8 de abril de 2020 01:16 AM
Imprimir

Las medidas simples ayudan a evitar que el coronavirus contamine los alimentos

CompartiremailFacebookTwitterEl equipo del Centro de Investigación de Alimentos (FoRC) de la Universidad de São Paulo (USP) emitió un comunicado con el objetivo de aclarar cualquier duda de la población sobre El papel de los alimentos en la transmisión del nuevo coronavirus (Sars-CoV-2). El texto está firmado por las profesoras Bernadette Dora Gombossy de Melo Franco, Mariza […]

El equipo del Centro de Investigación de Alimentos (FoRC) de la Universidad de São Paulo (USP) emitió un comunicado con el objetivo de aclarar cualquier duda de la población sobre El papel de los alimentos en la transmisión del nuevo coronavirus (Sars-CoV-2). El texto está firmado por las profesoras Bernadette Dora Gombossy de Melo Franco, Mariza Landgraf y Uelinton Pinto, todas especialistas en microbiología alimentaria.

“Es importante tener en cuenta que el virus no es un ser vivo y, por lo tanto, no puede multiplicarse en los alimentos, como lo hacen las bacterias. Los virus necesitan infectar las células para replicarse. Los alimentos o su empaque son solo vehículos, es decir, pueden tener una superficie contaminada si han sido manipulados por alguien con la enfermedad., así como una manija de puerta o cualquier otro objeto. Basta con desinfectar que no hay problema ”, dice Franco a Agência FAPESP.

Como explican los investigadores, la transmisión del nuevo coronavirus ocurre principalmente a través de gotitas y secreciones que salen del tracto respiratorio superior (boca y nariz) de una persona infectada (con o sin síntomas) y llegan a las membranas mucosas (ojos, nariz y boca) otros individuos También puede ocurrir a través del contacto de las manos con superficies contaminadas. Allí, el agente infeccioso que se puede transferir a los ojos, la nariz y la boca.

En brotes anteriores causados ​​por otros tipos de coronavirus (Sars-CoV y Mers-CoV), no hubo transmisión a través de los alimentos. Según los científicos de FoRC, no hay razón para pensar que esto sucederá con Covid-19, la enfermedad causada por el virus detrás de la pandemia actual.

“La ciencia aún no ha podido determinar el origen del SARS-CoV-2, pero hay escenarios que sugieren que el virus se ha propagado desde los animales anfitriones, como los murciélagos y los pangolines, tal vez debido al contacto con estos animales o incluso su ingestión. . Pero no hay evidencia científica de que los animales para consumo humano, como el ganado bovino, las aves de corral o los cerdos, sean portadores del nuevo coronavirus ”, argumentan los investigadores. Aun así, la Organización Mundial de la Salud recomienda que se evite el consumo de carnes crudas o mal procesadas.

Cómo evitar la contaminación de los alimentos.

El equipo de FoRC enumeró medidas simples que pueden ayudar a mantener Sars-CoV-2 lejos de la cocina y la comida. La higiene de las manos antes de comer o manipular cualquier alimento es esencial.. Y dos puntos más sobre la limpieza del medio ambiente:

  • Las encimeras, fregaderos, vajillas y otros utensilios deben estar siempre limpios y secos, sin residuos de comida.
  • Los refrigeradores, congeladores, hornos, estufas y otros electrodomésticos deben limpiarse regularmente, con agua, jabón y desinfectantes o lejía. Lo mismo ocurre con las paredes, el piso y el techo.

Estos procedimientos evitan la presencia de bacterias y virus no deseados en la cocina, incluido el coronavirus. También reducen el riesgo de contaminación cruzada, es decir, la transferencia de un agente infeccioso de alimentos o superficies contaminadas a alimentos no contaminados.

La información sobre el tiempo de persistencia de Sars-CoV-2 en diferentes materiales que pueden estar en la cocina es controvertida. Algunos estudios científicos con otros tipos de coronavirus indican su permanencia en metal, plástico y vidrio por hasta nueve días, mientras que otras investigaciones señalan tiempos más cortos: 24 horas en cartón y tres días en metal o plástico.

De cualquier manera, estos virus se inactivan en aproximadamente un minuto por contacto con 62-71% de alcohol etílico, 0.5% de peróxido de hidrógeno o 0.1% de hipoclorito de sodio. Esto significa que una buena higiene elimina cualquier riesgo de infección.

Para los alimentos que se comerán crudos, como las verduras de hoja, la recomendación de FoRC es quitar las hojas externas o dañadas, separar las hojas una por una, lavarlas con abundante agua tratada y dejarlas en inmersión, durante 15 minutos, en una solución de lejía (una cucharada diluida en un litro de agua), lavándolas nuevamente con agua tratada.

Para las verduras y frutas no frondosas, incluso aquellas que se comerán sin la cáscara, el procedimiento debe ser el mismo. Los productos comerciales a base de cloro para desinfectar vegetales son eficientes. Simplemente no use blanqueador que contenga otras sustancias en su composición, ya que pueden ser tóxicos para el organismo humano. Y un mensaje: «El vinagre para fines culinarios no tiene efecto desinfectante», explica el grupo.

Cocinar y freír, cuando se hace correctamente, elimina la posible presencia del virus.. Sin embargo, es necesario evitar una mayor contaminación después del calentamiento, especialmente si la comida no se calienta nuevamente antes de ser consumida. También es importante no dejar artículos cocidos en contacto con otros crudos. Esto es para evitar la contaminación cruzada.

El consumo de comidas entregadas en el hogar, retiradas de los mostradores de servicio o por drive-thru Requiere cuidado extra. Se recomienda elegir empresas de confianza y realizar el pedido directamente, por teléfono o aplicaciones, evitando la interferencia de intermediarios desconocidos.

Siempre que posible, optar por envases de cartón. Después de todo, se cree que el virus resiste por menos tiempo en papel que en plástico o aluminio. Y desinfecte los paquetes antes de abrirlos, con agua y jabón o alcohol en gel. Y, antes, durante y después de una pandemia, no consuma productos con envases violados.

Los investigadores también recomiendan evitar el contacto personal con la persona que entrega la comida. El pago debe hacerse preferiblemente de forma remota, por aplicación. Si maneja efectivo o una máquina de tarjeta de crédito, desinfecte sus manos antes de manipular alimentos.

Cuando compre productos alimenticios, limpie todos los empaques y superficies antes de guardarlos en el refrigerador o despensa y lávese bien las manos cuando termine. Hay más información disponible en los sitios web www.usp.br/forc y www.alimentossemmitos.com.br.

* Este contenido fue publicado originalmente por Agência Fapesp.

Fuente: noticiasrtv.com

Publicidad