15 de abril de 2020 01:00 AM
Imprimir

México : Analizan medidas para garantizar abasto de carne en mercados

CompartiremailFacebookTwitterEl titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, sostuvo encuentros con las cadenas productivas de ganado bovino y porcino nacional, para coordinar y revisar acciones conjuntas con el fin de garantizar la producción de proteína animal y el abastecimiento en los mercados nacional e internacional en esta etapa de […]

El titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, sostuvo encuentros con las cadenas productivas de ganado bovino y porcino nacional, para coordinar y revisar acciones conjuntas con el fin de garantizar la producción de proteína animal y el abastecimiento en los mercados nacional e internacional en esta etapa de emergencia sanitaria por Covid-19.

Ante los representantes de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), Consejo Mexicano de la Carne (COMECARNE), Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado (AMEG) y la Asociación Nacional de Establecimientos TIF (ANETIF), el funcionario afirmó que el gobierno federal tiene definidos los protocolos de atención y gestión para dar prioridad a la salud humana y, en el sector agroalimentario, a la continuidad en la producción y el suministro de alimentos.

Asentó que el sector agrícola, pecuario y pesquero mantiene su actividad productiva y se coordinan trabajos para garantizar el abasto de proteína animal a los centros de abasto y puntos de venta en el país, así como los procesos de certificación sanitarios para la exportación de cárnicos a los mercados internacionales.

Villalobos Arámbula afirmó que como parte de estas medidas continúan su operación los programas prioritarios y las acciones del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) en los procesos de certificación de plantas y aplicación de normas para la trazabilidad y exportación.

El titular del Senasica, Javier Trujillo Arriaga, indicó que países como Estados Unidos aceptan la certificación electrónica y siguen los trabajos para realizar este trámite en plantas de cárnicos para el abasto nacional e internacional; explicó que en el puerto de Manzanillo, Colima, y otros puntos logísticos hay personal que atiende las solicitudes con el uso de la tecnología para la certificación de exportaciones.

Abundó que China está abierta también a la certificación electrónica, por lo que se encuentra en proceso la certificación de 42 plantas mexicanas para próximamente exportar vísceras y carne de bovino y porcino.

Los representantes de la CNOG, Oswaldo Cházaro Montalvo; del COMECARNE, Carla Suárez Flores; de AMEG, Juan José Córdova Herrero, y de la ANETIF, Mario Gorena Mireles, destacaron el diálogo y la coordinación de esfuerzos entre autoridades y productores en el contexto de la contingencia sanitaria, lo que consolida un frente común en la producción y abasto de proteína animal para el país.

Hicieron planteamientos relacionados con los movimientos de mercado que elevan costos de producción y ralentizan el consumo de sus productos.

Mencionaron que en esta cadena productiva participan más de un millón de productores de pequeña y mediana escala en la fase primaria, con alrededor de tres millones de unidades animal.

Subrayaron las tareas que por su parte realizan para fortalecer los sistemas de sanidad, trazabilidad y movilización de cárnicos en los puntos de venta del país, y las certificaciones para la exportación.

Por otra parte, Villalobos Arámbula y representante de la cadena porcícola mexicana establecieron acciones para fomentar la producción y consumo interno e impulsar su exportación a los mercados asiáticos que demandan alimentos sanos y de calidad.

La Sader también publicó el primer acuerdo modificatorio a las Reglas de Operación del Programa Precios de Garantía ejecutado por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), para dar cabida a los medianos productores de maíz dueños de una superficie de hasta 50 hectáreas de temporal o riego, a quienes se les asegura un ingreso de cuatro mil 150 pesos por tonelada.

Publicidad