5 de mayo de 2020 10:17 AM
Imprimir

Encuentran un vínculo entre la presencia de selenio en la dieta y la tasa de curación por COVID-19

CompartiremailFacebookTwitterUn estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition por investigadores de la Universidad de Surrey ha identificado una asociación entre la presencia de selenio en la dieta de los chinos y la afección por Covid-19. Dirigido por la profesora de medicina nutricional de la Universidad de Surrey, Margaret Rayman, el proyecto fue impulsado por investigaciones […]

Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition por investigadores de la Universidad de Surrey ha identificado una asociación entre la presencia de selenio en la dieta de los chinos y la afección por Covid-19. Dirigido por la profesora de medicina nutricional de la Universidad de Surrey, Margaret Rayman, el proyecto fue impulsado por investigaciones anteriores que revelaron disparidades en los niveles de selenio en China.

De acuerdo con la investigación, un cinturón de deficiencia de selenio se extiende desde el noreste hasta el suroeste del país, donde las poblaciones han registrado el estado de selenio más bajo y más alto del mundo.  

Rayman explicó que la cantidad de selenio que consumen las poblaciones depende del entorno en el que crecen los cultivos y las plantas que comen o de las que se alimenta el ganado que posteriormente es sacrificado.

El selenio es un oligoelemento esencial reconocido por sus amplios efectos, incluidos los efectos antioxidantes y antiinflamatorios. A diferencia de muchos otros micronutrientes, también se sabe que es un elemento tóxico. Cuando se consume en altas concentraciones, puede causar mal aliento, pérdida de cabello y uñas, trastornos del sistema nervioso y la piel, mala salud dental y parálisis.

Entre las fuentes de selenio se encuentra la carne junto a otros alimentos como el pescado o los cereales aunque en este último caso varía su presencia.

Los investigadores realizaron un análisis retrospectivo basado en la población utilizando la recopilación de datos en tiempo real del sitio web chino no gubernamental Baidu. El sitio proporciona actualizaciones diarias sobre los casos confirmados de COVID-10, los números curados y los números que murieron en cada provincia, municipio o ciudad. El equipo de Rayman comparó estos datos con los datos del estado del selenio de la población de la ciudad, obtenidos de muestras de cabello anteriores.

Al analizar los datos del 18 de febrero de 2020, los investigadores observaron que la tasa de curación dentro de la provincia de Hubei, de la cual Wuhan es la capital, era significativamente menor que en todas las demás provincias de China juntas. La tasa de mortalidad dentro de la provincia de Hubei fue significativamente mayor que la muerte en otras provincias chinas. Los resultados revelaron una asociación entre las tasas de curación reportadas para COVID-19 y el estado de selenio.

En la ciudad Enshi de Hubei, por ejemplo, la tasa de curación fue 36,4% más alta que en otras ciudades de Hubei, donde la tasa de curación fue 13,1%. Enshi es conocido por su alto consumo de selenio y su estado, en comparación con los niveles típicos en Hubei. “Tanto es así que se observó toxicidad de selenio allí en la década de 1960”, anotaron los investigadores.

Los investigadores reconocieron ciertas limitaciones en el estudio, entre otras cosas, que la asociación entre el selenio capilar y la tasa de curación COVID-19 se basó en datos de estado de selenio de la población de la ciudad que datan principalmente de 2011, y en algunos casos, antes. Además, no se pudieron recopilar datos de la ciudad o del paciente para ciertos factores de confusión, como diabetes, enfermedad respiratoria crónica e hipertensión.

“Somos plenamente conscientes de que la asociación mostrada está lejos de ser robusta a las críticas de confusión. En el mejor de los casos, apunta a la necesidad de más investigación, particularmente cuando se ve en el contexto de las asociaciones entre el estado del selenio y el resultado de la enfermedad que se encuentra con otros virus” , anotaron.

Para aquellos que viven en América del Norte, Venezuela, Japón y algunas partes de Australia, el profesor predice que las dietas serán suficientes en selenio. Sin embargo, los veganos y los vegetarianos tendrán una menor ingesta de selenio, ya que no comerán pescado, carne o aves, continuó.

El selenio también se puede tomar como un suplemento dietético.  “Si opta por un suplemento, recomendaría un suplemento multivitamínico y mineral que no tenga demasiado selenio”, aconsejó Rayman.

Fuente: Eurocarne

Publicidad