22 de abril de 2020 17:02 PM
Imprimir

Coronavirus. Cierran un frigorífico en Quilmes tras la muerte de un agente del Senasa

agente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que trabajaba en un frigorífico de Quilmes falleció esta madrugada por coronavirus.

Un agente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que trabajaba en un frigorífico de Quilmes falleció esta madrugada por coronavirus. Un gremio de la carne, por su parte, comenzó un paro para exigirle al dueño del frigorífico que se tomen las medidas de seguridad necesarias para frenar la propagación del virus

Según pudo saber LA NACION de fuentes sindicales, con este ya son dos los casos confirmados por Covid-19 que se dan en frigoríficos de la zona.Ads by 

El viernes pasado se constató que Francisco Galarza, un agente veterinario del Senasa que trabajaba dentro de la planta del frigorífico Federal, ubicada en el oeste de Quilmes, había dado positivo en el test de coronavirus, por lo que la empresa y personal de salud del Municipio identificaron y pusieron en cuarentena a las personas que habían mantenido contacto estrecho con Galarza.

Ni en el frigorífico ni en el Senasa saben cuándo y dónde se contagió el virus. Aclararon que Galarza no trabajaba dentro de alguna oficina administrativa del Senasa, sino que siendo miembro del organismo se encontraba destacado en esa planta. También señalaron que la mayoría de los empleados del Senasa que pueden desempeñar sus tareas a distancia lo están haciendo desde sus casas sin concurrir a las sedes.

Hasta ayer, el frigorífico había decidido continuar las operaciones normalmente. Sin embargo, el gremio de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne (Fesitcara), al tomar conocimiento de la reanudación de las actividades dentro del frigorífico, decidió hoy iniciar un paro hasta que la situación esté controlada y el personal haya tomado las medidas necesarias de sanidad.

Genaro Morrone, titular del frigorífico Federal, le dijo a LA NACION que esta mañana se reunió con autoridades de la Nación, el Municipio y el gremio quienes resolvieron cerrar la planta. Al respecto, criticó: “Tengo la planta tomada y no la pienso abrir más. Me cansó la maldad de la gente. La voy a cerrar de forma indeterminada hasta que venga gente idónea a laburar. La gente del personal me está volviendo loco, así como a todos los frigoríficos de esta zona”.

El frigorífico emplea alrededor de 400 personas y, hasta el momento, 70 están de licencia por la pandemia. “Yo estoy trabajando al 120% de nuestra capacidad y estoy invirtiendo, pero el coronavirus los transformó a todos ellos en lo peor de lo que son”, añadió.

Por su parte, Gabriel Vallejos, secretario general de Fesitcara, dijo que “la gente que está dentro de la planta está con mucho miedo de seguir trabajando” y a la espera de que “volviera a bajar” alguien del Ministerio de Salud.

Vallejos también dijo que en las últimas horas apareció otro caso positivo en otro frigorífico de la zona de Quilmes, aunque no mencionó el nombre, por lo que serían dos los casos confirmados hasta ahora.

Las plantas frigoríficas tienen firmados protocolos de seguridad sanitaria que deben seguir ante la aparición de posibles casos de coronavirus.

El mes pasado, Friar Nelson, en Santa Fe, mantuvo frenada su operatoria varios días luego de un caso positivo en un médico que hacía tareas en el lugar .

Por: Belkis Martínez



Fuente: La Nacion

Publicidad