6 de mayo de 2020 21:43 PM
Imprimir

Preocupante: se derrumbó la exportación de lana santacruceña

La Federación de Instituciones Agropecuarias (FIAS) indicó a LOA que las exportaciones de lana y carne se han paralizado producto del Covid-19. Santa Cruz produce un promedio de “10 millones de kg de lana y 9 millones de kg de carne”.

El presidente de la Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz (FIAS), Miguel O’Byrne señaló que el agro santacruceño se encuentra paralizado producto de la proliferación del Covid-19.

Indicó a La Opinión Austral que la exportación de la lana se “ha derrumbado, no hay demanda”. El escenario se agravó por la decisión de Chubut de detener las fábricas. En ambas provincias se ubica el mayor número de empresas textiles dedicadas a la lana de alta calidad.

“En los últimos 90 días no se vende lana, se derrumbó el mercado y desapareció la demanda. De la misma manera sucedió con los frigoríficos”, aseguró O’Byrne, puntualizando que decidieron finalizar la temporada. Sin embargo, a pedido de los clientes no se cargan los contenedores, pues buscan renegociar “los precios”, mientras que otros tantos decidieron directamente cancelar los contratos.

Se redujo la demanda interna en el consumo de carneCompartir

Las perspectivas para este año estaban encaminadas para la carne, los pronósticos eran alentadores al indicar que Santa Cruz colocaría en el mercado internacional unos 3 millones de kilos de carne.

FIAS aseguró que previo a la paralización de los mercados partió un contenedor con carne santacruceña a China, pero quedaron unos cinco pendientes, “no está claro si se cargará o no”. En tanto, el consumo interno también se frenó, “no hay demanda en la Patagonia ni en el resto del país”, aseguró O’Byrne.

Toneladas

Los últimos registros de FIAS marcan que Santa Cruz produce un promedio de “10 millones de kilos de lana y unos 9 millones de kilos de carne”.

Con este potencial, la provincia se sostiene como el segundo territorio del país en la exportación de lana. Este complejo es una de las principales materias primas de la provincia, junto a la minería metalífera e hidrocarburos.

La cuarentena generó que Chubut “paralice las fábricas, profundizando la caída”, dijo O’Byrne. Asimismo, el productor no desconoce que en las crisis es una de las últimas industrias en recuperarse, ya que no se trata de una demanda esencial.

En otro orden, precisó que la esquila de la lana inicia entre agosto y septiembre, y los productores “se ven en la necesidad de activar el mercado para pagar la mano de obra”. “Se va a necesitar crédito para financiar este año malo, la lana bajó su precio en 2019 y ahora se ha paralizado la actividad”, dijo. Señaló que créditos a tasa alta no serán aceptados y buscarán activar un viejo método de financiación proveniente de las empresas laneras para la próxima esquila.

Publicidad