrictivas. “Si toco un botón y se termina todo debería reactivarse rápidamente las pymes comerciales, pero eso siempre y cuando las empresas no hayan quebrado y no se haya destruido capital”, advirtió Matías Bolis Wilson, de la Cámara Argentina de Comercio. En las actividades comerciales, las que están más a salvo son aquellas vinculadas al consumo masivo y los alimentos, por un lado porque siguieron trabajando en este tiempo. Por otro, Kalos señaló que, muy posiblemente, parte del dinero que las capas medias destinaban a ocio y entretenimiento se vuelquen hacia este sector.

Por su parte, José Urtubey, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, indicó: “Todos los sectores industriales están afectados, aunque podríamos dividirlo en dos líneas: los que están operando, por haber sido declarados esenciales, y quienes no. Quienes no están trabajando tienen una parálisis absoluta, con mayores dificultades, pero eso no obsta a quienes están funcionando de sufrir, ya que estas cadenas de valores están muy interconectadas”.

El empresario industrial textil Marco Meloni afirmó: “Si esto nos pasaba en otra época podíamos soportar un poco más, pero veníamos de cuatro años de malaria y los últimos cuatro meses de 2019 que fueron una paliza. Estamos descapitalizados, apalancados con el sistema financiero, con cuevas y con sociedades de garantía recíproca”.

Sin embargo, dentro de la industria se espera que algunos sectores despeguen más rápido, como por ejemplo todos aquellos vinculados al campo. De hecho, la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola emitió un comunicado optimista el viernes, no bien se levantaron las restricciones para sus asociados: “Gran cantidad de operaciones fueron acordadas, por ejemplo, en la última edición de Expoagro 2020, por lo que su concreción permitirá afrontar los acuerdos comerciales y mejorará notablemente la disponibilidad de fondos”.

Resta ver qué puede pasar con la industria automotriz, sector en el que ya empiezan a verse suspensiones de trabajadores: “Ahí va a depender de lo que ocurra en países vecinos, porque se exporta buena parte de lo que se produce, tanto autopartes como modelos terminados”, adelantó Martín Kalos. Además, remarcó que la industria farmacéutica es una de las que verá crecer su demanda en los próximos meses.

Respecto del agro, pareciera ser uno de los sectores que saldrá ileso del coronavirus: “Las commodities siempre algún mercado encuentran o permiten stockear. Sería preocupante si hubiese existido una caída muy importante en la demanda, pero tan solo hubo una corrección de precios”, resumió Mariano Cao, de la consultora Abeceb.

Donde sí Cao puntualizó que puede haber una recuperación más lenta es en actividad petrolera: “Con la caída de demanda y la guerra de precios internacionales, toda la actividad se frenó en seco. Y eso va a seguir posterior al coronavirus”, estimó.

Se espera también que los grandes ganadores de este cambio de hábito sean los generadores de servicios intangibles. Respecto de eso, Kalos afirmó: “Hay un crecimiento en trabajo a distancia, seguridad cibernética y atención a distancia. También la gente va a volver a demandar servicios financieros, por lo que las fintech y los bancos que mejor se adapten a este tipo de necesidades van a incrementar su volumen”.

El economista de Elypsis también previó un crecimiento en los servicios de entretenimiento en el hogar y delivery. A tal punto se espera una buena performance respecto de quienes otorgan ocio puertas adentro, que la coordinadora de Research de InvertirOnline, Flavia Matsuda, le contó a este medio que una de las estrategias de inversión que recomienda a sus clientes más expeditivos es comprar acciones de Netflix.

Publicidad