15 de abril de 2020 12:30 PM
Imprimir

La escalada tendría un efecto indirecto sobre la venta de soja

CompartiremailFacebookTwitterAunque no de manera directa, la disparada que tuvieron el dólar contado con liqui (CCL) y el dólar MEP (dólar Bolsa), que se ubicaron por encima de los $100, además del movimiento del blue, podría ser un factor que condicione en parte la decisión de venta de los productores de soja, ya afectados por la baja de precios de la oleaginosa. […]

Aunque no de manera directa, la disparada que tuvieron el dólar contado con liqui (CCL) y el dólar MEP (dólar Bolsa), que se ubicaron por encima de los $100, además del movimiento del blue, podría ser un factor que condicione en parte la decisión de venta de los productores de soja, ya afectados por la baja de precios de la oleaginosa.

En rigor, algunos expertos del mercado consideran que podría jugar sobre el ánimo de los productores. Vale recordar, no obstante, que el dólar Banco Nación es el que rige para el comercio de granos y ayer cerró en 65,30 pesos. Otros analistas creen que los productores no se verán influidos por lo que pasa con el CCL o el dólar MEP, pero sí venderán lo necesario para pagar cuentas y luego se quedarán con el grano como cobertura.Ads by 

Hasta el momento, de la campaña 2019/2020 los productores vendieron 18,2 millones de toneladas de soja, sobre una cosecha prevista en 49,5 millones de toneladas. En tanto, por el lado del maíz comercializaron 21,42 millones de toneladas, sobre 50 millones de toneladas para grano comercial. Así, entre soja y maíz a valores de exportación aún hay por vender unos US$14.000 millones en mercadería.

“Aunque no de manera directa, desestimula la venta (de soja). Lo que estoy viendo es que se está entregando lo hecho con contratos, pero no hay un gran entusiasmo por ventas nuevas”, opinó el analista Ricardo Baccarín. Y expresó que “el productor no participa” de los dólares como el MEP y el contado con liqui, pero lo que pasa allí influye. En este sentido, amplió: “El productor dice ‘tengo soja, son dólares, los guardo’. Veo mucho embolsado (por el almacenaje en silobolsas)”.

En una firma corredora, un experto, que pidió reserva de su nombre, afirmó que “desde ya que incide” en los productores lo que ocurre con el movimiento de esos dólares legales. “Con el salto que registraron los tipos de cambio alternativos, MEP y CCL, la brecha ya crece al 63%. En la medida en que crece el spread entre el dólar de libre acceso, por ejemplo, el MEP, y el oficial, cae el precio en dólares genuinos, es decir, una tonelada de soja se vende a US$210 y se pesifica a $13.713. Para dolarizarse el precio final (comprando al dólar bolsa a $106,25) queda en US$129,07 por tonelada”, indicó.

Ariel Tejera, de Grassi, recordó que el productor, en los últimos meses de 2019, adelantó ventas de granos en medio del temor a que subieran las retenciones con el gobierno de Alberto Fernández, algo que finalmente ocurrió. Para este analista, en soja el precio “no genera grandes incentivos a avanzar con las ventas más allá de necesidades puntuales”. Al respecto, reflexionó: “Tanto el contado con liqui como el dólar MEP están dando señales y suman otro elemento para que el productor permanezca en una zona más defensiva, actúe con cautela e intente ahorrar en soja”.

Néstor Roulet, productor, remarcó que se “va a vender estrictamente lo necesario” para afrontar compromisos, pero no habrá un condicionante por lo que ocurra con los precios del CCL o el dólar MEP.

“[El productor] está vendiendo con un dólar a $65, ¿qué hace con la plata? ¿Va a vender para comprar a 100 pesos? Es una locura”, señaló. “Se va a entregar todo lo que tiene precio más los canjes. Las ventas fuertes serán sobre el 15 de mayo”, analizó. Habitualmente para fin de junio los productores llevan comercializada un 50% de la cosecha.

Por: Fernando Bertello

Fuente: La Nación

Publicidad