22 de abril de 2020 12:32 PM
Imprimir

San Luis y Chubut, al frente del ránking de provincias a las que les chupa un huevo lo que suceda con el argentino que vive al lado

CompartiremailFacebookTwitterLos gobiernos de San Luis y de Chubut se impondrían por lejos de existir un concurso para premiar a las provincias más odiosas con sus compatriotas en estos días de restricciones impuestas por el coronavirus. Aunque a nivel nacional hay todo tipo de fórmulas y permisos para asegurar el movimiento de productores y trabajadores rurales, […]

Los gobiernos de San Luis y de Chubut se impondrían por lejos de existir un concurso para premiar a las provincias más odiosas con sus compatriotas en estos días de restricciones impuestas por el coronavirus. Aunque a nivel nacional hay todo tipo de fórmulas y permisos para asegurar el movimiento de productores y trabajadores rurales, ya que la producción agropecuaria ha sido considerada como “esencial”, los gobernadores de ambas provincias han decidido desoir las normas nacionales y han aplicado un cierre de sus territorios.

Por un lado, el puntano Alberto Rodríguez Saá, quien junto a su hermano Adolfo dominan San Luis desde el retorno de la democracia, en 1983, ha dispuesto un bloqueo casi total en torno a esa provincia, que afecta a muchos productores y agrónomos que atienden campos en esa zona, pero provienen de otras provincias, en especial de Córdoba.

La cerrazón de San Luis es tanta que hasta la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), que no suele meterse en este tipo de discusiones, emitió un comunicado en el que denuncia que San Luis no cumple con el decreto presidencial 297/20, que definió las actividades que han sido exceptuadas de la prohibición de circular.

“De acuerdo a testimonios de productores de Aapresid, en la  provincia de San Luis este decreto no se cumple, ya que sólo se permite el ingreso de la maquinaria y los camiones, inhabilitándose el acceso de los productores. Eso imposibilita el normal desarrollo de la logística necesario para el control de la cosecha”, se denunció en ese comunicado.

Brenda Austin@brendalisaustin

👇

Celebro el comunicado de la UCR de San Luis. La situación excepcional que atravesamos no permite q una provincia desconozca la Constitución y niegue validez a los permisos de circulación q está otorgando la Nación. ¿Hace falta decirlo? San Luis NO es otro país

Ver imagen en Twitter

Frente a este escenario, el Ministerio de Agricultura de la Nación, a cargo de Luis Basterra, parece haberse declarado incapaz de resolver el conflicto, a pesar de que emitió un salvoconducto especial para que quienes trabajan en el agro puedan atravesar sin problemas los límites entre provicnias. Rodríguez Saá también ha mostrado que “le chupa un huevo” la recomendación nacional.

“Las producciones de San Luis, próximas a cosecharse, están en peligro. Los productores que trabajan en San Luis contratan la mayoría de su maquinaria fuera de la provincia. Si bien dejan ingresar las máquinas, no dejan entrar a los operarios”, explicó Aapresid. En este sentido, la entidad indicó que el Gobierno de San Luis indicó que “operarios, maquinistas y productores que quieran ingresar a San Luis deben someterse a una cuarentena obligatoria y vigilada para proteger la salud de los habitantes locales”.

Así las cosas se llega al disparate de que los productores de Córdoba que tienen campos en San Luis, “poseen permiso para circular dentro de la provincia, pero no para ingresar”.

Otro gobernador que ha decidido ser más ‘pulenta’ que el propio preisndete Alberto Fernández es el chubutense Mariano Arcioni. En ese caso hay menos actividad pues no hay cosecha como en el norte. Pero las trabas al ingreso han complicado sobre todo a la comunidad que trabaja con el ovino en la línea sur de Río Negro.

El presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Baldomero Bassi, declaró que las restricciones a la comunicación interprovincial con Chubut perjudican el desenvolvimiento de algunas actividades productivas que deberían estar exentas de la cuarentena dispuesta por el gobierno nacional.

“En general, ocurren problemas con el tránsito de los productores, el transporte ganado, la circulación de insumos y el movimiento de las comparsas de esquila”, precisó Bassi, quien indicó que con Chubut “hay problemas día a día que se tratan de resolver a través de las gestiones virtuales con las autoridades nacionales y provinciales”.

En ese sentido, el ruralista opinó que “algunos gobernadores interpretan o aplican las medidas nacionales según su criterio”.

En otras provincias, según un relevamiento realizado por Ciara-Cec, la entidad que agrupa a las grandes cerealeras, hay restricciones al movimiento de camiones menores a las que existían al comienzo de la cuarentena, pero que también van a contramano de las disposiciones nacionales.

Hasta el jueves pasado, estos problemas se registraban en la provincia de Buenos Aires, en los partidos de Bragado, Naón y Pergamino; en Catamarca (Bañados de Obanta, La Merced, Los Altos); en Córdoba (con controles sanitarios sobre transportistas y horarios de carga); en el Chaco (se bloquea el tránsito en Gancedo, La Leonesa, Resistencia, Santa Silvia y Pinedo); en Entre Ríos (Concepción del Uruguay, Gualeguay; Gualeguaychu, Villaguay);  en Santiago del Estero (Pampa de los Guanacos); y Salta (En el departamento de Anta no deja circular camiones de países vecinos).

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad