19 de abril de 2020 11:48 AM
Imprimir

Ganadería con futuro asegurado

Uruguay : El norte el porcentaje de preñez es alto, baja en el sur y se complica en zona emergencia.

Avanzan las ecografías para medir la gestación en el rodeo bovino. Los resultados están mostrando una amplia variabilidad, ya no solo entre zonas y departamentos, sino también entre predios.

En el norte, principalmente Artigas, Salto y Paysandú hay porcentajes de preñez buenos, en muchos casos por encima del 90%, pero pertenecen a los predios de punta, aquellos que invierten y que están especializados en la cría. Por consiguiente, aplican todo el paquete tecnológico para asegurarse los terneros.

Cuando más al este, los porcentajes caen un poco. El drama mayor se vive en las zonas afectadas por la sequía, especialmente en el este de Rocha, hoy la prioridad es que el ganado no muera, porque se entrará al invierno sin comida y lo que es peor, sin agua.
Cuando lleva 13.000 vientres que ya pasaron por el ecógrafo, en los departamentos de Salto, Artigas, Paysandú, Tacuarembó y Cerro Largo y haciendo la salvedad de que todavía hay rodeos donde no terminó de trabajar, el Dr. Guillermo De Nava, sostiene que su promedio general está en 90,3% de preñez, con 72,5% en el punto más bajo y 95,5% en el punto más alto.

De Nava aclaró a El País que son rodeos que todos los años obtienen resultados satisfactorios, porque aplican un paquete tecnológico para preñar. “En esos rodeos las vacas respondieron bien al manejo y salieron del anestro (la falta de celo). Los resultados son buenos, pero la calidad de las preñeces, quizás no sean tan buenas como las del año pasado”, explicó el veterinario. Agregó que este año “habrá más preñeces tardías (preñeces de cola)”, porque la respuesta de las vacas fue hacia el final del entore. “Eso causará preñeces más tardías”, dice De Nava.

Como consecuencia, será otro año con preñeces más costosas y con complicaciones en el manejo de los rodeos. Hoy, según De Nava, el estado corporal de los rodeos de cría está por debajo del esperado. “En algunos casos, porque los ganados están recién destetados, pero se ven vacas que no están tan lindas. Hay rodeos que al ojo no se puede creer que esté preñado el 95%, por la condición corporal parece que el porcentaje fuera menor”, agregó sorprendido.

Hay que hacer la salvedad que cada predio tiene su propia realidad, que los campos están con cargas altas y donde llovió menos que en el litoral, se nota un estado corporal del ganado menor, porque no hay tanto forraje.

Centro. Desde el centro del Uruguay, cuando lleva hechas el 30% de las ecografías que habitualmente realiza en cada zafra, el Dr. Santiago Bordaberry explicó que lo que se está viendo es que “hay una enorme variación entre campos, entre zonas y sobre todo, entre manejo del rodeo y falta de manejo”.

El profesional reconoce que “en el norte las ecografías anduvieron muchísimo mejor que en el sur del país, en promedio y Durazno está en una zona intermedia”.

Contó que trazando una línea a la mitad en su departamento y dividiéndolo en dos, “la zona oeste y centro está mucho mejor de datos. Quizás lo más difícil y lo más feo es el este, que está desde hace bastante tiempo con un problema de falta de lluvias y de pasturas. El este de Tacuarembó también sufrió bastante y está mal”, agregó el profesional.

Al igual que en otras zonas, Bordaberry aclara que los datos “son variables” entre los productores que aplicaron tecnología para preñar y los que no.

En ese sentido, contó que “hay diferencias de hasta 40% en los niveles de preñez entre los productores que aplicaron destete precoz y los que no. Si agarramos productor a productor en lo que llevamos hasta ahora, nos da un porcentaje menor de preñez que el año pasado, aunque todavía falta mucho para poder sacar un promedio. Al mismo tiempo, nos da la impresión de que el porcentaje de procreos quedará un poquito por debajo de los promedios”.

Hay que ponderar todas las zonas y luego sale un promedio general de todo el país. “Este sube y baja que tuvimos generó esa variación tan grande de resultados y generan incertidumbre en el número final. Hay que recordar que la primavera comenzó muy bien, luego vino la seca y hubo actividad ovárica fue mayor en diciembre. Posteriormente llegaron las lluvias de enero que mejoraron la situación y luego volvieron a faltar en febrero”, explicó Bordaberry. Según su visión, a nivel país, “no va a ser un año récord, no será un año bueno, será del promedio un poquito para abajo”, estimó Bordaberry.

