24 de abril de 2020 20:28 PM
Imprimir

La Rural: la oposición lanza a un matarife cercano a Etchevehere para destronar a Pelegrina

Se trata de Nicolás Pino, un empresario ganadero con presencia en Buenos Aires y Entre Ríos. El antecedente de 2018, acusaciones cruzadas y dudas por la Expo de Palermo.

El anuncio, en plena pandemia, sorprendió a todos en la Sociedad Rural (SRA). La oposición al actual presidente, Daniel Pelegrina, decidió patear el tablero cuando aún faltan cinco meses para las elecciones que se realizarán en septiembre próximo.

Mediante una carta interna a la que accedió LPO, el Movimiento Compromiso Federal comunicó que en el transcurso de las últimas semanas se logró consenso para que el candidato a presidente (de La Rural) sea el dirigente Nicolás Pino.

“Hemos consultado largamente con la mayoría de los integrantes de nuestro espacio y con muchos más socios que no lo integran pero que son proclives a un cambio coincidiendo en las cualidades de Pino para liderar el mismo”, sostiene la carta.

“Estamos seguros que el candidato conjuga el conocimiento de la entidad a la que pertenece hace 30 años y el convencimiento de lo que el campo necesita para una entidad gremial con mas de 152 años de historia”, agregó Movimiento Federal.

La oposición, envalentonada con el 40% de los votos que consiguieron Alberto Ruete Guemes y Marcos Pereda Born en 2018, pretende disputarle a Pelegrina y su segundo, Carlos Vila Moret, el poder que ostentan desde noviembre de 2017.

Pelegrina asumió ese año en reemplazo de Luis Miguel Etchevehere que había dejado el cargo para asumir como ministro de Agricultura. En 2018 el mendocino fue electo formalmente presidente y este año iría por su segundo mandato cumpliendo el límite.

La interna política en La Rural hasta septiembre promete ser por demás caliente. Algunos dirigentes ya empezaron a apuntar contra Pino por responder a Etchevehere y ser el principal promotor del bono que cobró el entonces ministro de Mauricio Macri.

En rigor, Pino -de 55 años- fue vicepresidente segundo de Etchevehere en la entidad y cuenta con el respaldo del denominado “comisariato” que administra la pista del predio de Palermo que cobra relevancia todos los años en el marco de la exposición rural.

Otros aprovecharon para vincular a Pino con David Lacroze y Martín Goldstein. Ambos tuvieron mucha influencia, el primero como coordinador de la Mesa de Carnes y el segundo como aportante de campaña, en la gestión de Etchevehere como ministro.

 Goldstein, Pino, Etchevehere, Dowdall y Solanet en la Expo de Palermo en 2016 

Pino es un reconocido matarife que se dedica a la compra y faena de hacienda en campos arrendados que luego se encarga de distribuir mediante una red de carnicerías con fuerte presencia en General Alvear (Buenos Aires) y Gualeguaychú (Entre Ríos).

“Sabemos que son épocas difíciles y que puede parecer que no es el momento de una contienda electoral. Pero el campo y sus familias padecen problemas que requieren una solución y que no pueden seguir esperando”, señala la carta de la oposición.

De tomas maneras, en el entorno de Pino intentaron bajarle el tono a dicha presentación de Movimiento Federal. “La intención de competir existe pero todavía no hay nada oficial. No hemos definido quiénes integrarán la lista”, dijeron a este medio.

Pelegrina y Vila Moret, en tanto, deben definir en las próximas semanas si se realizará o no la Exposición Rural de Palermo prevista entre el 22 de julio y 2 de agosto en el marco de la suspensión de muestras del campo por el avance del Covid-19.

El dato no es menor: en 134 ediciones, la única vez que se suspendió la exposición de Palermo fue en el 2001 por el brote de aftosa que obligó a desdoblar la muestra en dos etapas distintas (una parte ganadera en julio y otra industrial en septiembre).

En La Rural hay fuertes presiones: un grupo de dirigentes se inclina por realizar la Expo y esperar hasta último momento por el impacto económico que genera en la entidad, mientras que otro sector impulsa directamente la suspensión o postergación.

Dos datos no menores son que en La Rural hay unos 2000 socios habilitados para votar en todo el interior del país y que el oficialismo cuenta con el respaldo del influyente grupo de ex presidentes compuesto por Luciano Miguens y Hugo Biolcati, entre otros.

Hasta 2018, la última vez que La Rural tuvo una interna fue en 1990 cuando Eduardo de Zavalía y Horacio Gutiérrez compitieron. Desde entonces, hasta hace dos años, las listas presentadas siempre se conformaron por consenso general entre los dirigentes.

Las elecciones de 2020 serían las segundas consecutivas y la tercera en los últimos 30 años en un comportamiento electoral interno que, pareciera, llegó para quedarse en La Rural en función de la división que causó el “Bono-Gate” de Etchevehere. 

Fuente: LPO

Publicidad