10 de abril de 2020 12:24 PM
Imprimir

Cosecha: la soja y el maíz sacan ventaja en los lotes con mayor historial tecnológico

Los primeros rendimientos en la provincia están en línea o superan lo presupuestado por los productores. Asesores técnicos coinciden en que los planteos de mayor eficiencia sacan más diferencia respecto a los que tuvieron menor inversión en los últimos años.

Para la cosecha, no hay cuarentena. La actividad agropecuaria es una de las exceptuadas del aislamiento obligatorio y eso favorece el normal avance de las labores de recolección de los lotes de maíz y de soja de la campaña 2019/20 en Córdoba.

Las primeras proyecciones difundidas por la Bolsa de Cereales de Córdoba indican que el maíz cerrará un ciclo mejor que la soja. 

Para el cereal, se proyectan poco más de 20 millones de toneladas. Es menos que la cifra récord de la temporada anterior (casi 23 millones), pero 64 por ciento más que el promedio histórico, según precisó Silvina Fiant, del Departamento de Información Agronómica de la entidad bursátil.

La soja, en cambio, se ubicaría en 12,7 millones de toneladas, 15 por ciento por debajo de la campaña previa y en línea con la media de los últimos 13 años.

MAÍZ. Se encamina a otra cosecha histórica en Córdoba. (Gentileza Jorge Alegre)

Según Fiant, un factor clave que incide en los pronósticos para la oleaginosa es que este año hay más proporción de lotes de segunda o tardíos, que suelen arrojar menos volúmenes por hectárea. “Las lluvias se demoraron en llegar a fines del año pasado y las siembras también, y al demorarse la implantación, se recortan los potenciales de rendimiento”, explicó la experta de la Bolsa. 

De todos modos, en general los resultados que han arrojado las cosechadoras durante el primes mes de recolección son positivos, según coincidieron una decena de asesores consultados por Agrovoz con el fin de trazar un mapa sobre la situación de los cultivos en las diferentes regiones de la provincia.

Si bien los valores son inferiores a los del ciclo pasado, que fue récord gracias a un aporte extraordinario de las lluvias, en la mayoría de las zonas están en línea o por encima de lo presupuestado por los productores al inicio de la campaña. 

Como característica particular, los técnicos sostienen que esta campaña tiene mayor variabilidad de rindes, debido a la localización de las lluvias, y destacan que es una de las temporadas en las que más se han visto diferencias entre los lotes bien manejados en materia de rotación y nutrición, con respecto a los que han recibido menos aporte tecnológico.

Norte

Para la Bolsa de Cereales de Córdoba, en el departamento Colón los rindes de soja se ubicarán entre 34 y 38 quintales por hectárea; en Tulumba, entre 31 y 34; y en Río Primero, Totoral y Río Seco, entre 28 y 31. Para maíz, la entidad calcula entre 60 y 80 quintales en Colón, Río Primero y Río Seco; y entre 80 y 100 en Totoral y Tulumba.

“Todavía falta para tener datos más reales, pero en principio estaríamos por encima de lo presupuestado”, indicó Pablo Solfanelli, coordinador del Grupo Río Seco.

Diego López, responsable técnico de la regional Crea Córdoba Norte, aseguró en el caso de la soja se observan problemas en los lotes por la sequía de fines de febrero y comienzos de marzo, que afectó el llenado de granos. “Los maíces están entre muy buenos y buenos; podrían haber salido mejor si hubiera sido mejor la fertilización”, mencionó López.

HÍBRIDOS. La elección de las semillas y las estrategias nutricionales trajeron buenos resultados. (Gentileza Lucas Andreoni)

En general, calculó que la soja de primera está con rindes que superan entre cinco por ciento y 10 por ciento el promedio zonal histórico; mientras que el maíz está entre 10 por ciento y 15 por ciento por encima. 

“Esta media corresponde a los últimos 20 años. Este año se presupuestó previendo una situación de mejores lluvias y está terminando dentro de esa previsión. Significa entre 30 y 33 quintales de soja, y entre 85 y 90 en el maíz”, agregó López. 

La Red Agropecuaria de Vigilancia Tecnológica (Ravit) ya lleva un 25 por ciento de avance en sus muestreos en el norte cordobés y observó que hay 23 por ciento más de granos por planta, pero 30 por ciento menos de peso de mil granos. Estos valores, junto a la cantidad de plantas por hectárea, son los que configuran el rendimiento y Ravit estima que la soja, en promedio, está aportando 34,4 quintales por hectárea, 14 por ciento menos que el año pasado, pero un muy buen valor en términos históricos. 

Nordeste

El panorama para el nordeste, según Alejandro Centeno, jefe de la Agencia de Extensión Regional (AER) San Francisco del Inta, es un promedio de entre 80 y 90 quintales en los maíces de primera. “Estamos por encima del histórico e incluso cerca del año pasado”, subrayó. En cambio, advirtió que los de segunda tuvieron algo de déficit hídrico en floración, lo que podría resentir los rindes.

En soja, Centeno estimó una media de entre 30 y 35 quintales, lo que consideró también “una muy buena campaña”, por encima de las aspiraciones iniciales.   

Estos cálculos coinciden con los de la Bolsa de Cereales de Córdoba, que para el departamento San Justo prevé entre 34 y 38 quintales en soja, y entre 80 y 100 en maíz.

