27 de abril de 2020 12:52 PM
Imprimir

Los sindicatos de la carne convocaron a asambleas este lunes en todo el país y no descartan un paro

CompartiremailFacebookTwitterLa Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FESITCARA) convocó este lunes 27 de abril asambleas en todos los puntos del país para evaluar medidas gremiales de alcance nacional. “Ante la falta de respuestas por los conflictos suscitados en distintos frigoríficos del Gran Buenos Aires, la FESITCARA convoca […]

La Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FESITCARA) convocó este lunes 27 de abril asambleas en todos los puntos del país para evaluar medidas gremiales de alcance nacional.

“Ante la falta de respuestas por los conflictos suscitados en distintos frigoríficos del Gran Buenos Aires, la FESITCARA convoca a su cuerpo de delegados a realizar asambleas informativas en todas las plantas frigoríficas del país y no descarta la convocatoria a medidas gremiales de alcance nacional”, sostuvo la Federación.

“La decisión fue adoptada por la conducción de la organización que encabeza Gabriel Vallejos, tras reunirse este domingo de manera virtual frente al estancamiento en las negociaciones en torno a la situación de los compañeros de los frigoríficos Penta y Avellaneda Carnes (ex La Huella), y ante distintos sucesos violentos sufridos por trabajadores de la carne que fueron presionados a cesar en la lucha por patotas enviadas a los establecimientos de la zona”, agregaron las fuentes sindicales.

“Hemos ratificado nuestras presentaciones ante el ministerio de Trabajo, solicitando respuestas al ministro Claudio Moroni, no sólo por los conflictos denunciados en cada frigorífico sino también en relación al histórico pedido de zonas de delimitación”, detalló el gremio.

Por último, la FESITCARA concluyó: “Acompañaremos hasta las últimas consecuencias a nuestro sindicato de base de Capital Federal y Gran Buenos Aires, y mantendremos el estado de alerta en todo el país. Los derechos de nuestros compañeros no se negocian”.

Publicidad