22 de abril de 2020 22:44 PM
Imprimir

Uruguay : La cosecha de soja con rendimientos diferentes según la zona y las lluvias

En cuanto a la falta de agua, López identificó a “tres sectores” de los cuales “San José es el peor”. Allí “faltó durante todo el cultivo”, y aunque “a fin de año hubo una lluvia buena” y otra “en marzo”. De todas formas “es la zona que peor está”.

El gerente general de la Unión Rural de Flores, Ing. Agr. Alejandro López, se refirió al comienzo de la cosecha de soja con rendimientos y calidades afectados por las lluvias.

“La cosecha de soja comenzó hace unos días y hoy estamos con el 10 % del área cosechada. La Unión Rural de Flores abarca un área principal en Flores donde se comenzó despacio pero también tiene un área importante en San José que siempre viene más atrasada y este año allí no se ha empezado”, expresó.

En cuanto a la falta de agua, López identificó a “tres sectores” de los cuales “San José es el peor”. Allí “faltó durante todo el cultivo”, y aunque “a fin de año hubo una lluvia buena” y otra “en marzo”. De todas formas “es la zona que peor está”.

Le sigue la zona “de Florida y algo de Durazno, donde algunas chacras puntuales están bastante bien pero hay otras que han sentido la falta de agua”, eso “asociado a suelos con menor capacidad de almacenaje de agua”.

Y “la zona de Flores donde se dio una franja que atravesó el departamento con precipitaciones no abundantes pero sí cada 15 o 20 días, y eso ayudó”.

Precisamente fue en esta última zona donde “comenzó la cosecha con rendimientos en general por debajo de lo esperado. No puedo precisar cuánto pero de acuerdo a lo conversado con el departamento técnico estamos en 200, 300 o 400 kilos debajo, pero igual los rendimientos están entre los 2.300 y 2.800 en general”, también hay alguna chacra con 3.000 kilos; y “casos puntuales de menor rendimiento con 1.500 o 1.700”.

También hay “alguna chacra sobre la ruta 5 que comenzó con rendimientos de 1.700 y un poco más al norte en Cerro Largo que tenemos algún cliente por ahí, anda en el entorno de los 1.600 y 2.000 kilos”.

CALIDAD.

“Años como este traen aparejados varios problemas”, uno de ellos es el de la calidad.

“Hay sojas que cumplieron su cultivo de forma normal y secaron bien, y otras que uno ve en las rutas que seca la hoja y queda prendida, o hay algún rebrote y tallo verde. Ese tipo de chacras son las que están dando algún problema con grano verde, hay alguna otra chacra con alguna incidencia de chinche, pero en general el factor calidad en este tipo de años se complica”, describió.

Consultado sobre los kilos mínimos necesarios para empatar con la inversión, López dijo que es “variable” porque “hay productores en varios departamentos en diversos campos y todos tienen rentas diferentes”. De todas formas señaló que “el costo de una hectárea está en los 1.600 o 1.700 kilos dependiendo de si contrata o no maquinaria”, ese volumen “es una referencia nada más”, aclaró.

“También juega el factor arrendamiento que puede andar en los 500 o 600 kilos. Eso varía en el número de equilibrio”. Con el arrendamiento incluido puede estar en los 2.200, 2.300 o 2.400 kilos para cultivos de primera, precisó el Ing. López.

DESTINO.

El destino de lo cosechado depende de la ubicación y a cómo esté saliendo de chacra. Ha habido partidas “que van a puerto y otras que pasan por planta por problemas de humedad”.

Por ahora la plana no está apelando al embolsado, “la logística va sin problema” y “puede ser que algún productor haya empezado a embolsar algo porque ya lo tenía planificado así”. “Pero el miedo que había a inicio de qué iba a pasar con las plantas y el recibo, afortunadamente la zafra por ahora se desarrolla casi normal. Casi normal por las precauciones que se deben tomar por este momento que estamos viviendo”, concluyó.

Producción periodística: Estela Apollonio / Edición Hébert Dell’Onte Larrosa.

Fuente: TodoElCampo

Publicidad