24 de abril de 2020 10:34 AM
Imprimir

Chile : Industria de la carne fortalece su compromiso para hacer frente al Covid-19 y asegurar el abastecimiento

Esta industria se caracteriza por regirse de forma permanente por estándares de sanidad e inocuidad de los países más desarrollados

La crisis sanitaria actual ha remecido la vida de los ciudadanos y la forma en que se organiza el trabajo y la vida privada. Actualmente, millones de personas dependen de la continuidad de las operaciones de distintas industrias para asegurar su abastecimiento. En Chile, en paralelo a la adopción de medidas para detener la aceleración de la pandemia, se generan estrategias desde todos los sectores, para minimizar los posibles impactos en el suministro de productos básicos.

Uno de estos es la carne. Esta industria se caracteriza por regirse de forma permanente por estándares de sanidad e inocuidad de los países más desarrollados, ya que gran parte de su producción es exportada a los mercados más exigentes del mundo. Dada la contingencia, ahora ha tomado una serie de medidas adicionales de manera de resguardar aún más la salud de cada uno de los colaboradores de las distintas empresas, y a fin de mantener la continuidad de las operaciones y así asegurar el abastecimiento de productos a nivel nacional y hacia los mercados externos.

Antonio Walker, ministro de Agricultura, ha hecho un llamado a la calma y ha sido enfático en afirmar que el abastecimiento de alimentos está totalmente asegurado. En tanto, Juan Carlos Domínguez, Presidente Ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Carnes de Chile, ChileCarne, destaca: “La cadena de distribución sigue trabajando, los puertos siguen abiertos, las carreteras están despejadas para que el alimento pueda llegar a los centros de producción y a todos los centros de distribución, y así poder abastecer de Arica a Punta Arenas con nuestros productos”.

En cuanto a las exportaciones desde Chile, estas han aumentado sus volúmenes en los últimos años. El país cuenta con una condición sanitaria privilegiada y una estrategia exportadora ya consolidada. Al respecto, Juan Carlos Domínguez señala: “Es esperable que producto de la contracción económica que ha generado el COVID-19 a nivel mundial, el mercado de las proteínas se vea afectado, sin embargo, la carne se considera parte de la canasta básica de consumo, por lo que su demanda no se debería ver tan afectada como otros alimentos.

Para garantizar el abastecimiento, la industria porcina y avícola puntualmente, está haciendo importantes esfuerzos por mantener el abastecimiento de la cadena de productos y a la vez cuidar la salud y seguridad de sus equipos a través de medidas de prevención en las plantas de producción y granjas con el objetivo de evitar el ingreso y/o propagación del COVID-19. También, han establecido un mecanismo de respuesta exhaustivo ante la presencia de algún caso positivo en las empresas; y, junto con ello, mantener las operaciones en toda su cadena productiva.

Destacadas empresas nacionales del sector como AASA, Maxagro, Agrosúper y Coexca, han implementado en sus granjas y plantas de producción, una serie de medidas adicionales a las que se implementan usualmente, como son la desinfección en la entrada y salida, cambio de ropa, uso de mascarillas y el lavado y desinfección de manos al ingreso y salida, cuantas veces sea necesario durante la jornada laboral. Hoy, adicionalmente, se capacita a todo el personal con respecto a las medidas consideradas por el MINSAL, se realiza control de temperatura al 100% de las personas que ingresan a las instalaciones, se realiza desinfección y zonificación de los lugares de trabajo y desplazamiento, desinfección de los buses de acercamiento y vacunación contra la influenza del personal, entre otras medidas (ver recuadro).

MAXAGRO, adicionalmente a los protocolos de la autoridad, ha recibido asesoría experta en virología para la implementación de una detallada matriz de riesgos en la que se analiza cada una de las labores realizadas en sus instalaciones. Se establecieron medidas que aseguran que exista un menor contacto entre trabajadores, por ejemplo aumentando la superficie en sus instalaciones, mediante la instalación de carpas profesionales destinadas a otorgar mayor espacio para zonas de descanso y casino. También se realizó sanitización aérea de los espacios comunes, de manera adicional a las medidas de limpieza y desinfección extras establecidas durante las últimas semanas.

