25 de abril de 2020 11:33 AM
Imprimir

La reapertura de los registros del automotor ‘es un respiro para la maquinaria agrícola’

Desde la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola señalaron que permitirá ejecutar las prendas y beneficiará a todo el sector.

La reactivación del sector de la maquinaria luego de que el Gobierno argentino levantara la cuarentena para los fabricantes se encontró con la limitante del cierre de los registros del automotor, una situación que impactó sobre los créditos que estaban asignados para la compra de unidades y para la entrega.

Ahora, luego de diferentes pedidos, las empresas fabricantes van a poder ejecutar las prendas y patentar los autopropulsados ya que a partir de este miércoles 22 de abril reabrirán los registros del automotor.

El presidente de la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola, Néstor Cestari aseguró: “La apertura de los registros es un respiro para toda la maquinaria agrícola”.

Los registros operarán con atención reducida y a través de turnos. Estos se deberán tramitar de forma online. El usuario deberá respetar el horario asignado y cumplir con las normas de distanciamiento social. “Con la reapertura va a mejorar la situación”.

Cestari comentó que la reapertura de los registros prendarios va a beneficiar a la maquinaria autopropulsada y también a la maquinaria de arrastre. “Una tolva o una sembradora no son patentables, pero por tener créditos prendarios se van a poder inscribir las prendas”, aseguró.

Otra complicación que se sumó a este contexto de pandemia fue la realidad de los proveedores, ya que muchos no estaban exceptuados y se debían tramitar permisos y habilitaciones. “El estar abierto o permitido no quiere decir que estamos trabajando ciento por ciento, siempre hay inconvenientes que van surgiendo y hay que superarlos”, explicó Cestari al describir el trabajo en la cuarentena.

También mencionó que las complicaciones con los créditos prendarios vienen desde Expoagro. Esas líneas de financiamiento, al tener poca vigencia, se dieron de baja. “Los créditos que estaban otorgados para la exposición se cayeron y todo lo que no se entregó a tiempo, en algunos casos, se perdió la operación por la estacionalidad”, argumentó Cestari.

En relación a la situación actual del sector, el presidente de Cafma explicó que nadie está cómodo con la pandemia, salvo algunos sectores que pudieron trabajar. “Lo primero que se priorizó fue la vida”.

Por Rodrigo Bonazzola

Fuente: NAP

Publicidad