17 de abril de 2020 11:22 AM
Imprimir

Para el Usda aumenta la producción mundial de maíz

Las exportaciones del cereal de origen argentino y europeo serán mayores que las de Rusia. Brasil termina la cosecha con más de 100 millones de toneladas.

El avance de la cosecha de maíz correspondiente a la campaña 2019/2020 se encuentra en el 24 por ciento del total de la superficie asignada a este cultivo en la Argentina que alcanza a poco más de 6 millones de hectáreas, un punto más que la campaña del ciclo anterior pero igual en los últimos cinco años.

En tanto para el USDA (Departamento de Agricultura de los Estados  Unidos, por sus siglas en inglés) aumentó en 1 millón de toneladas la producción mundial de maíz, ubicándola en 1.113 millones de toneladas. Este incremento se encuentra vinculado a las mayores cosechas de la Unión Europea y Bielorrusia.

En Argentina, la cosecha presenta un grado de avance del 24%, en línea con igual fecha del año anterior y 1 punto porcentual por  encima del promedio de los últimos cincos años. Los primeros lotes cosechados presentan rendimientos por debajo de lo esperado, mientras que los maíces tardíos se encuentran es estado bueno y muy bueno.

En este contexto, las previsiones de organismos públicos y privados coinciden en un volumen de 50 millones de toneladas, levemente por debajo de la campaña récord del año previo.

De acuerdo con los datos de la CONAB, la cosecha de maíz de primera  prácticamente finalizo, mientras que la siembra del maíz safrinha se encuentran en su etapa final conforme continúa la cosecha de soja. En este contexto, dicho organismo estimó una  producción total del cereal en 101,9 millones de toneladas, casi 2 millones de toneladas por encima del mes anterior.

El maíz de segunda, en Brasil  tendría un volumen récord con 75,4 millones toneladas, 2,2 millones de toneladas por encima de la campaña 2018/19.

La demanda de maíz brasilero es muy fuerte, con un consumo interno de 70,5 millones de toneladas y una demanda externa de 34,5 millones de toneladas, aunque debido al excelente volumen de producción los stocks finales subirían y totalizarían 9,3 millones de toneladas.

Respecto de la demanda mundial, el consumo fue reducido en poco menos de 5 millones de toneladas, que se reflejará en un incremento en los stocks finales. En este sentido, la relación stocks/consumo sube respecto al reporte previo y continúa por encima  el promedio, pero se ubica en el nivel más  bajo de las últimas cinco campañas.

Por el lado de las exportaciones, las de origen argentino y europeo serían mayores, más que compensando las reducciones de Rusia.

En el mercado de Chicago, los fondos especulativos se encuentran vendidos, lo cual demuestra las pocas expectativas de los operadores sobre aumentos futuros en el precio del maíz. Por el contrario, en el último mes, el precio del cereal en este mercado perdió cerca de USD 17 por toneladas.

A la fecha, en Argentina se llevan comercializadas 21,7 millones de toneladas de la campaña 2019/20, lo cual representa un incremento de 6,9 millones de toneladas respecto al ciclo previo.

En una campaña donde se espera un volumen de exportaciones de 33,5 millones de toneladas, el sector deberá comprar durante el ciclo comercial casi 11,8 millones de toneladas. Respecto al ciclo previo, representa una caída como consecuencia de la menor producción y una disminución en las ventas externas que, a pesar del mayor uso doméstico, generaría un incremento en los stocks finales.

En este sentido, los precios en el mercado de Rosario han mostrado un comportamiento volátil en las últimas dos semanas, oscilando en un rango de USD 130 a USD 150 por tonelada conforme el clima impactaba en el cultivo.

Los precios futuros del cereal, para julio y agosto, reflejan un diferencial negativo de USD 5 y USD 7 debido a que son los meses donde comienza a cosecharse el maíz brasilero. Para fines de 2020, las cotizaciones del cereal son similares a las actuales, en torno a los USD 133 por tonelada.

Fuente: NAP

Publicidad