30 de abril de 2020 19:47 PM
Imprimir

Brotes de influenza aviar en países europeos y en otros países de interés entre el 16 de noviembre de 2019 y 15 de febrero de 2020

CompartiremailFacebookTwitter Entre el 16 de noviembre de 2019 y el 15 de febrero de 2020, se notificaron en Europa 36 brotes de virus de influenza aviar altamente patógena (IAAP) A(H5N8) , de estos 36, 34 fueron en aves de corral, 1 en aves cautivas y 2 en aves silvestres. Geograficamente se detectaron en Polonia, Hungría, […]
  • Entre el 16 de noviembre de 2019 y el 15 de febrero de 2020, se notificaron en Europa 36 brotes de virus de influenza aviar altamente patógena (IAAP) A(H5N8) , de estos 36, 34 fueron en aves de corral, 1 en aves cautivas y 2 en aves silvestres.
  • Geograficamente se detectaron en Polonia, Hungría, Eslovaquia, Rumania, Alemania, Chequia y Ucrania. En Bulgaria se notificó un brote de IAAP causado por una infección simultánea con A(H5N2) y A(H5N8) en aves de corral y dos de influenza aviar de baja patogenicidad (LPAI). Igualmente se notificaron brotes de virus A (H5) en aves de corral en el Reino Unido y en Dinamarca.

Visión general de los brotes de virus de influenza aviar altamente patógena (HPAI) y de baja patogenicidad (LPAI) en aves de corral, aves cautivas y silvestres así como en casos humanos debidos al virus de la influenza aviar (IA),dentro y fuera de Europa entre el 16 de noviembre de 2019 y el 15 de febrero de 2020

Principales observaciones

No se han detectado infecciones humanas con virus HPAI o LPAI de la misma composición genética que las actualmente detectadas en aves domésticas y silvestres en Europa.

  • Se han notificado dos casos humanos con infección por el virus A(H9N2) en Hong Kong y Senegal-
  • Desde 2005, Europa ha sufrido seis brotes HPAI A(H5) y tres de ellos ocurrieron en los últimos cuatro años (2016-2017, 2017-2018 y 2019-2020).
  • En Europa, entre el 16 de noviembre de 2019 y el 15 de febrero de 2020 (basado en el Sistema de notificación [ADNS]):
    • e notificaron treinta y siete brotes de HPAI A(H5); de ellos uno detectado en aves de producción en Bulgaria fue causado por una infección simultánea con A(H5N2) y A(H5N8) y 36 A(H5N8) fueron reportados: 21 en aves de corral y uno en un ave silvestre en Polonia, cuatro en aves de corral en Hungría, tres en aves de corral y una en aves cautivas en Eslovaquia, dos en aves de corral en Rumania, uno en aves de corral y otro en un ave silvestre en Alemania, uno en aves de corral en la Chequia; uno en aves de corral en Ucrania;
    • se notificaron dos brotes de LPAI A(H5) en aves de corral: un A(H5N3) en el Reino Unido y una A(H5N1) en Dinamarca.
  • La caracterización genómica de los virus HPAI A(H5N8) detectados en aves domésticas y silvestres en Europa desde diciembre de 2019 sugiere que son recombinaciones de virus de Eurasia. Es probable que esta recombinación vírica se haya producido en aves en Asia durante el verano y luego se extendieron a Europa oriental con la migración de otoño.
  • Se detectaron dos subtipos de virus en el brote de aves de corral en Bulgaria, la HPAI A(H5N8) y A(H5N2). El análisis de estos virus y de virus de otros dos brotes de HPAI detectados en Bulgaria, una vez finalizado el período de presentación de informes para el período, indican que los virus A(H5N2) y A(H5N8) están circulando en Bulgaria y no están en correlacionados con los virus HPAI A(H5N8) que circulan actualmente en otros países europeos; de hecho, el gen HA de ambas cepas está relacionado con la cepa bulgara 2018–19 HPAI A(H5N8).
  • En comparación con el último informe, un número cada vez mayor de brotes de HPAI A(H5N1), HPAI A(H5N2), HPAI A(H5N5) y HPAI A(H5N6) en aves de corral fueron notificados de Asia. Brotes aislados de HPAI A(H5N8) fueron notificados entre el 16 de noviembre de 2019 y el 15 de febrero de 2020 por Arabia Saudita y Sudáfrica. Además, aves silvestres positivas a el virus HPAI fueron reportadas desde el noroeste de China.

