24 de abril de 2020 13:23 PM
Imprimir

El maíz en su laberinto: petróleo, seguridad alimentaria y el camino de la proteína animal

El mercado de maíz camina entre la crisis de la pandemia y la crisis del petróleo, eso genera dudas sobre qué decisiones puede llegar a tomar el productor sudamericano y sobre todo el argentino.

Para meternos de lleno en el tema, es clave comprender que el comercio internacional del cereal viene cambiando a pasos agigantados en relación a cuáles son los principales actores. Como se detalla en el gráfico siguiente, el trinomio de Ucrania, Argentina y Brasil, han acaparado la exportación, sobre todo en los últimos dos años.

Esto ha sucedido por los buenos niveles de producción, consecuencia de una mejora tecnológica y años que climáticamente han acompañado, pero también por la demanda desde lugares donde Sudamérica ha sido más competitivo que Estados Unidos, histórico exportador. En concreto, estos tres países en la campaña en curso están representando el 62% del comercio internacional. O sea, tenemos interesados en producir y venderle al mundo.

Exportaciones de maíz Argentina, Brasil y Ucrania. Fuente: AZ Group

Exportaciones de maíz Argentina, Brasil y Ucrania. Fuente: AZ Group

Por otro lado, no podemos descuidar el factor petrolero y la importancia que tiene el cereal en la construcción de la matriz energética de biocombustibles, fundamentalmente lo que se consume en Estados Unidos. Como vemos en el siguiente cuadro.

Oferta y demanda de maíz.

Oferta y demanda de maíz.

En caso de que Estados Unidos pueda sembrar y cosechar la gran cantidad de hectáreas que se propuso, sobre todo antes de la pandemia, seguramente veremos un aumento significativo del stock en el que sigue siendo el actor global más importante. También dudamos de que el etanol pueda captar alrededor de 138 Mill tn, por lo menos en la foto actual.

Evolución stocks de etanol

Evolución stocks de etanol

Esto ha generado ciertas correlaciones en los precios que hacen de techo para que pueda mejorar su cotización. Ese techo, en el corto plazo, lo está indicando el precio del petróleo, que se correlaciona de una forma bastante importante con el maíz. Esto dependerá en parte de la OPEP y sus decisiones internas y en parte de Cvid-19, en términos de activar la demanda del producto a nivel internacional.

Maíz vs. petróleo

Maíz vs. petróleo

Poniéndonos un poco más optimistas sobre los precios, podemos analizar los stocks de países que están más bien preocupados por su seguridad alimentaria, como es el caso China. Han caído sus stocks mas allá de que no podemos afirmar la veracidad del dato que publica el USDA.

Stocks de maíz de China

Stocks de maíz de China

En conclusión, el maíz se encuentra en una situación delicada en términos de fundamentos de mercado, pero no perdamos de vista que el remedio a los bajos precios, son los bajos precios, y esto ya lo estamos viendo.

Tampoco perdamos de vista que la campaña 2020/21 está recién comenzando y el camino es largo por recorrer.

Estos precios sirven a nivel de empresas, para agregar valor a otras actividades, o sea que vuelve el maíz a ser un aliado estratégico de lo que seguramente pedirá el mundo en el corto plazo, que es más volumen de proteínas.

El autor es socio de AZ Gruop y especialista de La Red Rural (Radio La Red – AM 910).

Fuente: www.a24.com

Publicidad