23 de abril de 2020 11:29 AM
Imprimir

Se consolidan los buenos rindes en la soja temprana

En la región se lleva trillado el 80% del área sembrada, con un incremento semanal de 25 puntos y un adelanto de 8 puntos, en comparación al mismo período de la campaña 2018/2019.

En la fecha, se dio a conocer el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, correspondiente a la semana comprendida entre 15 y 21 de abril de 2020.


El informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe, destacó el buen ritmo de cosecha de la soja temprana. En la región se lleva trillado el 80% del área sembrada, con un incremento semanal de 25 puntos y un adelanto de 8 puntos, en comparación al mismo período de la campaña 2018/2019.


Con el transcurso de los días, los rendimientos obtenidos continuaron fluctuando entre los valores enunciados en la última semana, no reflejando cambios, ni tendencia, ni posibilidad a una variación positiva o negativa.


“Una característica de importancia y valorada por el sector productivo fue que, desde el inicio de la recolección hasta la fecha, el porcentaje logrado fue realizado bajo muy buenas condiciones climáticas, siendo un plus que se destacó en mayor cuantía”, destacó el informe.


En el sector centro norte de los departamentos del Nueve de Julio y General Obligado, con el avance de la recolección fueron mejorando los rendimientos, revirtiendo los bajos a magros resultados obtenidos en un comienzo de la campaña, dado que en dichas zonas las condiciones climáticas impactaron fuertemente en el desarrollo de los distintos lotes.


Zona norte: departamentos Nueve de Julio, General Obligado, Vera, norte de San Javier: rendimientos promedios que fluctuaron entre 24 y 28 qq/ha, con máximos en lotes puntuales de 33 qq/ha.


Zona centro: departamentos San Cristóbal, San Justo, Castellanos, sur de San Javier, Las Colonias y La Capital: rendimientos promedios que fluctuaron entre 30 y 48 qq/ha, con máximos en lotes puntuales de 54 qq/ha.


Zona sur: departamentos San Martín y San Jerónimo: rendimientos promedios que fluctuaron entre 47 y 52 qq/ha, con máximos en lotes puntuales de 59 qq/ha.


Soja de segunda


En cuanto a la soja tardía, los rendimientos promedios mínimos oscilaron entre los 25 y 28 qq/ha y los máximos, entre 32 y 35 qq/ha, con predios puntuales de 38qq/ha.


Un 55 % de los lotes se observó en estado bueno a muy bueno, con predios puntuales a excelentes, un 20 % en estado bueno a regular, con mediano desarrollo de estructura de plantas, no llegando al cierre de los surcos, un 20 % regular y un 5 % malo.


Dada las etapas fenológicas de los cultivares y lo avanzado del ciclo, los indicadores enunciados en los distintos informes anteriores, como desarrollo foliar limitado, estructura de plantas medias a bajas, surcos no cerrados, lotes manchonados, poco uniformes y mortandad de plantas, no cambiaron y con ello la amplitud de los estados perduró.


Continuaron las aplicaciones de herbicidas e insecticidas, en muy bajo porcentaje y en lotes que justificaron una acción de control.


Maíz tardío


El informe señala que en áreas aledañas a las cuencas lecheras del SEA, se realizaron procesos de picado-embolsado para autoconsumo con resultados varios en sus rendimientos, que fluctuaron entre 8 y 10 mts/bolsa/ha, a 13 y 14 mts/bolsa/ha.


Para dicho destino el cultivo representó un bajo porcentaje del total sembrado y estuvo en relación, dependencia con la cantidad de reservas que a la fecha logró el productor, para el abastecimiento de la demanda del próximo período invernal.


En el caso de destino a grano comercial, los maizales avanzaron sin mayores inconvenientes y normalmente, en sus distintos estados fenológicos.


La realidad de los tardíos, continuó siendo totalmente diferente, no llegando a una recuperación en el desarrollo, tanto de las plantas como foliar, por lo cual las consecuencias serían irreversibles y se reflejarían en una disminución de los qq/ha finales obtenidos.


Sorgo granífero


El proceso de cosecha logró un adelanto del orden del 35 % y un aumento semanal de 15 puntos, con distintos grados de avance, según los distintos departamentos.

Los rendimientos promedios continuaron con mínimos que oscilaron entre 20 y 25 qq/ha, los máximos entre 50 y 55 qq/ha, con lotes puntuales muy buenos de 60 qq/ha.

Los cultivares se mostraron en un 75 % en estado bueno a muy bueno, con algún lote excelente, un 15 % en estado bueno a regular y un 15 % regular a malo. Este último, en situación irreversible, seguramente con cambio de destino, serían picados para alimentación del ganado (en caso de explotaciones mixtas).

Fuente: El Litoral

Publicidad