A destacar:

  1. El riesgo de transmisión zoonótica de los virus de la gripe o influenza aviar ( IA ) al público en general en Europa sigue siendo muy bajo. No se ha observado ninguna transmisión a los seres humanos relacionada con virus detectados en Europa los últimos meses, sin embargo, la evolución de los virus de IA y las recombinaciones víricas observadas deben ser vigiladas de cerca.
  2. Los dos casos en aves silvestres en la UE fueron notificados después de que los brotes de aves de corral ya habían sido reportados en la misma zona geográfica; por lo tanto, la dirección de transmisión entre estos las aves silvestres y las aves de corral no están claras.
  3. El mayor número de brotes observados en aves de corral que en aves silvestres podría explicarse una vigilancia pasiva ineficaz de las aves silvestres, por una respuesta diferente del huésped a la infección por el virus entre aves silvestres y domésticas, o por inmunidad de rebaño de aves silvestres debido a temporadas pasadas’ exposición a HPAI A(H5).
  4. Dada la incursión tardía de HPAI A(H5) en la UE en el invierno 2019-2020, su acotamiento geográfico al Este de Europa y el inicio de las migraciones de primavera; disminuyen las probabilidades de nuevos brotes de IA en el Oeste de Europa.
  5. Esta es la primera vez que la migración de aves silvestres de Africa a Eurasia se ha correlacionado con la propagación a larga distancia de los virus HPAI a la UE. Esto implica que Africa es también una fuente potencial de nuevos genes de virus que llegan a Europa, al menos indirectamente. Sin embargo, el bajo riesgo de la ruta debe ser reconsiderada, ya que lo que sucedió desde Africa a Asia también podría suceder a partir de África a Europa.
  1. La escasez de datos sobre la infección por HPAI en aves silvestres procedentes de África hace imposible identificar áreas que pueden ser una fuente clave para la propagación del virus y estimar el riesgo de difusión de virus de África.
  2. El primer brote europeo A(H5N8) se registró el 30 de diciembre de 2019. Entre las posibles explicaciones a esta detección tardía , en comparación con botes anteriores de HPAI (H5), son
    1. a) la temperaturas leves inusuales registradas en las zonas de muda en Rusia en noviembre y diciembre de 2019;
    2. b) una vía diferente de propagación del virus;
    3. c) una circulación no detectada del virus en aves silvestres.
  3. La co-circulación de los virus A(H9N2) pertenecientes a la cepa G1 potencialmente zoonótica con las cepas A(H5N6) y A(H5N8) del virus HPAI en África del Oeste preocupa pues podría cursar con nuevos virus recombinados con efectos desconocidos en personas y en aves.
  4. Es critico someter a una vigilancia continua al virus de la IA en aves silvestres y aves de corral en Europa y en todo el mundo, disponiendo de secuencias completas y actualizadas del genoma viral e intercambiando datos entre los sectores animal y de salud humana. Este enfoque “One Health” es crucial para poder detectar y responder con prontitud a las amenazas que son relevantes para la salud animal y pública.
  5. En los últimos años, la epidemiología de los virus HPAI en los reservorios silvestres ha cambiado muy significativamente. Recientemente, hemos visto que la vigilancia pasiva no ha sido capaz de detectar la circulación de estos virus en aves silvestres con anterioridad a que fuesen detectados en brotes en aves de corral, ni ha proporcionado una imagen real de la tasa de infección real en estas poblaciones. Esto significa que no se puede utilizar como única herramienta para un sistema de alerta temprana o para evaluar el riesgo de introducir virus HPAI en poblaciones domésticas de aves.

Sugerencias

  • Es crucial que la información sobre la composición genética y los posibles orígenes de variantes recién detectadas en aves y humanos se comparta y se comuniquen de manera ágil y oportuna.
  • En las aves silvestres, deben generalizarse e implementarse métodos alternativos de vigilancia específicos más efectivos y sostenibles económicamente (por ejemplo, muestreo ambiental). Además, la vigilancia serológica dirigida a evaluar la inmunidad de rebaño podría ayudar comprender algunos aspectos de la interacción virus-huésped, como la muy baja mortalidad en la naturaleza en las especies observadas este año.
  • Sistemas de alerta de alta fiabilidad, bioseguridad efectiva y la capacidad de la industria avícola para adaptar los sistemas de producción de acuerdo con la evaluación de riesgos (por ejemplo, aves de corral criadas en interiores en situaciones consideradas de alto riesgo) siguen siendo las principales herramientas preventivas contra la IAAP en Europa.
  • Las personas expuestas a aves que puedan estar potencialmente infectadas con virus de IA deben tomar medidas de protección personal siguiendo las pautas de cada país.

Fuente: EFSA

Fuente: avicultura.com

Publicidad