7 de abril de 2020 23:16 PM
Imprimir

En Santa Fe se viene el “Brigadier”, la cuasimoneda de Omar Perotti

Perotti advirtió que el escenario económico que se avecina como consecuencia del coronavirus es incluso peor que lo vivido durante la crisis de 2001y tiene organizado todo para la salida de la cuasi moneda de Santa Fe

El fantasma de las cuasimonedas en las provincias dejó de ser un espectro del pasado, encarnado el recuerdo de la crisis post 2001, para transformarse, con la paralización económica y la baja en la recaudación por las medidas contra el avance del coronavirus , en una “alternativa”, dijo el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

El gobernador advirtió que, como la caída no tiene piso, “no hay recursos para garantizar el pago de los sueldos” en la provincia.

Santa Fe fue la única provincia que en la crisis de 2001 no emitió cuasimonedas, con un plan de restricción económica muy fuerte que llevó adelante la gestión del exgobernador Carlos Reutemann, que siempre se jactó de no haber impreso patacones ni lecop ni lecor, como hicieron el resto de los distritos para pagar los salarios públicos ante el colapso.


El impacto de la pandemia se encamina a ser peor que el escenario económico de aquella época, porque, según estimó el ministro de Hacienda de Santa Fe, Walter Agosto dijo: “no significa una caída, sino una baja abrupta, casi total, acompañada por un incremento de gastos muy fuerte para atender las necesidades de la emergencia por el coronavirus”.

“Los recursos propios se han deteriorado. Lo que se ha planteado es pedir una colaboración a la Nación, en esta situación de emergencia. Se debe garantizar que el Estado abra sus puertas todos los días”, sostuvo el gobernador en diálogo con Radio 2 de Rosario.

Perotti reconoció que en cuanto a la caída de los ingresos “no hay piso, por lo tanto no hay recursos para garantizar el pago de los sueldos en la provincia”. Y en ese plano advirtió: “Hay una instancia de emisión monetaria que debe ayudar a las provincias, eso es lo que se está planteando”.

“Cuando esa emisión monetaria no se puede garantizar, puede ocurrir lo que ocurrió en aquel momento [en 2001] cuando se implementaron las cuasimonedas, que fue una alternativa interesante porque permitió pagar sueldos, concretar las compras”, reconoció. Y agregó: “Si se da la posibilidad, es una de las alternativas que analizaremos”.

Agosto aseguró que “todas las provincias están viendo la evolución del impacto de la crisis, que es aún incierto por el grado de incertidumbre que genera el coronavirus y el alcance de la cuarentena”.

“Ahora recién tenemos una foto del mes de marzo en el que hubo 12 días hábiles con actividad antes de las restricciones -afirmó-. Estimamos que abril será un mes aún más difícil y en ese periodo será complejo el pago de los salarios con la caída abrupta de ingresos. Ante esa situación, a nivel general las provincias analizan la emisión de cuasimonedas.”

Según datos oficiales, en marzo no solo hubo una baja de la recaudación provincial sino también de la coparticipación nacional. Santa Fe recibió en ese concepto 10.606 millones de pesos, 2.293 más que en 2019, pero a valores reales, con la inflación, fue del 11,18 por ciento menos. Los recursos provinciales cayeron en marzo un 12,5 por ciento. El mes pasado se recaudaron 6.926 millones de pesos. Ingresos Brutos, que es el tributo que más aporta al fisco, tuvo una caída del 9,1 por ciento en términos reales.

El gobierno de Santa Fe salió a buscar fondos ante el incremento de los gastos por la pandemia, luego de que obtuviera el aval de la Legislatura para endeudarse.

“Se obtuvo un préstamo de 5.000 millones de pesos del Nuevo Banco de Santa Fe a una tasa badlar +3 por ciento (sería un 38 por ciento) a pagar en el lapso de un año -remarcó el ministro de Hacienda-. Ese dinero se va a destinar íntegramente a la emergencia por la pandemia. Este préstamo se empezó a tramitar desde hace más de un mes porque una parte estaba destinada al pago de los contratistas, que tienen una deuda que viene de la anterior gestión, pero ante esta situación se definió destinarlo a la crisis por el coronavirus.”

Agosto sostuvo que a este contexto tan complejo desde el punto de vista económico se suma otro, de tipo financiero. “El financiamiento con la emisión de letras en pesos se terminó por ahora por lo que la única manera que queda es recurrir a un endeudamiento con los bancos, para lo que hay un límite”, explicó el ministro.

Fuente: Agritotal

Publicidad