11 de abril de 2020 01:55 AM
Imprimir

El médico de Franck infectado por coronavirus fue dado de alta y dio un “mensaje esperanzador”

El médico se había contagiado al atender a un niño de Esperanza enfermo por coronavirus. "Miremos el número de los recuperados, no sólo de los fallecidos", dijo en un video que subió a YouTube.

Dante Rubio es un médico que contrajo coronavirus hace poco más de dos semanas y ya tiene el alta. Con un mensaje en redes sociales, el profesional agradeció a su familia, sus amigos, pacientes y comunidad en general. Además, pidió que “no sólo miremos el número de muertos, sino también el número de los que se recuperan y hacen una vida normal“.

El doctor prestaba servicios en el frigorífico Friar de Nelson cuando llegó el hisopado positivo de Covid-19. En aquel momento, el pánico invadió a los empleados que habían tenido contacto con él en los últimos días, sin embargo se descartaron contagios entre los trabajadores.

Rubio contrajo la enfermedad tras atender a un niño de la ciudad de Esperanza que estaba infectado.

El médico fue dado de alta el martes 7 de abril luego de que el último hisopado de control resultara negativo. “Ya puedo salir del aislamiento tanto yo como mi familia y quiero llevar tranquilidad de que no puedo contagiar a nadie y puedo empezar paulatinamente a realizar mis tareas laborales”, expresó el profesional en un video difundido en YouTube.

“Quiero agradecer profundamente a todos los que me acompañaron. Si bien fue un poco duro estar separado de la familia, fue mucha gente la que me acompañó y me mandó videos y mensajes”, continuó y agradeció particularmente a sus “compañeros de trabajo, mis pacientes incondicionales, amigos, compañeros de otras actividades y comunidad en general”. “Me sentí muy acompañado, fue un pilar fundamental para poder llevar estos días”, aseguró.

Por último, el médico de Franck cuya pareja trabaja en el hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe -y que dio negativo en el hisopado de coronavirus-, reflexionó sobre la enfermedad que ya se cobró dos vidas en la provincia. “Quiero pedirles que sigamos trabajando como hasta ahora, que cumplamos con las recomendaciones que nos dan sobre todo las autoridades comunales. Esto que nos pasó nos sirve como experiencia para poder modificar algunas cosas y trabajar en toras. Todavía nos falta mucho. Tratemos de tomar estas medidas como parte de nosotros, no como una obligación“, afirmó.

“Quiero que valoremos el trabajo que hacen todas las personas que no pueden quedarse en casa: personal de salud, seguridad, comunal, los que trabajan en supermercados, farmacias y diferentes actividades que se realizan”, sostuvo y finalizó: “El mensaje es de esperanza: posiblemente vaya a haber otros casos, pero la gran mayoría lo va a atravesar de manera sencilla, sin mayores cuidados que el aislamiento. Tampoco miremos sólo el número de muertos, sino también el número de los que se recuperan y hacen una vida normal”.

Publicidad