8 de abril de 2020 12:39 PM
Imprimir

Prevención por el COVID 19 en el manejo de animales y comercio de sus productos

Indicaciones para las actividades dentro del predio, durante las visitas a los mercados, la comercialización en puerta de la finca y el transporte de los productos.

En el marco de la contingencia ante el Coronavirus, el decreto 297/2020 del Gobierno Nacional plantea que quedan exceptuadas del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, entre ellas la actividad agropecuaria. Pero, para llevarla adelante es fundamental que el personal involucrado cumpla con las recomendaciones para evitar el contagio.

Si bien la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial de la Sanidad Animal indicaron que aún no se dispone de evidencia científica para identificar el origen o explicar la vía de transmisión original de una fuente animal al hombre en el Covid 19, se sugiere ser cautos en su manejo, ya sea sean vivos o muertos. Por esto, la Ing. Zoot. Silvina Saldaño de la Agencia de Extensión Rural Simoca del INTA brinda una serie de recomendaciones para tomar en estos casos.

A nivel predial, en cuestión de contacto y cuidado de los animales, siempre se deben seguir medidas básicas de higiene como:

  • Usar mamelucos o ropa exclusiva para el trabajo de campo. Una vez que se ingresa a la casa o se elaboran productos, se deberá reemplazar los mismos.
  • Lavarse las manos antes y después de estar o manipular animales, su comida o materiales.
  • Durante el ordeño, extremar la limpieza de las manos, lavarlas frecuentemente al ensuciarlas con mayor facilidad.  
  • Evitar besos, abrazos, darse la mano o compartir comida entre el personal.
  • Evitar el ingreso de personas ajenas a la unidad productiva.
  • Mantener una distancia aproximada de 1,5 m entre el personal que trabaja en el predio.
  • Ventilar los lugares en caso de ser cerrados.
  • Evitar la presencia de basura, desechos y malezas cerca de los sectores productivos.
  • Limpiar y desinfectar las  instalaciones, pisos, superficies y equipos.

Considerando que la OIE ha declarado que los animales de compañía (perros, gatos, etc.) no transmiten el COVID-19, en el caso de los perros cabreros u otros, se deberá mantener su esquema sanitario y alimenticio.

Con respecto a las visitas a mercados de animales vivos o de productos animales, las precauciones a considerar son las siguientes:

  • Tomar medidas de higiene general como lavarse regularmente las manos con jabón y agua potable después de tocar animales o productos.
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos, además de cualquier contacto con animales enfermos o productos de animales estropeados.
  • Evitar, estrictamente, todo contacto con otros animales que pudieran vivir en el mercado como perros y gatos callejeros, roedores, aves o murciélagos.
  • Evitar el contacto con desperdicios de animales o fluidos del suelo o de las superficies de los puestos y las infraestructuras del mercado.
  • En cuanto a las buenas prácticas en materia de seguridad de los alimentos, la carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con precaución para evitar una posible contaminación trasversal con alimentos crudos. La carne procedente de animales sanos, que se prepara y sirve de acuerdo con los principios de buena higiene y seguridad alimentaria, sigue siendo apta para el consumo.
  • Nose recomiendan las restricciones comerciales en los intercambios de animales o productos de los mismos, de acuerdo a la información disponible hasta el momento. 

Sobre la comercialización en puerta de finca, además de lo mencionado anteriormente, se deberá:

  • Proteger los alimentos (quesos, dulce, etc.) disponiéndolos en lugares adecuados sanitariamente, al que sólo acceda el personal responsable (no todos los integrantes se la familia podrán comercializar los productos).
  • Mantener la distancia prudencial de los ocasionales visitantes al predio. Evitar su acceso a la casa.
  • Evitar el contacto directo en la maniobra de entrega, dejando los productos a la distancia preventiva recomendada (1,5 mt) de la persona que lo recibe.
  • Contar con vestimenta adecuada y específica para manipular y envasar (embolsar) los alimentos, preferentemente, con guantes descartables y cofia (u otra cobertura de la cabeza) para minimizar el contacto y evitar contaminación de envases o alimentos.
  • No hablar, toser ni estornudar sobre la línea de producción y envasado. En caso de ser necesario, utilizar pañuelos descartables y desecharlos inmediatamente al cesto de residuos.
  • Lavarse frecuentemente (cada una o dos horas) las manos con agua, jabón y toallas descartables, preferentemente, siguiendo el procedimiento adecuado.
  • Desinfectar con frecuencia las superficies de trabajo (mesadas, estanterías) con alcohol al 70% o lavandina diluida (5 gotas en 1 l).
  • La manipulación de dinero en efectivo requerirá la desinfección de las manos luego de cada operación.
  • Evitar aglomeraciones de consumidores mediante control de ingreso, manteniendo la distancia de 1,5 metros.

En caso de transporte de los productos hacia un lugar diferente para la comercialización, considerar que:

  • El lugar donde se coloquen los productos, cajas o envasadoras, deberán ser desinfectados previamente con solución de alcohol al 70% o lavandina en las concentraciones recomendadas.
  • En caso de utilizar autos, motos o bicicletas, deberán lavarse y desinfectarse previamente. 

En cuanto al personal mayor de 60 años, considerado “población de riesgo”, no debe exponerse ni realizar el trabajo en contacto con externos. Y, en caso de tener síntomas, retirarlo de la tarea e informarlo inmediatamente.

Por último, la profesional de INTA rescata las sugerencias del SENASA para la participación de remates o exposiciones ganaderas:




Fuente: SENASA

Mayor información

Ing. Zoot. Silvina Saldaño

AER Simoca

INTA EEA Famaillá

saldano.silvina@inta.gob.ar

Fuente: INTA

Publicidad