24 de abril de 2020 10:54 AM
Imprimir

Uruguay : El mercado de la carne de corral está cerrado y se deben buscar alternativas

Hay muchos mercados posibles, pero “China es donde vemos la alternativa más clara y segura, no solo para el feedlot, para todo tipo de carne producida en nuestro país”, dijo el presidente de Aupcin

Las primeras investigaciones sobre la tecnología feedlot se iniciaron en 1993 a cargo del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) luego de que una empresa privada solicitara desarrollar el sistema para exportar carne a Europa y con la visita de Don Milligan, especialista en nutrición animal de Canadá. En 1996 se funda la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin).

Su presidente, Dr. Álvaro Ferrés, dijo a La Mañana que la Asociación “nuclea empresas agropecuarias que tienen en común un sistema de producción que es el engorde de ganado a corral” y cumplen con “cuatro objetivos básicos: trabajar para vender mejor nuestros productos, estar juntos para poder tener poder negociador y economía de escala para comprar insumos en forma conjunta, trabajar en proyectos de investigación, desarrollo y en el lobby que tiene que hacer el sistema de producción, y por último en la asistencia técnica de los integrantes de la Asociación”. “El engorde a corral es la manera uruguaya de decirle a los feedlot”, precisó.

Respecto a la situación actual, los productores de este sistema “estamos en un momento particular ya que los principales negocios están dirigidos a Europa, lo que se llama la Cuota 481 o la cuota de carne de alta calidad, pero Europa está pasando por una situación crítica debido a la pandemia” por lo que “no está comprando carne. Por lo tanto nuestro principal mercado está hoy cerrado y eso hace que el sistema que trabaja de forma continua tenga ganados encerrados y sin un destino cierto”. Ante eso se deben buscar mercados alternativos que puedan comprar y pagar este tipo de carne, y que justifique el costo extra de su producción.

Consultado si mantener el ganado demasiado tiempo en corral puede generar pérdidas, explicó que eso sucede en cuanto a la Cuota 481, “porque si pasa determinada edad se deja de vender para ese cupo”, pero de todas formas se “pueden producir esos novillos para otros destinos que no tiene por qué tener la condición de ganado para cuota 481. Yo puedo producir en corrales de engorde que se puedan faenar con 36 o 48 meses, pero no cumple el requisito para la cuota 481 que tiene que tener menos de 29 meses de edad”.

Asimismo precisó que “la calidad de la carne depende de la edad del animal y del tiempo de engorde. Cuanto más tiempo de engorde tiene un animal mayor marmoleo y eso es una de las características más buscadas y pagadas. Entonces, muchas veces, por más que el animal tenga una mayor edad, si el tiempo de engorde también es mayor, puede tener un mejor precio por corte como consecuencia de tiempo de permanencia en los corrales o el marmoleo que tenga la carne”.

La carne de ganado a corral no sustituye la producción a campo o pastura, dijo, “hay ventajas para ambos tipo de carne. La producida a campo o pastura tiene sus nichos y sus mercados, y la producida en corrales tiene otros nichos y otra demanda. Ambas carnes son colocadas en diferentes mercados a diferentes valores”, comentó.

Uruguay ha hecho un manejo inteligente de la producción, atendiendo las necesidades del mercado

“La mayoría de los países del mundo tienen un porcentaje importante de animales provenientes de corrales de engorde, en Argentina una gran proporción que va a faena viene de feedlot, en Brasil esa proporción es un poco menor y en Paraguay menos aún”.

“Uruguay tiene características muy buenas en su ganado y puede hacer las ventajas comparativas con respecto a lo que pueda producir Brasil y Paraguay”; “Argentina tiene excelente calidad de hacienda y además mejores costos de producción porque son mejores productores de granos que nosotros”, añadió, y destacó que la ventaja de Uruguay es que “tiene una experiencia de exportación mucho mayor que Argentina”.

En nuestro país “el engorde a corral tiene una capacidad de producción de 300.000 o 350.000 vacunos, si la faena es de más de 2 millones, es un poco menos del 20 % de la producción” total. Distinto es el caso de Estados Unidos donde el engorde a corral “es el 70 u 80 % de la producción”.

Ferrés comentó que Uruguay ha hecho un manejo inteligente de la producción, porque con una “proporción menor del ganado de corral a faena” y “Estados Unidos con una proporción mayor, nuestro país sigue teniendo mercados para la cuota Hilton” que tienen la característica de “solo aceptar animales de pastura”. Esto “ha permitido crecer en la cantidad de ganado que se faena, en la cantidad de mercados a los que se exporta, y además ha mejorado el precio de la tonelada exportada”. “Si Uruguay quiere seguir creciendo en producción y faena, los corrales de engorde son la respuesta para que eso sea posible”, aseguró.

Por otra parte, con el ganado de corral también se puede atender, y de hecho se hace, la exportación de ganado en pie. “Se puede recriar ganado para la exportación en pie”, apuntó.

Uruguay país productivo por excelencia

Al ser consultado sobre las críticas que recibe el feedlot como herramienta productiva, Ferrés dijo que toda producción animal, “incluso la que es intensiva, respeta el medio ambiente y el bienestar animal” y eso es especialmente cuidado en Uruguay. Sin embargo los sistemas intensivos suelen ser “cuestionados por algunas personas que creen que los animales sufren o contaminan”.

Todos los que trabajamos en la producción animal “tenemos y respetamos las reglas de bienestar animal”, porque además hacen que el animal produzca de forma más eficiente. Los alimentos se producen de “diferentes formas que pueden ser más o menos intensivas, y tienen como único objetivo la alimentación del ser humano”.

“Esta situación del COVID-19 debe servir para que la población reconozca en el sistema agropecuario una producción importante a nivel nacional que nos identifica a nivel mundial y que nos debe de preocupar por ser una de las principales fuentes de ingresos, tanto en lo laboral como económico. Uruguay es un país agropecuario, que tenemos que vendernos así y estar orgullosos de que sea así, como sucede en otros países como por ejemplo Nueva Zelanda”.

Corrales de engorde en la zona este del país

Dorval Ribeiro productor del departamento de Treinta y Tres dijo que actualmente están “con un ritmo menor de encierro debido a las incertidumbres del momento”, pero cuenta “con un lote en los corrales para la ventana de mayo-junio y otro para agosto”.

Consultado respecto a los fletes, comentó que “dentro de Aupcin se maneja un precio para todos igual independiente de la distancia del frigorífico de cada productor”, lo que más incide es el flete de la compra de granos para alimento, que tiene como base el sorgo en grano y en silo, y el maíz principalmente.

Entre los pros y los contras de la zona este respecto al litoral para los feedlot dijo “que en el este se cuenta con mayor oferta de reposición de ganado por ser suelos menos aptos para la agricultura y más de cría, a diferencia del litoral que producen los granos y cuentan con la ventaja de tener el alimento en la zona”.

Publicidad