Centro

Esta región es una de las que presenta mayor variabilidad, según Josefina Molino, asesora de la AER Oncativo del Inta. Los valores más altos de soja se encuentran en las zonas de Colazo, Carrilobo, Villa del Rosario, Pilar y Río Segundo, con promedios entre 35 y 40 quintales; seguidos por Oncativo, Manfredi y Oliva, con entre 30 y 35; y por debajo Las Junturas, Colonia Almada y Matorrales, que están por debajo de 30 quintales. 

SOJA. Los rindes obtenidos están siendo favorables, coinciden los técnicos. (Gentileza Santiago Lorenzatti)

En estas zonas predominan los maíces tardíos. Los pocos planteos tempranos han arrojado entre 80 y 100 quintales por hectárea.

Para Molino, un factor clave de esta campaña son “las diferencias debido al manejo; se nota mucho los que tuvieron buena secuencia de cultivos antecesores y aporte nutricional en años anteriores”.

La Bolsa de Cereales de Córdoba confirma en su proyección que esta zona sería una de las de peores rendimientos en la soja: entre 25 y 28 quintales en Santa María, Río Segundo, Calamuchita y Tercero Arriba; y entre 28 y 31 en General San Martín. En maíz se estiman entre 60 y 80 quintales, con un aumento hasta 100 en Santa María y General San Martín.

Sudeste

Santiago Lorenzatti, productor y asesor privado y miembro de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), afirmó que los rindes en la zona de Monte Buey “son en términos generales muy buenos, hasta similares a los dela campaña pasada, pero con mayor variabilidad”.

Sobre este punto, coincidió en que fue “importantísima la historia de manejo de los lotes; rindieron más los que venían rotados y con buenas fertilizaciones: el que hizo bien las cosas logró resultados mejores que el que puso poca inversión por hectárea”. 

El asesor del Inta Corral de Bustos, Juan Pablo Ioele, amplió que en el caso del maíz se han observado lotes en el departamento Marcos Juárez, al sur de la ruta 9, con indicadores incluso superiores a los de la cosecha récord, con promedios cercanos a los 150 quintales.

SILO. La mayoría de los productores está almacenando la producción hasta que pase la cuarentena. (Gentileza Santiago Lorenzatti)

Para la soja, Ioele mencionó que el problema es que tuvo “apenas dos baldazos de agua a fines de diciembre y principios de febrero, pero después el estrés hídrico en el final de ciclo provocó problemas de llenado, con granos muy chicos”.

El pronóstico de rindes de la Bolsa de Cereales para Marcos Juárez es de entre 38 y 41 quintales en soja, y entre 100 y 107 en maíz, los más altos de la provincia. En Unión, entre 34 y 38 en la oleaginosa, y entre 80 y 100 en el cereal.

Sur

El problema de los granos pequeños también fue mencionado por Alejandra Canale, jefa de la AER Río Cuarto del Inta. “Muchos lotes de soja sufrieron un arrebatamiento por las temperaturas tan altas en el momento de llenado. Quedaron con granitos como si fueran de pimienta”, graficó Canale.

Junto al centro provincial, esta es una de las zonas donde la cosecha está arrojando valores inferiores a lo que se esperaba al momento de la siembra. Según la asesora, el promedio está entre 21 y 25 quintales en soja, y en maíz es muy variable, porque hay lotes que pudieron llegar a buenos valores, como 80 quintales, pero otros que apenas superan los 30. 

Más hacia el sur, en los departamentos General Roca y Presidente Roque Sáenz Peña, la situación mejora. “Estamos con rindes del promedio, un poco para arriba. Entre 30 y 45 quintales en soja, y entre 100 y 110 en maíz”, enumeró Lucas Andreoni, asesor Crea en esa zona de la provincia. 

También coincidió en que los diferenciales por manejo fueron evidentes. “Campos con muy buen manejo, lograron 45 quintales de soja y 105 de maíz; con manejo medio, 30 y 80”, expresó. 

VAINAS. En algunas zonas, la falta de agua hizo que la soja arrojara granos muy pequeños. (Gentileza Lucas Andreoni)

Horacio Videla, asesor técnico del Inta Laboulaye, sumó la influencia de la napa como otro factor que hizo variar mucho los guarismos. “Al sudeste de General Roca y este de Roque Sáenz Peña, la soja llega a 40 o 50 quintales. Hacia General Levalle o Adelia María, se cae un poco. En maíz, son muy buenos en general, entre 70 y 100 quintales”, añadió. 

Por último, Daniel Bourges, asesor privado en el sur del departamento Unión, destacó que en esa zona en particular sobresalieron las sojas, con rindes de entre 40 y 50 quintales. “Y las de segunda van a estar promediando de 33 a 36. La producción por hectárea va a ser interesante”, indicó.

En cuanto al maíz, dijo que pudieron sortear muy bien el “susto” de la falta de agua en etapa de floración. Estimó que al oeste de Canals los rindes oscilan entre 85 y 90 quintales, en Viamonte crecen a 95 y más al sudeste, en suelos planos y menos arenosos, llegan a 115 quintales.

La previsión de la Bolsa de Cereales es entre 25 y 28 quintales de soja en Río Cuarto, entre 28 y 31 en General Roca y Roque Sáenz Peña, y entre 31 y 34 en Juárez Cleman. Para maíz, entre 60 y 80 en todos los departamentos, a excepción de Roque Sáenz Peña donde podrían trepar hasta 100.

Fuente: AgroVoz

Publicidad