COEXCA, tiene en operación un sistema de desinfección de última generación (Nocospray Oxipharm) para zonas de alta concurrencia como salas de descanso, vestidores, baños y casino, el mismo que es utilizado en la actualidad en clínicas privadas y aerolíneas. Restringieron al máximo las zonas de contacto de los trabajadores e instalaron un túnel de sanitización peatonal en la planta de procesos. Adicionalmente, han dispuesto medidas especiales en el transporte de colaboradores (as), como la desinfección de los vehículos y la habilitación de kits especiales para cada uno de ellos en los móviles (mascarillas y guantes). Por último, anteponiéndose a un escenario complejo, han decidido adelantar producción en toda la cadena y se mantiene un stock de autonomía, de manera de no afectar las ventas ni la exportación.

AASA ha aislado al personal en los planteles para evitar que exista contacto, creando divisiones de acrílico entre cada persona en el área de desposte. También entregan careta de protección facial y mascarilla para el personal que ocupa el transporte público, han realizado demarcación del piso en todos los sectores como distancia mínima de un metro, existen horarios diferidos de acceso, aislación del personal de casino, sanitización de la planta cada dos horas, entre otras iniciativas.
AGROSUPER, junto con incrementar las medidas en cuanto a la prevención de contacto y a la higiene, han reducido la dotación de sus plantas industriales en un 25%, liberando a parte del equipo con permiso pagado, para así resguardar la seguridad de sus colaboradores. Esta reducción ha sido posible ya que han adecuado el mix de productos, poniendo foco en los cortes de primera necesidad, pensando en resolver las necesidades de practicidad y rapidez de los consumidores.
El propósito de la industria es el de continuar entregando alimentos de primera calidad e inocuidad en Chile y en el mundo. Esto va de la mano con su compromiso de cuidarse para contribuir a la alimentación de los chilenos y colaborar en la superación de la emergencia sanitaria.

Nuevas medidas

Capacitación a todo el personal respecto de las medidas consideradas por el MINSAL y la empresa, para evitar el ingreso y/o propagación del COVID-19. Además, de material gráfico y audiovisual ubicados en lugares estratégicos que permitan reforzar las medidas.

Control de temperatura, con termómetros infrarrojos para uso humano, al 100% de las personas que ingresan a las instalaciones: fábricas de alimentos, granjas, plantas de proceso y oficinas.

Zonificación, desinfección y distanciamiento demarcado de los lugares de trabajo y así minimizar al máximo la posibilidad de riesgo, y poder actuar en forma rápida en caso de que alguien presentara cualquier síntoma.
Vacunación de la Influenza a disposición del 100% del personal de cada una de las instalaciones.

En los traslados de buses de acercamiento u otros: desinfección del interior de buses, uso obligatorio de mascarillas durante todo el recorrido y de alcohol gel al subir y descender, y obligatoriedad de tomar la temperatura antes de comenzar el trayecto.

Evitar todo tipo de contacto físico entre las personas (estrechar manos, besos etc.), manteniendo la mayor distancia posible, en cualquier situación (trabajo y fuera de él).

Suspensión de todo tipo de visitas externas y minimizar los contactos con proveedores, suspensión de viajes laborales dentro y fuera de Chile, y suspensión de asistencia a seminarios u otros.

División de los trabajadores de todas las instalaciones, principalmente en las plantas de proceso, en grupos o clusters, que eviten el contacto con otros trabajadores de la empresa, y así poder reemplazar fácilmente sus funciones durante su recuperación.

Obligatoriedad del personal de avisar a la jefatura ante algún síntoma (fiebre sobre 37,8ºC, tos y/o dificultad para respirar) o sospecha de padecer COVID-19. Si hubiese una persona con sospecha de contagio a COVID-19, ésta debe ser aislada, a la espera de que se confirme o no su contagio.

Aplicación de barreras físicas y/o señaléticas para la segmentación de áreas, y minimizar o eliminar el uso de equipamiento que tome contacto con todo el personal de la planta (por ejemplo: suprimir el uso de lectores de huellas digitales).

Incorporar medidas en los casinos de alimentación, que no coloquen en riesgo la salud de los colaboradores tales como la segmentación y división de espacios para comer que permitan respetar la distancia establecida.

Envío a sus hogares a todas las personas de riesgo, vale decir: mayores de 65 años; personas con problemas al corazón y diabetes; mujeres embarazadas y mujeres con niños menores de 1 año que sigan en lactancia; y Home office para las actividades que puedan operar bajo esa modalidad.

Fuente: eltipografo.cl

Publicidad