6 de mayo de 2020 11:24 AM
Imprimir

La evolución de la COVID-19 reduce las exportaciones cárnicas australianas en abril un 2%

CompartiremailFacebookTwitterLas exportaciones de carne de vacuno australianas se han reducido en un 2% durante el pasado mes de abril en comparación con marzo y un 6,3% respecto a abril de 2019. Pese a la evolución de la COVID-19, la reducción en las ventas se puede atribuir también a un menor número de sacrificios por la […]

Las exportaciones de carne de vacuno australianas se han reducido en un 2% durante el pasado mes de abril en comparación con marzo y un 6,3% respecto a abril de 2019. Pese a la evolución de la COVID-19, la reducción en las ventas se puede atribuir también a un menor número de sacrificios por la falta de ganado para sacrificar según el Departamento de Agricultura australiano. La cantidad total exportada fue de 92.476 t.

Los niveles más bajos de sacrificios se explican también por un menor número de días para sacrificios y también por el hecho de que en abril de 2019, Australia estaba sacrificando animales a un ritmo más alto debido a la sequía.

Las ventas de carne de vacuno más destacadas en abril tuvieron como destino Japón con 23.850 t, un 10% menos que en marzo y un 8% más que en abril de 2019. En el conjunto del año las ventas a Japón han subido en un 5%.

China importó 23.788 t en abril y compró un 30% más de carne de vacuno que en marzo. Fuentes comerciales dicen que la cifra de abril contiene algo de tonelaje residual de los envíos realizados anteriormente, cuando las exportaciones australianas destinadas a China se desviaron temporalmente a otros destinos debido a dificultades de despacho de puertos relacionadas con COVID. Al parecer, algunos de esos envíos solo llegaron a su destino original previsto durante abril.

Podría decirse que el mayor impacto en el mercado de exportación visto este mes es Estados Unidos , donde los volúmenes de exportación australianos a los puertos de la costa este y oeste alcanzaron solo 15.536 toneladas durante abril. Si bien esa cifra bajó solo un 9% en marzo, en realidad bajó un 28% respecto a abril del año pasado.

La caída en ventas se debería fundamentalmente al cese de actividad en muchos casos del canal foodservice, principal punto de destino de las exportaciones australianas.

Fuente: Eurocarne

Publicidad