2 de mayo de 2020 11:47 AM
Imprimir

Reporte Rural: la campaña porotera terminaría fortalecida

La apertura del mercado mexicano a los porotos argentinos resultó una excelente noticia para el productor, pero también para la economía de la región donde se cultiva. En Tucumán se sembraron 15.000 hectáreas. Se debe aprovechar la oportunidad para instalar la legumbre en el mercado interno. Para ello se precisa, entre otros, la buena difusión de sus múltiples beneficios.

Con la noticia de que nuevamente México será un importante comprador de porotos argentinos, esta tradicional producción que se realiza en el Norte Argentino podría ser otra vez una importante -incluso, un poco más fortificada- fuente de ingresos, en beneficio de una economía regional que tiene sus ciclos de crisis bastante recurrentes.

En la región NOA, esta actividad -en lo referido al cultivo y a la comercialización- tiene más de 50 años de historia. A partir de fines de la década del 70 recibió un gran aporte tecnológico de distintas instituciones oficiales, con la colaboración también de productores de diversa envergadura.

El poroto demostró ser una de las mejores alternativas en la diversificación agrícola de la región, debido a las excelentes condiciones agroecológicas de esta para la producción de legumbres secas. Es el principal cultivo, además, para el desarrollo de la región subhúmeda, seca y semiárida del NOA, a raíz de su buena adaptación, como integrante principal de los sistemas de rotación que se pueden diseñar para esta amplia superficie.

Al sembrarse a mediados del verano, cierra el ciclo de siembra de los cultivos estivales, ampliando el período de siembra de estos. Esto es muy importante en una región donde la variabilidad climática y la disponibilidad de agua edáfica definen la siembra y juegan roles imprescindibles en el rendimiento futuro.

La superficie de siembra de este cultivo siempre se encuentra condicionada por diversos aspectos, que se deben tener en cuenta. Entre estos, las condiciones ambientales que se van presentando durante el verano y el escenario comercial que se avizora.

Esta campaña es uno de los casos en los cuales se sembró más poroto, debido a que la siembra de soja en la región se complicó a raíz de las sequías que se dieron durante las fechas de siembra óptimas para la oleaginosa.

En general no se esperaba que en Tucumán se dé una siembra importante de poroto, pero las condiciones que se presentó aumentaron las estimaciones, y se logró sembrar una superficie cercana a las 15.000 hectáreas.

Se estima que se sembró, principalmente, un alto porcentaje de poroto negro. A este le siguieron variedades del blanco y del rojo que presentan buen comportamiento a las virosis.

Semillas y consejos

Esta campaña ocurrió que, al haberse dado una decisión final de siembra mayor a la esperada, el tema semilla llegó a ser un impedimento, ya que el productor buscó realizar una siembra con buena calidad de semilla.

Es importante es que si el productor tomó la decisión de sembrar poroto, siempre tenga en cuenta las recomendaciones técnicas que se brinda de manera permanente por parte de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), para que minimice todos los factores de riesgos que puedan suceder en el desarrollo del cultivo.

Llegamos al momento de cosecha, con rendimiento todavía irregulares, pero acompañado de un mercado que está demandando el poroto argentino y que permite tener precios acordes a las necesidades actuales de los productores.

Las legumbres son cultivos que se van imponiendo de a poco en la región, y que tienen un mercado interesante por cubrir.

Sinnúmero de beneficios

Las legumbres son muy nutritivas, y aunque algunas voces opinan diferente son bajas en grasas y aportan minerales, vitaminas, proteínas, ácido fólico y otros nutrientes importantes. Debido a estos beneficios son alimentos recomendados para incluir en la dieta diaria; sobre todo en la de las personas vegetarianas, que pueden utilizarlos como sustitutos de la carne en cuanto al nivel de proteínas.

Además, contienen fibra, que ayuda a regular los niveles de colesterol en la sangre, lo que previene enfermedades cardiovasculares. Contiene potasio, un mineral que regula la presión arterial y que es recomendado para hipertensos, por lo que el corazón es un gran beneficiado. Tienen propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres que dañan las células, previniendo enfermedades degenerativas, el envejecimiento prematuro y algunos tipos de cáncer.

Las legumbres tienen bajo contenido de grasas y azúcares, contienen calcio por lo que son buenas para mantener saludables los huesos y prevenir las complicaciones que se dan en ellos.

Consumir legumbres genera innumerables beneficios que deben ser conocidos, para que las personas que no la consumen comiencen a hacerlo.

Buena comunicación

Para ello, resulta necesario que tanto las instituciones de investigación, como los Gobiernos involucrados y los propios productores trabajen en estrategias para dar a conocer a la sociedad los beneficios que tiene el consumo de legumbres secas.

Sin dudas esta campaña vino acompañada con estos aspectos, que son de suma importancia para fortalecer este tipo de producción.

Fuente: La Gaceta

Publicidad