3 de mayo de 2020 12:53 PM
Imprimir

Un consumo debilitado frena los precios

China aumentó sus compras pero aún está al 60 por ciento de lo que demandaba a fines del año pasado.

Hay una recuperación parcial de las cotizaciones después de las intensas lluvias caídas en la mayor parte de las zonas ganaderas. Un mercado muy perturbado, con un consumo (el 80 por ciento de la demanda) debilitándose en la medida que se extiende la cuarentena. Y por otro lado, una exportación a la que sin Hilton y sin Israel le cuesta mucho integrar la res.

China está volviendo a realizar importantes compras, pero aún está sólo al 60 por ciento de los volúmenes que embarcó nuestro país en el último trimestre del año pasado. Sube la demanda, pero se frena la recuperación de los precios FOB, con los importadores y el gobierno chino muy atentos a que los valores de la carne vacuna no se desborden nuevamente, como pasó en noviembre pasado.

La foto es: volúmenes crecientes, precios FOB estancados, muy parecidos a los que el gigante asiático pagaba en abril-mayo del año pasado.

Sin restricciones de la oferta ganadera a la vista –la faena viene aumentando–, los precios de los bovinos dependerán de que el consumo no siga aflojando y que las compras chinas sigan creciendo.

Cifras de existencias

De acuerdo con los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura, el stock ganadero argentino al 31 de diciembre era de 54,46 millones de cabezas, unos 547 mil animales menos que a igual momento del año anterior.

La caída en el stock de vacas, unas 560 mil cabezas, resulta superior a lo esperado, para dejar las existencia de la categoría en 23,99 millones de vientres. También cayó el stock de vaquillonas, que se reduce en 228 mil cabezas a lo largo del año.

Pese a que se esperaba un repunte en el número de novillos, los registros de esta categoría se ubican prácticamente al mismo nivel que el año anterior (0,15 por ciento menos). Se observa un aumento importante en el número de novillitos (tres por ciento).

En terneros hay aumento de 1,35 por ciento, con casi el mismo número de terneras (apenas 0,18 por ciento más). Entre machos y hembras, hay a fines del 2019 unos 113 mil terneros más que a diciembre del 2018. La relación ternero/vaca se ubica en un índice 66,4 por ciento, superior al 65,7 del año anterior, pero también por debajo de lo esperado.

Con un stock ganadero, al inicio del 2019, del orden de los 55 millones de cabezas, y una faena de 13,9 millones, la extracción observada sería del 25,3 por ciento del stock inicial.

Si con esta faena las existencias cayeron uno por ciento, podría inferirse que la tasa de extracción de equilibrio sería del orden del 24,3 por ciento, también algo más baja que lo esperado.

Si durante 2020 continúa la suba en la faena registrada en el primer trimestre del año, anualizada sería 14,4 millones de cabezas. De continuar esta tendencia hasta final del año, las existencias caerían cerca de un millón de cabezas adicionales.

Ignacio Iriarte

Fuente: AgroVoz

Publicidad