16 de abril de 2020 13:59 PM
Imprimir

Creciente expectativa porque la cadena de pago está en peligro por el coronavirus

CompartiremailFacebookTwitterMientras que la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio son parte de la mesa de diálogo que abrió el Gobierno junto con la CGT para analizar de qué manera puede comenzar a flexibilizarse la actividad económica, se agrava la situación financiera de las pequeñas y medianas empresas, por las dificultades que […]

Mientras que la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio son parte de la mesa de diálogo que abrió el Gobierno junto con la CGT para analizar de qué manera puede comenzar a flexibilizarse la actividad económica, se agrava la situación financiera de las pequeñas y medianas empresas, por las dificultades que enfrentan para pagar los sueldos, entre otros gastos fijos y los impuestos.
En tanto crece la cantidad de cheques rechazados, se complican las perspectivas en materia de ventas para los próximos meses y las medidas anunciadas por el Gobierno no se terminan de concretar.
Una encuesta realizada por la Unión Industrial de Córdoba (UIC), sobre un universo de 516 empresas concluyó, entre otros temas que para el 60,9 por ciento de las unidades productivas se cortó la cadena de pago, mientras que el 18,36 por ciento asegura que hasta el momento de la medición no tuvo problemas y el 17,56 por ciento, cree que los pagos se alargaron.
De acuerdo a Noticias Agropecuarias, en este contexto y con cierta molestia por no poder ser parte de la mesa de diálogo, la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y la Confederación General Económica de la República Argentina (CGE) salieron “con los tapones de punta” por los problemas que se generalizan en la cadena de pagos.

EXIGENCIA A TRAVES DE UN COMUNICADO
Las cámaras empresarias, a través de un comunicado, exigieron a las entidades financieras que “se definan en forma inmediata sobre la cobertura de los cheques diferidos de las pymes que los bancos tienen en su poder, y que están siendo devueltos, en un 25% en cantidad y en un 45% en montos”.
“Asimismo, solicitamos al Banco Central de la República Argentina que emita las resoluciones y disposiciones necesarias para que haga cumplir las actualmente vigentes para garantizar el pago de salarios, la cadena de pagos y la supervivencia de las pymes, que son el pilar fundamental de la economía y el empleo en nuestro país”, coincidieron las entidades.
El 62 por ciento de las empresas del sector recurrió a los ahorros para hacer frente a los pagos y obligaciones en marzo
Y al respecto, Marcelo Fernández, presidente de Cgera, , enfatizó que si desde el lunes 13 de abril los bancos abrían sus puertas al público, tendrían masiva presencia de empresarios solicitando el auxilio urgente a los problemas económicos que deja la cuarentena obligatoria.

ACTITUD “EGOISTA”
Por su parte, Roberto Marquinez, titular de la CGE, precisó que, aún en este contexto “los bancos siguen con la actitud egoísta de ponerle palos a la rueda de la economía empujando a las pymes a su desaparición”.
“Ante la gravísima situación que vive la Nación, es que le solicitamos el presidente Alberto Fernández que convoque a todos los sectores representativos de la actividad económica con el convencimiento de que el diálogo constructivo es prioritario y vital”, manifestó Marquínez.
Por otra parte, Gerardo Díaz Beltrán , presidente de la Confederación de la Mediana Argentina, en declaraciones periodísticas aseguró que no se siente molesto por no haber sido parte de la convocatoria, aunque entiende que “el nivel de representatividad de CAME puede y debe aportar sobre la verdadera situación de las pymes”.
Y recalcó que “de todas formas, hemos enviado ya varios aportes y necesidades”.

PRESENTACION DE UN INFORME
En tanto, Orlando Castellani, presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos, presentó un informe realizado por el Centro de Estudios Económicos de la institución, del que se desprende que el 62 por ciento de las empresas del sector recurrió a los ahorros para hacer frente a los pagos y obligaciones en marzo y que la mayor preocupación de las empresas del sector es sostener el pago de sueldos, seguido por los impuestos.
“Es necesario mejorar los procedimientos para que todas las pymes puedan acceder a las líneas que se han ido anunciando”, enfatizó Castellani.
La falta de capital de trabajo también genera preocupación entre los empresarios, ya que deriva en la imposibilidad de cumplir con los compromisos de entregas al mercado, se señaló en el informe.

Publicidad