28 de abril de 2020 14:06 PM
Imprimir

Los ganaderos retienen terneros para proteger su capital

El informe elaborado por el Mercado Ganadero Rosgan, señala que los productores "se reposicionan en kilos de carne, ante la incertidumbre del escenario actual, mientras los valores para la cría y la invernada se mantienen firmes".

El productor ganadero argentino se refugia en la retención de su hacienda como protección de su capital, en medio de la incertidumbre económica provocada por la pandemia, según indicó el Mercado Ganadero Rosgan en su evaluación semanal del sector.

“El criador siempre ha sido proclive a refugiarse en su hacienda, sabe que la ganadería le ofrece una protección segura para sus pesos sin perder liquidez, dado que se trata de un mercado que siempre está dispuesto a comprar”, indica el informe.

Además, consignó que “hoy estamos viendo un productor ganadero que más allá del corto plazo, sale a reposicionarse en kilos de carne, tratando de protegerse del escenario actual, de cara al mediano y largo plazo, los valores para la cría y la invernada se mantienen firmes, tanto de terneros como de vientres, vemos una recomposición en términos relativos”, añadieron los autores del reporte.

“Si bien es una realidad que este año la zafra de terneros se está desarrollando con cierta demora debido a las complicaciones logísticas originadas a partir de las medidas de la cuarentena nacional, lo cierto es que en muchos casos es el mismo criador quien está demorando la salida de sus terneros”, expresaron.

Según la evaluación de Rosgan, ante la incertidumbre reinante el criador está reteniendo más, “no quiere desprenderse de los terneros dado que tras la venta no encuentra alternativas confiables para la colocación de los pesos”.

Por otra parte la retención de hacienda es posible dada la condición en la que se encuentran hoy los campos, con un comienzo del otoño relativamente lluvioso y con temperaturas aún levemente por encima de lo normal, que provoca una muy buena oferta forrajera, que permite mantener buenos niveles de carga animal por hectárea.

Publicidad