6 de mayo de 2020 21:23 PM
Imprimir

Unión Europea : Economía Circular y la reutilización del agua para el riego, nuevo escenario regulatorio

CompartiremailFacebookTwitter La nueva regulación para la reutilización del agua destinada al riego se aprobará en breve, nos hacemos eco Posición (UE) nº 3/2020 del Consejo en primera lectura con vistas a la adopción de un Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los requisitos mínimos para la reutilización del agua Adoptada por el Consejo […]

La nueva regulación para la reutilización del agua destinada al riego se aprobará en breve, nos hacemos eco Posición (UE) nº 3/2020 del Consejo en primera lectura con vistas a la adopción de un Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los requisitos mínimos para la reutilización del agua Adoptada por el Consejo el de abril de 2020 y comentamos los aspectos más relevantes de esta medida para potenciar la Economía Circular mediante las aguas regeneradas para el riego agrícola.

La futura legislación establecerá los requisitos mínimos de calidad y control del agua establecidos en el Reglamento se refieren únicamente al uso de las aguas residuales urbanas tratadas para el riego agrícola.

También se dejará abierta una opción para otras posibles reutilizaciones del agua, distintas del riego agrícola, en tanto que los Estados miembros podrán utilizar aguas regeneradas para otros usos tales como los fines industriales y los medioambientales y recreativos.

Requisitos mínimos de calidad y control del agua

El futuro Reglamento sobre Reutilización del Agua tiene por objeto proteger el medio ambiente y la salud de las personas y los animales estableciendo requisitos mínimos, tanto para la calidad de las aguas regeneradas como para la supervisión del cumplimiento de la normativa, además de armonizar los principales elementos de la gestión del riesgo. Destacamos entre otros los requisitos de calidad, las frecuencias mínimas de control y los controles de validación de las aguas regeneradas para el riego agrícola.

1. Requisitos de calidad de las aguas regeneradas para el riego agrícola

2. Frecuencias mínimas del control rutinario de las aguas regeneradas para el riego agrícola

3. Controles de validación de las aguas regeneradas para el riego agrícola

(1) Los patógenos de referencia Campylobacter, rotavirus y Cryptosporidium también podrán emplearse para el control de validación, en lugar de los microorganismos indicadores propuestos. En ese caso, se aplicarán los siguientes objetivos de rendimiento (reducción de log10): Campylobacter (≥ 5,0), rotavirus (≥ 6,0) y Cryptosporidium (≥ 5,0).

(2) Se ha seleccionado colífagos totales como el indicador viral más adecuado. No obstante, si no es posible el análisis de los colífagos totales, se analizará al menos uno de ellos (colífagos F-específicos o somáticos).

(3) Se han seleccionado las esporas de Clostridium perfringens como el indicador de protozoos más adecuado. No obstante, las bacterias formadoras de esporas reductoras de sulfato son una alternativa si la concentración de esporas de Clostridium perfringens no permite validar la reducción de log10 solicitada.

Respectos a los parámetros objeto de control es importante comprobar que, si bien la Comisión es consciente de la problemática relacionada con los microcontaminantes y los microplásticos, no se han contemplado expresamente. Esto no quiere decir que no se vaya a supervisar la situación sobre estas sustancias, la Comisión se compromete a estudiar la situación para darle un tratamiento general, dado que tanto los microcontaminantes, como los microplásticos suponen un problema general.

Fomento y apoyo para la reutilización del agua

La nueva legislación considera necesario que los Estados deberán organizar campañas generales de información y sensibilización sobre el ahorro de recursos hídricos mediante la reutilización del agua para el riego agrícola. En línea con el fomento de estas medidas es necesario que exista información respecto a la cantidad y la calidad de las aguas regeneradas suministradas y el porcentaje de aguas regeneradas suministradas en el Estado miembro en relación con la cantidad total de aguas urbanas depuradas.

Por último, hay que tener en cuenta que la previsión es que una vez se apruebe el reglamento, tardará 3 años en ser aplicable, tiempo suficiente para mejorar los mecanismos de reutilización del agua

Fuente: Ainia

Publicidad