Apuesta. En los predios donde se hizo destete precoz sobre el rodeo de cría, los resultados de las ecografías son muy buenos. Sin embargo, Bordaberry contó que “en algunos casos y en algunas zonas, incluso no son resultados de destete precoz”. Habitualmente con destete precoz se llega arriba del 90% de preñez y “hay rodeos enteros que han andado en torno al 70% y 80%. Son resultados pobres para el esfuerzo que significa gastarle US$ 60 por ternero para aplicar bien esta tecnología”, explicó el veterinario.

Todas esas inversiones venían de la mano de “una sensación muy importante de que la cría iba a caminar mucho, porque todo el año pasado tuvimos un estímulo muy fuerte del mercado, donde el ganado valía mucho y aún con los costos altos se justificaba invertir. Había una intensión de muchos productores de entorar todo lo que se pueda y la realidad que vimos es que, para nosotros, hay muchos más vientres entorados que otros años”.

En ese afán de servir más vientres, se llegó a intentar preñar vaquillonas en el límite de peso, vacas en el límite de la dentición, porque el mejor negocio que aparecía era la cría. Se hicieron inversiones en pasturas y verdeos para el invierno hasta que apareció esta situación de incertidumbre generada por el coronavirus. “Hasta ese momento la gente estaba invirtiendo y los US$ 60 por ternero, a los valores del año pasado, no parecía una inversión demasiado cara, todo lo contrario, era una muy buena inversión”, sostuvo Bordaberry.

Dramático. En Rocha la cosa cambia. El equipo del Dr. Emilio Machado encontró en sus ecografías, al menos al principio, “unos lotes bastante buenos que eran de la gente que más invirtió y manejo sus rodeos. Ahora se están viendo lotes que son un desastre, lotes con 30% y 40% de preñez. Estamos entrando en la parte media de las ecografías”.

Hay zonas complicadas en Rocha por la sequía y muchas Seccionales Policiales están contempladas dentro de la Emergencia Agropecuaria declarada por el MGAP.

“Hay campos donde están sacando ganado para que no se muera. Si bien llovió, sigue faltando la comida, la situación es horrible”, afirmó Machado. En estas zonas de sequía se ve ganado en muy feo estado, con terneros muy chiquitos. Ese es un panorama que se seguirá viendo en el este del país.

“De los primeros 10 días de febrero en adelante fue tétrico. Hasta ahí venía seco pero se venía llevando, fines de febrero y marzo fue terrible”, explicó Machado. En esos casos, el partido está jugado, ya no se puede hacer nada. “Hay ganado que va a llevar meses recuperarse, no pensar en preñarlo. No hay comida y se ven potreros donde parece que les aplicó herbicida. Falta agua para el ganado. Va a ser un invierno muy difícil”, sostuvo el informante.

Machado aclaró que anduvo mejor en esta zona son los lotes de ganado que se preñaron temprano y que venían bien trabajados. “En esos casos hay porcentajes de preñez por encima del 90%”. El problema es que en muchas zonas de Rocha los campos venían con cargas altas. “Veníamos de buenos años de porcentajes de preñez y eso hace aumentar el stock y todos venían reteniendo vientres. Ahora se va a complicar el invierno”, destacó.

Mejora. En Treinta y Tres y Cerro Largo, también hay zonas complicadas, pero el panorama no es malo. “Las ecografías se trancaron por la seca y por coronavirus. La gente estaba muy complicada para hacer las ecografías porque no había agua”, aseguró el Dr. Pablo Marinho.

En su caso, el ritmo de ecografías viene creciendo desde hace dos semanas. También lo que está midiendo son los predios que aplican más tecnología y se está llevando sorpresas.

“La gente que aplicó tecnología y midió actividad ovárica a mitad de entore, anduvo realmente bien. Los que no aplicaron tecnología no les fue tan bien, pero no va a ser el drama que sospechábamos al salir del invierno pasado. Se están viendo mejores porcentajes de preñez que los esperados y mucha gente hizo caso. Estamos en la mitad de la zafra, llevo unas 15.000 ecografías hechas, faltan otro tanto”, agregó Marinho.

Según su experiencia, “no vamos a andar en buenos porcentajes, pero la situación pintaba peor. Hay que esperar los últimos datos que son los predios más rezagados, que son los bajan los promedios. Estamos contentos con los resultados”, afirmó Marinho.

Fuente: El Pais

Publicidad