13 de abril de 2020 10:36 AM
Imprimir

Un brote de influenza aviar en Carolina del Sur obliga al sacrificio de 35.000 pavos

CompartiremailFacebookTwitterLa influenza aviar altamente patógena H7N3 se confirmó en una explotación comercial de pavos de engorde en el condado de Chesterfield, en Carolina del Sur. Los signos clínicos incluyeron signos respiratorios, estornudo y aumento de la mortalidad. Los funcionarios estatales han puesto en cuarentena la explotación afectada y se ha completado el sacrificio de las […]

La influenza aviar altamente patógena H7N3 se confirmó en una explotación comercial de pavos de engorde en el condado de Chesterfield, en Carolina del Sur. Los signos clínicos incluyeron signos respiratorios, estornudo y aumento de la mortalidad.

Los funcionarios estatales han puesto en cuarentena la explotación afectada y se ha completado el sacrificio de las avs, casi 35.000. También se han implementado restricciones de movimientos.

Este es el primer caso confirmado este año en los Estados Unidos de influenza aviar altamente patógena en una granja comercial de aves. La explotación tiene un enlace epidemiológico con una otra explotación de Carolina del Sur afectada recientemente por la influenza aviar levemente patógena H7N3.

Los Servicios de Inspección Veterinaria y Fitosanitaria (APHIS, por sus siglas en inglés) del USDA y la Oficina Veterinaria del Estado de Carolina del Sur, parte de la Universidad Clemson – Salud avícola y ganadera (CULPH), siguen llevando a cabo una investigación epidemiológica completa y se está implementado ya una vigilancia reforzada en el área.

Fuente: Eurocarne

Publicidad