6 de mayo de 2020 20:48 PM
Imprimir

Advierten que el uso de semilla fiscalizada en trigo fue sólo del 52% en la campaña pasada

CompartiremailFacebookTwitterEn el marco del Lanzamiento de la Campaña Fina 2020-2021, evento organizado ayer por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), el Director Ejecutivo de la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro, remarcó la importancia de la utilización de la semilla fiscalizada para garantizar las próximas cosechas. En ese sentido, destacó que el porcentaje de la […]

En el marco del Lanzamiento de la Campaña Fina 2020-2021, evento organizado ayer por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), el Director Ejecutivo de la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro, remarcó la importancia de la utilización de la semilla fiscalizada para garantizar las próximas cosechas.

En ese sentido, destacó que el porcentaje de la legalidad del mercado de semilla de trigo para la campaña 2019 fue de sólo 52%, considerando semilla de uso propio, regalía extendida y fiscalizada.

“Los resultados de la incorporación tecnológica son altamente positivos para el aumento del potencial productivo. El desafío por delante es trabajar integrados en la cadena de valor, aportando mayor previsibilidad y planificación, fundamentales en el actual escenario”, sostuvo el dirigente.

Según los datos compartidos ayer por los especialistas de la BCBA, la Argentina puede alcanzar las 21 millones de toneladas de trigo, en la próxima campaña, con condiciones climáticas y de mercados favorables al cultivo.

Pese al contexto internacional de incertidumbre, generado por la pandemia del Coronavirus, Paseyro destacó que se afrontan muchos desafíos y compromisos. “La agroindustria es uno de los motores más importantes para la recuperación económica del país”, sostuvo.

Además, destacó el rol de la tecnología en la producción. “En los análisis advertimos las curvas positivas en la evolución de los rindes tanto de la cebada como del trigo, relacionadas fundamentalmente al mejoramiento genético por parte de los semilleros. Claramente la mayor inversión en investigación y tecnología es uno de los factores para el aumento del rinde y para mejorar la calidad final del producto”, afirmó.

Fuente: www.a24.com

Publicidad