5 de mayo de 2020 16:02 PM
Imprimir

Producción porcina: la exportación una posible salida durante la crisis sanitaria

La pandemia también golpeó al negocio de la carne de cerdo: menor consumo de parte de restaurantes y hoteles y una disminución de la demanda por parte de chacinadores.

Una conjunción de varios factores afectó a la producción porcina que venía recuperándose y había producido el año pasado  según datos oficiales, 629.717 toneladas de res con hueso, el consumo interno por habitante fue de 14,58 kilos y las exportaciones alcanzaron las 25.575 toneladas.

Al cierre de restaurants hoteles por la cuarentena obligatoria y una menor demanda por parte de los industriales que tienen miedo de trabajar a pleno y han reducido el personal se sumó un periodo usual  de baja demanda de la carne de cerdo para la época del año, explicó Adolfo Von Ifflinger Granegg productor de cerdos y coordinador de la comisión de porcinos de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

“La época en que se dictó la cuarentena obligatoria coincide co un periodo de menor demanda en general en lo que es la parte industrial. En marzo  y abril, desciende el consumo y repunta a fines de abril. Así que este es un factor que se sumó y ahora están sobrando muchísimos animales”, señaló.

En cuestión de precios, el productor indicó que  “hay para todos los gustos y variedades. El capón se está ofreciendo hasta $  60 más IVA o incluso algunos $ 60 finales. Todo depende del comprador y el vendedor y la necesidad que tienen. Hay un remate de mercadería impresionante y eso está afectando gravemente  a la rentabilidad  del negocio”.

Proyecciones

Si la cuarentena continúa con el mismo nivel de rigidez actual, Von Ifflinger estimó que la crisis del sector se agudizaría mucho más. “Estamos tratando  de ver que pasa con la posibilidad de que el Estado nos ayude a organizar un volumen mayor de exportación para que ingresen productores que no estaban en el negocio. De todas maneras, es un proceso muy lento y la realidad es que en la coyuntura de hoy ya estamos jugando con -10”.

La normalización de las exportaciones a China sigue siendo la principal esperanza como motor para las exportaciones de carne de cerdo, agregó.

Por otro lado, “ponemos muchas esperanzas para lo que es la recuperación del precio en una herramienta nueva de comercialización de la Bolsa de Comercio de Rosario”, reveló el productor. La plataforma comercial ROSPORK  se pondría en marcha el mes que viene y será la primera en el país que permita la negociación electrónica de ganado porcino.

Fuente: El Litoral

Publicidad