10 de abril de 2020 01:26 AM
Imprimir

El mercado exportador de carne argentino se observa preocupante y drástica caída

Un informe dio cuenta que China está adquiriendo solamente el 15 por ciento de lo que solía comprar, y lo completó asegurando que los embarques a la Unión Europea están detenidos por los efectos de la pandemia

Las exportaciones de carne bovina de Argentina a sus dos principales mercados están prácticamente detenidas por los efectos de la pandemia de coronavirus, con China adquiriendo el 15 por ciento de lo que solía comprar y los embarques a la Unión Europea (UE) detenidos, dijeron representantes del sector a la agencia Reuters.
Argentina es el cuarto exportador mundial de carne de res, y según datos del Gobierno argentino en 2019 China recibió el 75 por ciento del total de las 845.000 toneladas de cortes exportados por el país sudamericano, mientras que el bloque europeo se llevó el 9% de esos embarques.
Sin embargo, cuarentenas y dificultades logísticas causadas por la expansión del virus que ya ha afectado a más de un millón de personas en el mundo y causado más de 52.000 muertes han golpeado los flujos comerciales globales, incluyendo el del producto por el cual Argentina es mejor conocido.

REDUJERON MUCHO LAS COMPRAS
“Los mercados de exportación, por las consecuencia de la pandemia (de coronavirus) que estamos atravesando han reducido muchos sus compras, están sumamente restringidos”, dijo a la agencia Reuters Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, que agrupa a los frigoríficos que exportan la celebrada carne argentina.
Y según lo replicado por TodoAgro, de acuerdo a Ravettino en marzo las exportaciones de carne bovina a China fueron de solamente un 15 por ciento de las casi 50.000 toneladas que -de acuerdo con datos oficiales- se estaban embarcando de manera mensual al gigante asiático a fines del año pasado.

DIFICULTADES LOGISTICAS
Y el motivo de la brusca desaceleración son las dificultades logísticas portuarias en territorio chino generadas por las medidas de cuarentena, que también han afectado los patrones de consumo en un país donde la demanda de carne bovina ha crecido en los últimos años, explicó el titular de Consorcio.
El mercado europeo, un histórico consumidor de los cortes más caros de la carne argentina, también ha visto desacelerar su demanda del producto del país sudamericano. Aunque, a diferencia de China, está prácticamente paralizado.
“Europa prácticamente tiene todos los restoranes cerrados porque están en cuarentena y la carne vacuna en Europa se consume básicamente en restoranes. Entonces los importadores dijeron ‘pará, no me mandés'”, comentó a la agencia de noticias Miguel Schiariti, director de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes argentina (CICCRA).

SE INCREMENTA EL MERCADO DOMESTICO
Los frigoríficos exportadores argentinos han volcado su producción al mercado doméstico para mantener operativas sus plantas, aunque eso signifique que el margen de ganancia de la actividad sea inferior al del comercio exterior.
“El comportamiento del futuro es imposible hacerlo en este momento, entonces estamos intentando sobrellevar de la mejor manera posible lo que estamos atravesando ahora”, explicó Ravettino, a la vez de señalar que no obstante la coyuntura, la actividad en los frigoríficos argentinos continúa con normalidad.

EL PORQUE DE UNA DECISION
A mediados del pasado año, quien estaba al frente del organismo nacional dedicado a la agricultura había explicado que la importante exportación de carne resultaba consecuencia de los acuerdos firmados en 2018 con las autoridades chinas y que, a partir del 1 de junio de 2019, se concretaron con la firma de los protocolos sanitarios.
Por entonces se dio a conocer, oficialmente en nuestro país, que China representaba el principal destino de las exportaciones de carne vacuna argentina.
Y se amplió mencionando que de acuerdo a un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes de la República Argentina (Ciccra), de cada diez kilos de carne exportados entre enero y abril del pasado años, siete fueron para China.
Y en aquel tiempo, en valor de cada 10 dólares, 5,7 se facturaron por China.

Publicidad