23 de abril de 2020 09:52 AM
Imprimir

Coronavirus: falso positivo para el trabajador del frigorífico Ciaber de Quilmes

Se trata de un trabajador del ex frigorífico Finexcor que se encuentra internado y que durante la mañana de ayer encendió la alarma al trascender la confirmación del caso, provocando que los trabajadores exigieran el cese de las actividades ante la presión patronal por continuar con el trabajo. En las últimas horas autoridades sanitarias aseguraron que el hisopado dio negativo.

Los casos de coronavirus siguen en aumento en la industria frigorífica del distrito y la incertidumbre es grande en todos los establecimientos. En las últimas horas se confirmó como falso positivo el caso en el frigorífico Ciaber (Ex Finexcor) ubicado en la localidad de Bernal Oeste. Sus trabajadores paralizaron la producción ante la intensión patronal de continuar con “normalidad” luego de confirmarse la noticia de que el trabajador podría haber contraído el covid-19, en una valorable actitud en defensa de su salud y la de sus familias y la de toda la comunidad.

A pesar de haberse descartado el caso en el frigorífico Ciaber, la incertidumbre continua en el conjunto de la industria luego del brote en El Federal, dónde murió el agente veterinario del SENASA que había dado positivo para Covid-19 la semana pasada. En este establecimiento los trabajadores también exigieron medidas de seguridad e higiene, testeos masivos para toda la fábrica y licencia paga hasta que se sepa el estado de salud de todos los operarios. La patronal respondió con la amenaza de dejarlos sin trabajo mientras más trabajadores manifestaban síntomas y algunos de ellos ya están internados.

La prepotencia de las empresas frigoríficas es indignante. El poder político las viene avalando y deja abandonados a los trabajadores sin garantizar los testeos masivos que se hacen indispensables y sin garantizar tampoco que las empresas cumplan con las medidas minimas de higiene y seguridad y con las licencias pagas ante la propagación del virus. La enorme preocupación que recorre el gremio por la propagación del virus se suma a la difícil situación de los trabajadores de Penta, a los cuales el empresario Ricardo Bruzzese los mantiene sin cobrar y con la fábrica cerrada hace más de un mes, dejándolos expuestos al hambre y a la enfermedad.

Este complejo cuadro dentro del gremio exige la conformación de Comisiones de Seguridad e Higiene votadas democráticamente entre los trabajadores, para llevar adelante los reclamos ante la irresponsabilidad empresaria, donde puedan ser asesorados por profesionales de la salud solidarios. Esto debe ser acompañado por una respuesta de conjunto del sindicato de la carne, en defensa de la salud, el salario y los puestos de trabajo.

Publicidad