17 de abril de 2020 00:02 AM
Imprimir

CABA: los mayores de 70 años necesitarán permiso para salir a la calle

Para reducir contagios buscan aislamiento total. Requerirán autorización para hacer compras o pasear mascotas

Con cifras contundentes, Horacio Rodríguez Larreta lanzó una restricción severa para la circulación de los mayores de 70 años en cuarentena, tal como anticipó este diario que se proponía. La nueva regla en marcha impedirá que salgan por cuestiones que podrían evitar o delegar y se impondrá, por ejemplo para ir a pagar un servicio, ir “al chino” o pasear al perro. Por otra parte, esta tarde, Larreta junto al ministro de Interior, Wado de Pedro, puso en funcionamiento cámaras infrarrojas en el centro de trasbordo de Constitución para detectar personas con fiebre.

La Ciudad de Buenos Aires, junto con el conurbano, contabilizan más de la mitad de los contagiados por coronavirus del país. En el distrito porteño casi medio millón de vecinos tiene más de 70 años y ocho de cada diez fallecidos pertenecen a esa franja.

En el Gobierno porteño están convencidos de lograr que los mayores “se queden en casa” como única alternativa para flexibilizar el aisalamiento obligatorio que busca amortiguar los contagios de coronavirus.

La idea, es que no salgan, pero también que “no quieran salir”, se propone Larreta. Para eso el Gobierno de la Ciudad implementará un Permiso de Circulación obligatorio que deberá tramitarse para el día o el día anterior a ser utilizado, a través de la línea 147. No será necesario para las personas de más de 70 que desarrollan actividades esenciales, exceptuadas del aislamiento obligatorio.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires explicó que esa medida se complementa con otras del Plan Integral de Cuidado y Acompañamiento de Adultos Mayores que contempla que voluntarios asistan a los mayores que viven solos, como por ejemplo para hacerles las compras.

El otro dato que pone las alarmas en el Gobierno porteño es que en la Ciudad viven más de 650 mil mayores de 65 años, de los cuales cerca del 70% vive solo o en hogares mono generacionales, mientras que los mayores de 70 años son 490.000 adultos y el 47,3% de los hogares de mayores de 65 años viven personas solas.

El permiso en cuestión será válido por un día y tiene excepciones, como para la realización de estudios médicos, cobrar la jubilación, ir a vacunarse o ante una emergencia.

“El objetivo es elevar las “barreras de salida” a la calle y a la vez que los adultos mayores tengan alternativas frente a sus necesidades, como la compra de alimentos y medicamentos, entre otras”, explicó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La medida, que regirá desde el lunes y será implementada por un Decreto o de Necesidad y Urgencia, no considerará multas por ahora, pero “ante la repetición del incumplimiento podría dictaminarse trabajo comunitario”.

Los propietarios de un comercio o actividad ya exceptuada no necesitan el permiso, como almacenes de barrio o farmacias, recordó el Gobierno porteño que además aclaró que el permiso será obligatorio para residentes en la Ciudad y no residentes.

En el mismo sentido, la administración de Larreta recordó que ya hay 3124 adultos mayores que cuentan con un voluntario que los asiste,de acuerdo al programa Mayores Cuidados.

Por otra parte, está considerado que los mayores que viven en barrios carenciados como las villas de emergencia contarán con 28 lugares para realizar el aislamiento fuera de sus hogares.

Publicidad