3 de mayo de 2020 13:02 PM
Imprimir

Bien fertilizado, el trigo engorda los rindes entre 10 y 30 por ciento

Así lo aseguraron técnicos de Fertilizar, que presentó sus perspectivas para la campaña 2020/21.

Perfiles con buena recarga de humedad y precios internacionales favorables para el trigo, combinados con un valor de los fertilizantes por debajo de los niveles históricos, configuran un escenario ideal para que el trigo no solo vuelva a aumentar el área sembrada sino también para que siga mejorando el aporte nutricional.

En un encuentro virtual con la prensa, el presidente de la Asociación Civil Fertilizar, Jorge Bassi, reveló su optimismo de cara a la campaña que está por comenzar, debido a las razones antes mencionadas.

“Las condiciones de humedad hoy son óptimas en la mayoría de las regiones, sin limitantes de humedad, por lo que podemos apuntar a esquemas de producción de alto rendimiento para cada zona. A la vez las relaciones insumo producto son tan favorables como las últimas campañas y aún mejores en fósforo, por lo que el repago de la tecnología está en condiciones de ser muy interesante”, subrayó. 

Desde su punto de vista, “están las condiciones previas para lograr rendimiento, calidad y rentabilidad si trabajamos con una adecuada estrategia de nutrición”. 

OPTIMISMO. Los indicadores económicos son favorables al trigo. (Fertilizar)

Según los datos de Fertilizar, el aporte de fertilizantes en trigo se triplicó de 430 mil toneladas en 2009 a 1,5 millones de toneladas el año pasado. Así, los nutrientes aplicados en el cereal pasaron de representar el 18 por ciento del total de fertilizantes utilizado en 2009 para todos los cultivos (2,4 millones de toneladas), al 33 por ciento en 2019 (4,7 millones de toneladas). 

“La producción nacional de trigo aumentó 119 por ciento y el saldo exportable se multiplicó por seis. Esto se logró con un consumo de fertilizantes que se triplicó, mientras que la superficie aumentó un 88 por ciento”, remarcó Bassi. 

Rentable

Para Bassi, “los datos demuestran que el nitrógeno es la llave para lograr rendimiento y calidad”. 

En este marco, presentó datos tomados en Pergamino, uno de los sitios en los que Fertilizar tiene su red de ensayos, y en el que se evaluó el manejo frecuente de la fertilización en la zona versus planteos de alta productividad. 

Manejando el paquete de máxima producción, se alcanzaron 6.500 kilos por hectárea de trigo y 2.100 kilos de soja de segunda. El retorno de la inversión en nutrición fue del 62 por ciento, con una ganancia de 95 dólares por hectárea extra sobre 152 dólares extra de inversión para planteos de alto rendimiento. 

“Es una rentabilidad muy buena, incluso en condiciones no tan favorables que se dieron en Pergamino respecto a las condiciones climáticas de la campaña 2019/20”, remarcó Bassi.

Brechas

Por su parte, Martin Díaz-Zorita, coordinador del comité técnico de Fertilizar, destacó que la respuesta a las estrategias de alta productividad está garantizada. 

“Siempre a mayor dosis, mayor productividad. La fertilización es una práctica de mejora de rendimientos, con brechas del 10 al 30 por ciento sobre rendimientos frecuentes o sin fertilización. En promedio, alcanzan un 17 por ciento sobre el manejo actual de la nutrición”, resumió. 

También remarcó que la mayor producción de trigo luego también ayuda a elevar los rendimientos de soja de segunda: en promedio, la oleaginosa rinde 14 por ciento más que sobre modelos de trigo sin fertilizar. 

OPTIMISMO. Los indicadores económicos son favorables al trigo. (Fertilizar)

Para Díaz-Zorita, el nitrógeno y el fósforo son componentes imprescindibles de las estrategias nutricionales, pero también es fundamental el azufre, que en aplicaciones de al menos 10 kilos por hectárea mejora el rinde significativamente, así como también la eficiencia en el uso del nitrógeno. 

Otro nutriente que ya no puede faltar en un lote triguero es el zinc, que hoy escasea en el 70 por ciento de los suelos y que genera un aporte de por lo menos un cinco por ciento de rendimiento en estrategias de alta producción. 

Fuente: AgroVoz

Publicidad