22 de abril de 2020 17:06 PM
Imprimir

CAME alertó sobre la situación financiera de pymes agroalimentarias y economías regionales

Corte de la cadena de pagos, obligaciones tributarias, imposibilidad de acceso al crédito, y requerimientos de pago al contado, entre los principales problemáticas del sector.

El sector de Economías Regionales y la Mesa de Agroalimentos y Bebidas de CAME alertó sobre la grave situación que atreviesa en medio de la crisis por el coronavirus.

Desde la entidad, elevaron al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, los resultados de una encuesta realizada a los máximos referentes de 27 sectores de la agroalimentación nacional para conocer el estado de situación de cada actividad.

El relevamiento, realizado los días 16 y 17 de abril pasados, puso al descubierto una serie de problemas como el corte de la cadena de pagos, obligaciones tributarias, imposibilidad de acceso al crédito, y requerimientos de pago al contado, entre los principales obstáculos a resolver para un adecuado funcionamiento de la producción e industrialización de alimentos, actividades esenciales para la población.

Si bien, los empresarios pyme agroalimentarios pudieron pagar los sueldos y jornales del mes de marzo, no saben si podrán afrontar los de abril.

En este sentido, solicitaron restablecer el normal funcionamiento del sistema bancario para poder pagar los salarios de los trabajadores temporarios, que no están bancarizados, sino también para poder comprar diversos insumos para los que se está solicitando pago de contado, como es el caso del gasoil, entre otros.

A nivel financiero, la necesidad primordial es poder acceder al crédito, a tasas razonables (24% es imposible de afrontar). En tanto, a nivel fiscal, la mayoría de los encuestados manifestó la necesidad de obtener una prórroga de los vencimientos de las obligaciones impositivas y tributarias.

“La pandemia nos interpela a todos y, frente a la gran incertidumbre que nos genera, el rol del Estado se vuelve estratégico. Nuestro compromiso es continuar garantizando el abastecimiento de alimentos y bebidas, seguros y de calidad, pero nuestras pymes necesitan un plan de ayuda urgente para poder lograrlo”, afirmó el titular de Economías Regionales de CAME, Eduardo Rodríguez.

“En estos momentos el Estado debe mantener a las empresas pymes en pie”, agregó.

Los sectores relevados fueron: citrícola, arrocero, peras y manzanas, olivícola, lechero, algodonero, ajero y cebollero, avícola, yerbatero, vitivinícola, arándanos, cañero, hortícola, frutícola, porcino, nogalero, apícola, orgánico, foresto-industria, ganadero, tabacalero, legumbres, maní, jugos, hongos comestibles, chacinados y florícola.

Publicidad