10 de abril de 2020 11:36 AM
Imprimir

En el aislamiento, el maíz es el más activo para los negocios

Es el grano argentino que más espacio ocupa en los buques de exportación: de cada 100 toneladas embarcadas, 48 son del cereal.

Si bien en el arranque de la cosecha su recolección no es prioridad, condición que sí tiene la soja, el maíz se las arregla para ser el más dinámico dentro del canal comercial.

A pesar de la cuarentena, las exportaciones del cereal han sido las más dinámicas durante marzo y tendrán un ritmo similar durante abril, mientras el complejo oleaginoso va poniendo en marcha su calendario anual de molienda y ventas.

Más allá de ser considerada una actividad esencial durante el aislamiento, el transporte de granos a los puertos se vio reducido en los últimos días de marzo.

No obstante, durante el tercer mes del año llegaron a los puertos del Gran Rosario 127.400 camiones con 3,5 millones de toneladas, según precisó la Bolsa de Comercio de Rosario.

Un informe realizado por la entidad bursátil al respecto destaca que el programa de embarques de maíz resulta notablemente abultado y la necesidad de asegurarse la entrada del grano llevó a algunas empresas exportadoras a ofrecer primas de precios para la entrega inmediata.

Este desempeño le permitió al precio local del cereal, en plena cosecha, mantener un resultado positivo desde que comenzó la cuarentena.

El viernes 20 de marzo, su valor de pizarra en Rosario fue de 8.750 pesos por toneladas, 2,28 por ciento inferior al informado el último miércoles, que fue de 8.950 pesos la tonelada.

En ese mismo período, la posición más cercana para el cereal en el mercado de Chicago perdió 3,56 por ciento.

Explotan las ventas

El movimiento portuario también ha tenido al maíz como su principal protagonista. Sobre un total de 7,22 millones de toneladas de granos y subproductos embarcados el mes pasado, el cereal representó 48 por ciento del total.

Países como Vietnam, Corea, Malasia, Taiwán, Jordania, Egipto, Argelia y Marruecos, entre otros, compraron en total 3,467 millones de toneladas de maíz, según la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, a partir de los datos de Agencias Marítimas. ¿El grano de soja? Sólo siete mil toneladas.

A partir de la segunda semana de abril y por los próximos 15 días, el maíz también concentra la mayor atención exportadora.

Sobre un volumen programado de embarques de granos y subproductos de 5,75 millones de toneladas, el maíz se lleva 2,77 toneladas: 48 por ciento del total.

Asoma la soja

Durante ese lapso de tiempo, el grano de soja también comienza a tomar relevancia en el comercio exterior, en sintonía con la mayor oferta en cosecha y del arranque del año comercial en el complejo oleaginoso.

El programa de carga en los buques consigna un volumen a embarcar de 260 mil toneladas de grano de la oleaginosa, de las cuales 205 mil partirán rumbo a los puertos de China.

Luego de sufrir durante tres meses los efectos de la pandemia, el gigante asiático vuelve a ser un jugador de peso en el mercado de granos.

A nivel mundial, la sensación que tienen los analistas es que el precio del maíz no tiene mucho margen para mejorar.

La crisis del petróleo le pegó fuerte a la industria del etanol en Estados Unidos (en Argentina también, pero está más relacionada con la caída en la demanda doméstica de nafta), lo que ha generado una sobreoferta del cereal.

Encima, la proyección de una superficie estadounidense con maíz 2020/2021 de 39,2 millones de hectáreas pone al mercado ante una cosecha récord que podría desinflar aún más las cotizaciones.

Ante este pronóstico, el maíz argentino disfruta de su momento.

Fuente: AgroVoz

Publicidad