9 de abril de 2020 11:46 AM
Imprimir

Prevención de caudofagia – La importancia de observar, analizar y actuar

La prevención de la caudofagia requiere de un minucioso análisis de riesgos que nos permita identificar factores predisponentes e implementar medidas correctoras.

La producción porcina moderna se enfrenta al reto de criar cerdos con colas intactas sin que por ello aumenten los brotes de caudofagia. En este sentido, es esencial implementar una estrategia en la granja que permita monitorizar y registrar los signos tempranos de conductas que pueden conducir a caudofagia y otras agresiones.

Lesiones en orejas y otras partes del cuerpo

La presencia de lesiones en las orejas u otras partes del cuerpo de los cerdos se relaciona con una mayor probabilidad de mordedura de colas. Así, cuanto mayor sea el porcentaje de lesiones en el cuerpo, orejas o costados, mayor será la probabilidad de que existan colas mordidas.

  • Las lesiones en el cuerpo pueden ser simples arañazos o rozaduras, o bien, lesiones más profundas.
  • Las lesiones en las orejas suelen ocurrir como consecuencia de peleas o por un comportamiento masticatorio. Lo más habitual es que se observen arañazos superficiales o mordeduras en el borde ventral de la oreja.

La presencia de costras en el borde de la oreja se pueden deber a procesos de necrosis con implicación bacteriana, siendo necesario adoptar medidas para su resolución. Es importante tener en cuenta que, se la costra se cae, podría incitar comportamientos de mordedura. 

La presencia de marcas y lesiones también se pueden relacionar con el juego, por lo que será necesario observar a los cerdos en los corrales para identificar si tienen patrones de comportamiento de riesgo. 

¿Qué medidas adoptar?

  • Presencia de lesiones en corporales o auriculares: puede deberse a la falta de materiales manipulables adecuados, lo que puede conducir a que los cerdos se muerdan unos a otros, siendo recomendable aportar otros materiales que satisfagan mejor las necesidades de los animales.
  • Observación de mordedura de orejas: implementar medidas destinadas a redirigir el comportamiento de mordedura hacia otros sustratos más adecuados.

Se recomienda retirar/separar a los cerdos identificados como mordedores.

  • Prestar atención al momento de la mezcla de animales, siendo interesante introducir medidas de distracción para prevenir las peleas en estos momentos.

Cerdos nerviosos o agitados 

Es importante prestar atención a los grupos de cerdos que se muestran nerviosos o agitados, que tardan mucho en relajarse tras una perturbación, o que tienden más a morderse unos a otros en vez los materiales de enriquecimiento ambiental, siendo frecuente oír sonidos de peleas.

También se recomienda estar atentos a cerdos individuales que se muestran inquietos, ya que puede ser indicativo de que no se encuentran cómodos en el corral y podrían comenzar a morder colas a pesar de que las condiciones ambientales son adecuados para la mayoría de sus compañeros de corral.

¿Qué medidas adoptar?

  • A corto plazo, puede ser útil introducir material de enriquecimiento adicional, pero será necesario identificar la causa del nerviosismo de los cerdos para ponerle remedio a largo plazo.
  • Si uno o más cerdos están muy nerviosos dentro de un corral tranquilo, sería conveniente marcarlos para poder monitorizar su comportamiento y decidir si hay que retirarlos del grupo.

Cerdos que prefieren morderse unos a otros en vez de los materiales manipulables

Una forma objetiva de evaluar el comportamiento es observar el número de cerdos activos que interaccionan con los materiales manipulables en comparación con los cerdos que muerden o se pelean.

Si, a pesar de proporcionar materiales manipulables, hay un mayor número de cerdos peleándose entre sí, implica que hay un mayor riesgo de caudofagia. 

Esta observación se puede hacer a cualquier hora del día y es muy útil para hacerse una idea sobre dónde están su comportamiento los cerdos. El número de cerdos activos no es tan importante como la proporción de cerdos que interaccionan con los materiales manipulables con respecto a los que se pelean o muerden. 

¿Qué medidas adoptar?

  • Si bien, es difícil influir directamente en la conducta de los cerdos, es recomendable comprobar la cantidad y calidad del material de enriquecimiento proporcionado.

En el caso de la paja, es importante que esté limpio (libre de polvo y humedad), debiendo reponerse regularmente para que sea interesante para los cerdos.

  • En el caso de que no se pueda proporcionar paja, se pueden incorporar objetos de enriquecimiento suspendidos desde el techo para que se mantengan limpios.

Colas escondidas

La observación de cerdos con las colas escondidas entre las patas, colgando rectos hacia abajo o pegadas a la grupa puede ser indicativo de dolor, posiblemente debido a agresiones por parte de otros cerdos.

No obstante, este signo también puede presentarse en el caso de cerdos enfermos o sumisos, por lo que será necesario prestar atención a los cerdos dentro de los corrales, siendo importante tener en cuenta que los cerdos enfermos tienen mayor probabilidad de convertirse en víctimas al ser más reacios o estar impedidos para alejarse de su agresor. 

¿Qué medidas adoptar?

  • Una vez identificado un brote de caudofagia, será necesario retirar a los mordedores y tratar a los mordidos, además de proporcionar un mayor enriquecimiento ambiental a los cerdos no afectados para desviar su interés de las colas de sus congéneres.
  • En el caso de que los episodios de caudofagia se asocien a la zona de comederos, será necesario implementar medidas destinadas a reducir la competencia por el alimento (ya que los cerdos pueden aprender que mordiendo colas pueden abrirse paso a los comederos). Se recomienda reducir el tiempo que los cerdos pasan haciendo cola en los comederos:
    • Garantizando que todos los comederos tienen la misma cantidad de pienso de calidad.
    • Incrementando el flujo de pienso.
    • Incrementando el espacio de comedero.
    • Incorporar comederos que permitan que más de un cerdo a la vez.
    • Comprobando que todos los comederos funcionan correctamente.
    • Modificando la posición de los comederos.
    • Añadiendo protecciones adicionales en la zona de comederos (ej.: comederos elevados sobre plataformas, material de enriquecimiento en suspensión para que los cerdos se entretengan mientras que esperan para comer).
  • En el caso de que se observe caudofagia en relación con los bebederos (menos frecuente):
    • Comprobar que todos los bebederos funcionan correctamente.
    • Comprobar que el flujo de agua es correcto.
    • Comprobar que todos los bebederos están limpios y que los cerdos los están utilizando.

Fuente: ADBH Pork

Fuente: porcino.info

Publicidad