28 de abril de 2020 11:51 AM
Imprimir

El presidente de Tyson advierte del riesgo que corre el suministro de carne y alimentos en EE.UU.

A través de una carta publicada como anuncio en The Washington Post y The New York Times

John Tyson, presidente de la junta directiva de Tyson Foods, una de las más importantes firmas cárnicas y alimentarias a nivel mundial, firma una carta publicada por esta empresa a través de un anuncio publicado en The Washington Post y The New York Times.

En su misiva, Tyson reconoce que la COVID-19 está cambiando todo pese a lo cual su empresa sigue produciendo carne y alimentos para los estadounidenses y ante esto, asegura que “estoy agradecido por el compromiso de los miembros de nuestro equipo con algo más grande que un trabajo”.

Pero el responsable de la empresa también destaca que ante los problemas vividos en plantas cárnicas de EE.UU. con motivo de los contagios por COVID-19, “millones de libras de carne desaparecerán de la cadena de suministro. Como resultado, habrá un suministro limitado de nuestros productos disponibles en los supermercados hasta que podamos reabrir nuestras instalaciones que están actualmente cerradas”.

Asegura que su empresa tiene “tiene la responsabilidad de alimentar a nuestra nación y al mundo”, pero también que “los organismos gubernamentales a nivel nacional, estatal, del condado y de la ciudad deben unirse de manera integral, reflexiva y productiva para permitir que los miembros de nuestro equipo trabajen con seguridad sin temor, pánico o preocupación. Los sectores público y privado deben unirse. Como país, este es nuestro momento de mostrarle al mundo lo que podemos hacer cuando trabajamos juntos”.

Recuerda que no solo es un problema de desperdicio de alimentos sino también por las consecuencias que tiene para el resto de la cadena cárnica, comenzando por los ganaderos que no pueden vender sus animales para ser sacrificados y afrontan así pérdidas.

Entre las medidas que ha tomado Tyson destaca la creación de un grupo para la gestión de la enfermedad en enero de este año así com la implantación de 150 escáneres de temperatura de infrarrojos, asegurar los EPIs para los trabajadores y la limpieza intensa y diaria además de la desinfección de las instalaciones.

La empresa reconoce además que está pagando un bono de 60 millones de dólares como prima a sus 116.000 trabajadores que están en primera línea junto a sus camioneros. Además ha aportado 13 millones de dólares para el apoyo a los más necesitados en estos momentos.

Tyson, responsable de una empresa con 85 años en el mercado cárnico de EE.UU., finaliza su misiva asegurando que “lo que nos dio fe en el pasado y me da fe hoy es saber que, juntos, encontraremos el camino correcto para cuidar a los miembros de nuestro equipo y nuestras comunidades, mientras brindamos alimentos seguros y saludables para ustedes, nuestros consumidores”.

Fuente: Eurocarne

Publicidad